¿Puede el presidente de Indonesia mantenerse neutral mientras su hijo se postula para vicepresidente?

Indonesia

El presidente de Indonesia, Joko «Jokowi» Widodo, ha sido acusado de favorecer a ciertos candidatos a pesar de su promesa anterior de mantenerse neutral en las elecciones presidenciales y generales programadas para el 14 de febrero.

Elegido en 2014 y reelegido en 2019, Jokowi está constitucionalmente impedido de buscar un tercer mandato. Como funcionario en ejercicio y jefe de Estado, tampoco se le permite utilizar su cargo o recursos estatales para beneficiar a un candidato en particular.

Sin embargo, observadores y grupos de oposición han señalado que Jokowi ha estado promoviendo la candidatura electoral del Ministro de Defensa Prabowo Subianto, cuyo candidato a la vicepresidencia es el hijo del presidente, Gibran Rakabuming Raka.

Después de dos debates presidenciales en diciembre y enero, Jokowi solicitó a la Comisión Electoral General que cambiara el formato del programa, una medida que los analistas creen que tiene como objetivo aumentar las posibilidades de Prabowo, quien no logró un desempeño sólido durante el enfrentamiento en vivo con otros candidatos. Jokowi también ha visitado activamente provincias entregando subsidios en efectivo, lo que podría tener una influencia indirecta en ampliar el apoyo electoral a las candidaturas de Prabowo y Gibran.

No es la primera vez que se cuestiona la neutralidad de un funcionario estatal. Un panel judicial degradó al presidente del Tribunal Supremo, Anwar Usman, cuñado de Jokowi, por participar en un procedimiento judicial controvertido que redujo el límite de edad para los funcionarios electos de 40 a 35. Esta decisión, emitida días antes del registro de candidatos electorales, permitió que el hijo de 36 años de Jokowi se postulara para la vicepresidencia. Un panel ético concluyó posteriormente que Anwar «demostró haber violado el código ético de los jueces, específicamente el principio de neutralidad e integridad al no recusarse».

El exgobernador de Yakarta, Anies Baswedan, candidato presidencial de la oposición, mencionó la decisión judicial durante el primer debate presidencial, diciendo que:

«Muchas regulaciones se han torcido según los intereses de quienes están en el poder. Hay un milenial que podría ser vicepresidente, pero hay miles de otros mileniales, de la Generación Z, que se preocupan por la nación y están marginados. Cuando critican al gobierno, en lugar de eso, enfrentan violencia, incluso gases lacrimógenos.»

En Indonesia, un candidato presidencial necesita al menos el 50 por ciento de los votos para ser declarado ganador. Si no se alcanza la mayoría, se programará una segunda vuelta en junio. Prabowo lidera según las encuestas, pero sus números están por debajo del umbral del 50 por ciento. Esto podría ser la razón por la cual Jokowi ha estado tratando de ser más visible con Prabowo.

En un editorial, The Jakarta Post recordó al presidente:

«El genio está fuera de la botella y probablemente sea demasiado tarde para esperar que el Presidente cambie de dirección, pero tenemos la obligación moral de recordarle que se mantenga neutral en las elecciones y que la historia no lo juzgará amablemente por interferir en el proceso democrático.

En las últimas dos décadas, hemos tenido la tradición de que el titular se mantenga neutral en las elecciones generales y esa buena práctica debería continuar.

De lo contrario, el futuro de nuestra democracia está en juego.»

En respuesta a las críticas, Jokowi insistió en que se le permite respaldar candidatos.

«Un presidente tiene permitido respaldar candidatos y tomar partido, siempre y cuando no se utilicen recursos estatales en el proceso.»

Esta declaración recibió críticas de grupos de la sociedad civil. La Asociación por las Elecciones y la Democracia (Perludem) advirtió que «esto podría conducir a elecciones injustas y antidemocráticas» al fomentar que los funcionarios estatales muestren «sesgo político». La Coalición de la Sociedad Civil por Elecciones Limpias emitió un comunicado en reacción a las declaraciones del presidente:

«Esta declaración representa una amenaza significativa para las prácticas democráticas previas al día de votación el 14 de febrero de 2024. Permitir que el Presidente y los Ministros hagan campaña abiertamente podría dar lugar a conflictos de interés y prácticas fraudulentas potenciales en el terreno.

La parcialidad del Presidente ciertamente no puede tomarse a la ligera, ya que el Presidente tiene control total sobre los instrumentos de defensa y seguridad que pueden dirigir el apoyo público.»

La coalición instó a los Ministros en el Gabinete «a mantenerse profesionales en el desempeño de sus funciones estatales y a abstenerse de abusar de su poder por intereses políticos electorales».

En un editorial, el sitio web de noticias Tempo escribió sobre las graves consecuencias si Jokowi continúa actuando como el «portavoz» del tándem Prabowo-Gibran:

«Si continúa sin ser neutral para asegurar la victoria de Prabowo y su hijo, Jokowi perderá en dos aspectos. En primer lugar, en la segunda vuelta de votos en junio, la participación de Prabowo podría colapsar como resultado de la ira pública ante la falta de neutralidad del jefe de Estado. En segundo lugar, Jokowi será recordado como el peor presidente desde el inicio de la era de Reformasi. Debido a estos dos factores, Jokowi podría ser relegado al montón de cenizas de la historia.»

Nota: este es un artículo republicado de Global Voices por licencia Creative Commons Attribution 3.0. Link al artículo original.

+ posts

Activista y ex miembro de la Cámara de Representantes de Filipinas durante dos mandatos. Blogger desde 2004 en mongster's nest. Se unió a Global Voices en 2006.

Buscá en Reporte Asia