Hong Kong se prepara para debatir la ley de Seguridad Nacional

Hong Kong

El gobierno de Hong Kong ha incluido un nuevo conjunto de leyes de seguridad nacional propias de la ciudad en la agenda de la legislatura a principios de 2024.

La Oficina de Seguridad ha finalizado el borrador de la nueva ley y presentará el «Proyecto de Ley de Salvaguarda de la Seguridad Nacional (SNS)» a la Legislatura en las próximas semanas, alrededor del Año Nuevo Lunar Chino. Para prepararse para la legislación, el Jefe Ejecutivo John Lee les dijo a los legisladores el 25 de enero que el gobierno establecería un equipo de explicación para presentar el Proyecto de Ley SNS al sector empresarial y un equipo de refutación para rebatir las difamaciones en línea de la propuesta de ley.

Aunque Pekín impuso la Ley de Seguridad Nacional (NSL) en Hong Kong el 30 de junio de 2020, según el Artículo 23 de la Ley Básica, Hong Kong aún debe promulgar su propio conjunto de leyes para salvaguardar la seguridad nacional. El propuesto SNS «prohibirá cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión contra el Gobierno Central del Pueblo, o robo de secretos de Estado, prohibirá que organizaciones o entidades políticas extranjeras realicen actividades políticas en la Región y prohibirá que organizaciones o entidades políticas de la Región establezcan lazos con organizaciones o entidades políticas extranjeras».

Bajo la NSL impuesta por Pekín, la ciudad ha criminalizado cuatro delitos de seguridad nacional: terrorismo, secesión, subversión y colusión. La legislación actual busca abarcar más actos al prohibir traición, sedición, robo de secretos de Estado y lazos políticos extranjeros.

Un proyecto de ley listo para ser aprobado

Según se informa, el gobierno omitirá algunas consultas públicas. En lugar de presentar un proyecto de ley en blanco, presentará el proyecto de ley SNS en azul ante el Consejo Legislativo, lo que significa que el marco legal de la ley ha sido determinado y hay poco espacio para enmiendas adicionales. Además, después de que Pekín reescribiera las reglas de elección de Hong Kong en 2021, la recién formada Legislatura «solo patriótica» no tiene espacio para voces opositoras, por lo que es probable que el proyecto de ley se apruebe con pocas objeciones.

La transparencia del proceso de redacción de la SNSL ha generado algunas preocupaciones. Victor Dawes, jefe de la Asociación de Abogados de Hong Kong, enfatizó durante la apertura del año legal el 22 de enero que la consulta debe ser «transparente y exhaustiva» para refutar afirmaciones de que el gobierno no escucha al público. El presidente de la Sociedad de Derecho de Hong Kong, Chan Chak-ming, también destacó la necesidad de que el gobierno de Hong Kong defienda el proyecto de ley SNS y aclare malentendidos y conceptos erróneos sobre la situación en Hong Kong.

En cuestión de días, John Lee les dijo a los legisladores que lideraría un «equipo de explicación» para promover y explicar el proyecto de ley SNS al sector empresarial y la comunidad internacional, y establecería un «equipo de respuesta y refutación» liderado por Regina Ip Lau Suk-yee, Starry Lee Wai-king y Lai Tung-kwok para contrarrestar la propaganda de fuerzas hostiles y refutar afirmaciones falsas y difamaciones contra la legislación en las redes sociales.

Propaganda extranjera hostil

Lee les dijo a los legisladores durante la Sesión Interactiva de Preguntas y Respuestas en el Consejo Legislativo el 25 de enero de 2024:

«Habíamos fallado en aprobar la ley una vez. Realmente creo que los habitantes de Hong Kong han sido un poco demasiado indulgentes. No se dieron cuenta de lo peligroso que era el mundo o de cuántos villanos había. No sabían que los lobos estaban a cargo y que las fuerzas extranjeras, como tigres, estaban vigilando al gordo cerdo que era Hong Kong. […] Después de la dolorosa experiencia en 2019, vemos el riesgo para la seguridad nacional. Aunque seamos gentiles, debemos ser cautelosos contra los villanos, las fuerzas hostiles y el espionaje. […] Basándonos en la experiencia anterior, las fuerzas hostiles se dedicarían a trabajos de propaganda, especialmente en línea, para difamar y distorsionar la legislación. Si encuentran tales difamaciones y mensajes difamatorios en línea, espero que notifiquen al gobierno; estableceremos un ‘equipo de respuesta y refutación’ para contar la verdad al público en las redes sociales.»

¿Más vigilancia en línea?

Respecto a la propuesta del gobierno, muchos habitantes de Hong Kong simplemente la equiparan con un título oficial de la versión continental de los ’50 Centavos’ o el ‘Ejército del Agua de Internet’, quienes reciben pago por difundir narrativas a favor del gobierno en línea. Un caricaturista de Hong Kong exiliado expresó esta opinión a través de su dibujo:

Hong Kong

Desde la implementación de la Ley de Seguridad Nacional (NSL), la policía ha presentado cargos contra varios ciudadanos citando la ley de sedición colonial; las críticas contra la legislación del Artículo 23 rara vez se encuentran públicamente en plataformas locales de redes sociales.

El escritor de Hong Kong imaginó que la línea temporal pública de Facebook estaría inundada de expresiones sarcásticas de apoyo con respecto a la legislación:

«El principal desafío del ‘equipo de respuesta y refutación’ es que el equipo descubre que no hay voces opositoras a las que puedan refutar, ya que todos se atreven [al gobierno] con un ‘¡ninguna retirada de la legislación del Artículo 23! ¡Apruébenla lo antes posible!'»

Sin embargo, también hay preocupaciones de que el equipo pueda infiltrarse en grupos cerrados:

«¿Establecer un ‘equipo de respuesta y refutación’? ¿Implicará que el equipo se infiltrará en grupos de los habitantes de Hong Kong y difundirá mensajes allí? ¿Si no logran refutar sus puntos de vista, usarán la Ley de Seguridad Nacional (NSL) para descubrir las identidades de los usuarios y arrestarlos? ¿Entonces nosotros, los habitantes de Hong Kong, ni siquiera podemos expresarnos libremente dentro de los grupos? Después de la implementación de la NSL, muchos habitantes de Hong Kong han sido silenciados. No se pueden pronunciar consignas como ‘Revolución del tiempo’ y ‘Cinco Demandas’, y la canción protesta ‘Gloria a Hong Kong’ no se puede tocar ni cantar. Ni siquiera podemos corear ‘¡Vamos, Hongkongers!’ durante eventos deportivos…»

Nota: artículo republicado de Global Voices por licencia Creative Commons Attribution 3.0. Link al artículo original.

 

 

 

+ posts

Activista de los medios de comunicación, investigador y educadora residente en Hong Kong.

Buscá en Reporte Asia