Tres dimensiones para entender “una comunidad global de futuro compartido”

Reproducimos a continuación el paper «Tres Dimensiones…» de los profesores Wang Yiwei y Zhang Pengfei, que fuera originalmente publicado en el Asian Journal of International Affairs 2021, con la autorización de sus autores.

Resumen

Se propuso una Comunidad Global de Futuro Compartido para la humanidad (GCSF) a partir de la legalización del gran rejuvenecimiento de la nación china, la respuesta de China a las preguntas de nuestro tiempo, para promover el progreso humano haciéndose eco de la tendencia de los tiempos. Proporciona una nueva visión del mundo y tiene implicaciones significativas para el mundo. Sin embargo, la literatura actual es insuficiente para ayudarnos a comprender el concepto de manera integral. En este artículo, propondremos un modelo para entender GCSF desde tres dimensiones, en el que consideramos GCSF como un proceso, en lugar de un estado estático. Se dan tres dimensiones para comprender los aspectos conceptuales y prácticos de GCSF: la dimensión temporal, la dimensión espacial y la dimensión lógica. Argumentamos que debemos entender GCSF desde los ángulos de la historia, la realidad y el futuro. Comienza desde los países vecinos, luego los países en desarrollo, y finalmente se busca incluir a todos los pueblos del mundo. Además, el futuro compartido se basa en un futuro independiente y conectado. Se necesitan objetivos comunes, responsabilidades comunes y una identidad común para sentar las bases de GCSF. El modelo se puede adoptar para analizar el fenómeno político de GCSF en diferentes períodos y escalas. Dado que la Iniciativa Belt and Road (BRI) es el principal mecanismo de cooperación internacional para construir GCSF, adoptamos el modelo para analizar el caso de las relaciones entre China y Europa en el contexto de BRI.

Palabras clave: una comunidad global de futuro compartido, modelo dinámico, política exterior de China, Iniciativa de la Franja y la Ruta, Europa

Introducción

El mundo se divide y cae en el caos después de una larga paz en la unidad y se vuelve a unir del caos. Esto lo hemos sabido desde el principio de los tiempos.

Un claro cambio en la política exterior de China ha sido reconocido por el público desde 2012. Una serie de políticas exteriores marcaron una nueva etapa de la diplomacia de China, de la cual una comunidad global de futuro compartido (ren lei ming yun gong tong ti, GCSF) es el piedra angular. Debe quedar clara su relación con políticas anteriores como “un mundo armonioso”, así como con tradiciones como la “tianxia” en la antigua China. El artículo tiene la intención de proporcionar un modelo general para comprender la iniciativa global de China “una comunidad global de futuro compartido”. El concepto ha sido considerado como el valor central de la diplomacia de China y marcó el objetivo principal de la política exterior de China. Llamativamente, está incluido en la constitución de China y la constitución del partido del PCCh. Sin embargo, esto lleva a más escépticos sobre las implicaciones de la frase, y se considera como un medio para ejercer una influencia normativa en el mundo. Pero debemos admitir que, como una potencia en ascenso en el mundo, es comprensible que China busque promover nuevos valores para el mundo. Además, con respecto a su anterior estrategia de “diplomacia de bajo perfil”, dicha transición refleja la confianza de China en sus capacidades, cultura e instituciones nacionales y su ambición en el mundo futuro. Con la propia supervivencia de la civilización humana, vemos un mensaje claro de que GCSF es más que una herramienta política para la propia China, sino que implica un gran diseño de China. Por lo tanto, si buscamos captar las implicaciones genuinas del concepto, debemos ir más allá y examinarlo desde diferentes ángulos. Vemos que los funcionarios chinos tienden a poner GCSF en el contexto de la historia humana y de ciertas regiones. Por lo que conviene aclarar su significado a través de estos lentes. Además, la lógica detrás de esto es digna de descubrir.

Primero entender al PCCh, luego las relaciones

Sin embargo, la literatura actual sobre GCSF es abundante en volumen pero de rango limitado. La mayoría de los estudios se centran en la gran estrategia de China detrás de esto, prediciendo su impacto en el orden global. Aunque su naturaleza también está bajo exploración académica profunda, la mayoría de los académicos consideran que GCSF es más un concepto en mente que una guía para la acción, y solo cuando se interpreta el papel de GCSF en ciertas áreas, se reconoce una posibilidad más práctica. Aparte de eso, también se discuten las implicaciones de GCSF para la gobernanza global y las leyes internacionales. Sin embargo, hay una falta de enfoques para proporcionar una comprensión integral de GCSF. Por lo tanto, todavía parece un concepto vago, con ambigüedad.

La metodología del artículo es cualitativa mediante el uso de un modelo dinámico. Analiza documentos oficiales y rastrea el proceso de desarrollo de GCSF. Proporciona un modelo tridimensional para examinar tanto el concepto como la práctica de GCSF. El modelo incluye tres dimensiones: tiempo, espacio y lógica. Afirma que históricamente, GCSF se origina a partir de la cultura, las normas, las políticas existentes y toda la historia humana. Además, propone objetivos claros para el mundo contemporáneo y está orientado hacia el futuro. Espacialmente, la construcción de GCSF es un proceso de ampliación de los países vecinos al mundo en su conjunto a través de la cooperación en salud pública, cambio climático, etc., como lo indica COVID-19. Además, los campos tangible e intangible están incluidos en el proceso. Lógicamente, para las palabras de “futuro compartido”, GCSF es un avance de futuro independiente, futuro conectado y finalmente el futuro integrado y compartido. En este curso se deben enmarcar objetivos comunes, responsabilidades comunes y una identidad común.

El artículo procede de la siguiente manera. Habrá cuatro partes. La primera parte revisa la literatura actual relacionada con GCSF, incluidos aquellos que discuten las grandes estrategias de China y el propio GCSF, así como los temas relacionados. En la segunda parte presentamos nuestro modelo y se elaborará cada dimensión. En la tercera y cuarta parte, dado que la iniciativa Belt and Road (BRI) es el enfoque más importante para construir GCSF, adoptamos nuestro modelo para analizar los esfuerzos de China para construir GCSF con Europa en nombre de BRI. Primero usamos el modelo para estudiar BRI en general, y luego la cooperación de China con Europa en BRI.

Qué es y significa GCSF

“Una comunidad humana con un futuro compartido implica que el destino y el futuro de todas y cada una de las naciones y países están íntimamente ligados. Esto significa que nos mantenemos unidos en las buenas y en las malas, permanecemos juntos en las buenas y en las malas, y trabajamos para convertir este planeta nuestro en una gran familia armoniosa y hacer realidad la aspiración de la humanidad a una vida mejor”. La discusión sobre GCSF es diversa. Se ha prestado mucha atención al concepto después de que Xi Jinping hiciera cambios significativos en la política exterior de China. Varios académicos han observado que, en términos de Xi Jinping, la política exterior de China se está volviendo más asertiva. La política de bajo perfil de más de dos décadas de “diplomacia de bajo perfil”, que se presentó en la era de Deng Xiaoping, está siendo reemplazada por una más activa. Ellos creen que con las crecientes capacidades nacionales, China quiere más liderazgo en el mundo, y GCSF es el fruto de la búsqueda.

Se dan tres dimensiones para comprender los aspectos conceptuales y prácticos de GCSF: la dimensión temporal, la dimensión espacial y la dimensión lógica

Además, creen que GCSF refleja las crecientes capacidades nacionales de China y tiene implicaciones significativas para el orden mundial y regional. Fu Ying, un conocido ex diplomático chino, revela que GCSF es la nueva visión de China para el mundo. Ella enumera tres bases para el concepto: seguridad cooperativa, desarrollo común e inclusión política. Es una expresión moderada de las actitudes de China hacia los asuntos internacionales. Vladimir Yakunin es optimista sobre GCSF al decir que es crucial para la sostenibilidad del orden mundial. Nadège Rolland opina que el GCSF refleja la visión de China de un nuevo orden mundial, diferente al actual y más favorable a sus propios intereses y estatus. Zhao Xiaochun cree que GCSF es el objetivo principal de la política exterior de China y significa que China está entrando en una era de activismo global.

La historia responde por qué el PCCh tiene éxito en China

También hay una serie de académicos que tienen una visión más sospechosa. Etiquetan a GCSF como la ambición de China de tomar el liderazgo del sistema internacional. Mardell advierte que la política exterior de China bajo la presidencia de Xi Jinping es más activa que antes y busca un mayor liderazgo en la política internacional. Para él, el mensaje detrás de GCSF es que tanto China como el mundo están entrando en una nueva era, o un período de cambios. Pero desde una perspectiva a largo plazo, es más un retorno que un cambio. Smith interpreta la GCSF y toda la política exterior en los primeros términos de Xi Jinping como una búsqueda de legitimidad en el orden liberal liderado por Occidente, es decir, EE.UU. Adoptando los puntos de vista de la Escuela Inglesa, trata de comprender la visión actual del mundo de China en un contexto histórico, afirmando que “China está regresando rápidamente a su estado original en el mundo, aunque un mundo que no es de su creación”. China confía en su sistema político y espera remodelar el orden regional, lo cual es posible en la sociedad internacional. De manera similar, Jin Kai piensa que GCSF es parte de la ambición de China de asegurarse de ser un líder en el sistema global.

Por la naturaleza del concepto, ya sea una idea o una política práctica, la mayoría de la gente se inclina a aceptar la primera. Chen Xiangyang califica a GCSF como una perspectiva emergente sobre el orden mundial. Lams describe el GCSF como una narrativa que forma parte del discurso oficial de Xi Jinping, detrás del cual se encuentra una perspectiva global recíproca que se aparta del modelo de suma cero.

Aparte de ellos, Wang Fan cree que GCSF es tanto una teoría como una práctica significativa, que refleja la visión del mundo de China y aborda los problemas cruciales de la globalización y la seguridad internacional. Según Wang, hay cuatro pasos para construir una comunidad global de futuro compartido. El primero es partir del nivel regional, y los siguientes terceros son fortalecer el respeto, la igualdad, la comunicación y la cooperación.

También hay investigaciones sobre las implicaciones de GCSF para las regiones, en las que encontraron que GCSF es inspirador para la acción. Ding Jun y Cheng Hongjin se centran en las relaciones entre GCSF y la gobernanza de Oriente Medio. Consideran que la propuesta es adecuada para la diversidad cultural de la región y satisface las necesidades de la población local. Hoang Thi Ha adopta una posición más escéptica al examinar la respuesta de la ASEAN a la propuesta. Según su artículo, el peligro detrás de GCSF es que puede conducir a una relación asimétrica entre China y los países de la ASEAN. Como resultado, el Regionalismo Abierto seguirá siendo la mejor opción para la ASEAN. Tembe ha captado una parte crucial de las implicaciones de GCSF al reconocer que GCSF indica un adiós a la lógica de subordinación y alienta a cada país a adherirse a sus propios valores y modos de desarrollo. De ahí que sea aconsejable para la cooperación Sur-Sur.

Wu Xiaoming considera a GCSF como una alternativa al orden mundial actual y su enfoque está en la gobernanza global. Para él, GCSF encarna un orden mundial civilizatorio, que trasciende la lógica de la modernidad y es un nuevo modelo de gobernanza global. Opiniones similares son ampliamente compartidas en los círculos académicos de China. Por ejemplo, Gao Qiqi (2017) dice que los dos grandes desafíos de la gobernanza global, el desequilibrio estructural y el choque de civilizaciones, solo pueden resolverse con un modelo más equilibrado y equitativo, en el que el libre flujo de personas sea crucial. GCSF defiende este modelo.

La discusión sobre GCSF es diversa. Se ha prestado mucha atención al concepto después de que Xi Jinping hiciera cambios significativos en la política exterior de China

En relación con la gobernanza global, el derecho internacional también es un campo que se discute a menudo en la literatura de GCSF. James Crawford se enfoca en la parte relacionada con una comunidad global de futuro compartido en la Declaración Conjunta sobre la Promoción del Derecho Internacional, emitida por China y Rusia, diciendo que toca los principios básicos del derecho internacional.

Xu Fengna y Su Jinyuan descubren que GCSF es un elemento nuevo en la Resolución 72/250 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la negociación de la prevención de una carrera armamentista en el espacio ultraterrestre (PAROS). Creen que, en comparación con el “Patrimonio común de la humanidad” (CHM) y los “Beneficios e intereses de todos los países” (BIAC), el anterior principio rector de las negociaciones, GCSF es una mejor opción para guiar el proceso. Zhang Hui dice que GCSF es una respuesta a los problemas del derecho internacional y promueve el estado de derecho en las relaciones internacionales como defiende China, así como el poder normativo internacional de China. Además, también se analiza la importancia de GCSF para los derechos humanos, donde GCSF se ve como un eco de un concepto pluralista de los derechos humanos y una visión de los derechos humanos de los países en desarrollo. Además, también existen investigaciones que intentan comprender la GCSF en una perspectiva etnológica. Liu Chuanchun piensa que GCSF va más allá del concepto nacional y es una “construcción del sistema mundial”.

Sin embargo, falta un modelo integral que ayude a comprender el concepto de GCSF. Yu Sui trató de examinarlo desde cinco perspectivas: tiempos, pragmatismo, inclusión, demostración, universalidad. Son ángulos adecuados para ver GCSF pero no son sistemáticos en general. En un artículo inspirador, Xu Yanlin y Li Cong utilizan una estructura cronológica para ilustrar el significado de GCSF. Afirman que GCSF se puede interpretar en una perspectiva tridimensional. Para la historia, GCSF va más allá del orden mundial centrado en las naciones y, en cambio, promueve un orden centrado en la civilización. Para los temas contemporáneos, propone una visión de la justicia diferente a las principales teorías occidentales de la justicia. Indica un nuevo orden mundial sin políticas de poder ni hegemonía.

Sin embargo, estas investigaciones no han proporcionado un enfoque sistemático para comprender la GCSF. Como resultado, Zhang Denghua considera que GCSF no tiene un significado claro y se usa de manera incoherente en China. Esa ambigüedad haría difícil que los países en desarrollo la aceptaran, y mucho menos los países desarrollados. Incluso, dicho obstáculo es también causa de la desaprobación del concepto. El significado poco claro requiere más investigación para explicar GCSF.

El Síndrome Ruso de China

Además, la mayoría de las explicaciones actuales sobre GCSF se basan demasiado en los discursos de los funcionarios chinos y los documentos de política de China, que a menudo conducen más a un resumen de ellos que a una exploración académica. Este artículo también considera los textos oficiales como recursos importantes para la investigación, pero trata de decodificarlos en el contexto de diferentes dimensiones. Además, examina los hechos y prácticas durante todo el proceso de los esfuerzos de China para promoverlo.

Además, obviamente, la mayoría de las investigaciones se basan en una sola perspectiva y hablan de las implicaciones de GCSF. Pocas investigaciones se dedican a un modelo integral para analizar el propio GCSF. El artículo busca ayudar a llenar la vacante al proporcionar un modelo dinámico para comprender de manera integral una comunidad global de futuro compartido.

Una interpretación tridimensional de GCSF

En esta sección, presentaremos nuestro modelo tridimensional, que se centra en el proceso. No considera a GCSF como un camino hacia un cierto estado para el mundo. Más bien, se considera como una “caja” que debe llenarse con nuevas ideas y una combinación de tiempo, espacio y varias fases. Tiene cierta orientación fundamental pero hay mucho espacio para nuevas ideas para hacer uno aceptado mundialmente. Eso implica que cuando tratamos de evaluar la cooperación con fines de construir una comunidad de futuro compartido, debemos reconocer el contexto histórico, las medidas prácticas, las ubicaciones geográficas y las fases lógicas de la misma. De hecho, una comunidad global de futuro compartido en sí misma es un concepto multidimensional. Esto también significa que necesitamos un modelo complejo para comprenderlo.

Nuestro enfoque consta de tres dimensiones: tiempo, espacio y lógica. Cada dimensión tiene tres procedimientos para medir. Tal como lo expresamos, aunque la frase “una comunidad global de futuro compartido” indica un sentido de destino, toda la estructura detrás de ella es flexible.

Es innegable que GCSF contiene ciertas actividades estratégicas de China. Pero tal búsqueda debe integrarse con el interés común y expresarse de una manera que sea aceptable para todos. Por lo tanto, incluye necesariamente la historia común, los valores y las demandas del mundo. Esto es lo que ha ampliado el horizonte de las tres dimensiones y ha dado forma a lo que es GCSF.

Dimensión de tiempo

En primer lugar, debemos volver a las raíces culturales de GCSF para explorar sus esencias. Tradicionalmente, la visión del mundo de los chinos está influenciada por tres tipos de pensamiento con diferentes orientaciones: los pensamientos del karma del budismo crean la conciencia de los factores pasados ​​de la vida, la ortodoxia oficial, el confucianismo, se preocupa por los problemas de la vida actual y el taoísmo deja posibilidad para el futuro. Esta visión fomenta una perspectiva amplia de la cosmovisión y todavía tiene impactos en la política exterior de China en la actualidad.

La dimensión temporal se refiere a los orígenes, posiciones y objetivos de GCSF, lo que significa historia, realidad y futuro. Consideramos GCSF como una frase formada por las tradiciones e historia china y occidental. También proporciona ciertas pautas para el mundo contemporáneo. En última instancia, el concepto abarca los desafíos del mundo futuro y el GCSF en sí mismo es el núcleo de la solución.

Primero, debemos entender GCSF en el contexto de la historia. GCSF trata de activar tradiciones compartidas de paz duradera y seguridad común.

Es ampliamente aceptado que la base de GCSF es una combinación de la cultura tradicional china y la civilización occidental.

Un factor que se discute a menudo es el concepto tianxia (todo bajo el cielo) de China, que es una visión o estructura inclusiva del mundo profundamente arraigada en la filosofía china. Sin embargo, tianxia es más una imaginación y GCSF busca ser una realidad. Este último no es egocéntrico como el primero, porque eso es poco práctico e irrazonable. A medida que las tecnologías modernas han reconfigurado los vínculos entre los sistemas sociales y económicos de todo el mundo, el sistema internacional cerrado y unitario ya ha perdido sus fundamentos y valores. La única opción para GCSF es abrazar el futuro y trabajar en beneficio de todos en igualdad de condiciones. Tiene que abandonar también la práctica del Sistema de Tributos, donde China es el centro de sus seguidores. En este sentido, GCSF es un objetivo, un proceso y, en determinadas circunstancias, un hecho.

La mayoría de las explicaciones actuales sobre GCSF se basan demasiado en los discursos de los funcionarios chinos y los documentos de política de China, que a menudo conducen más a un resumen de ellos que a una exploración académica

Además, se ha relacionado con el marxismo. Se argumenta que las teorías de Marx sobre la historia mundial y la comunidad, así como la liberalización de los seres humanos, son parte de la base teórica de GCSF. Además, se basa en las políticas exteriores de China en las últimas décadas, como los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica. En particular, transformó la “Teoría de los Tres Mundos” de Mao en una comunidad común.

Lo que debe señalarse es que también proviene de los valores occidentales establecidos, especialmente los principios de soberanía del sistema de Westfalia, el humanitarismo internacional y los principios de la carta de la ONU. Lo crucial aquí es que GCSF adopta las reglas y normas fundamentales del orden mundial actual. Por lo tanto, no se trata de derrocarlo, sino de revivirlo de acuerdo con las nuevas situaciones del mundo.

Cómo ve China el conflicto entre Rusia y Ucrania

Es importante destacar que GCSF busca combinar la historia común de la humanidad, incluida la historia antigua, moderna y contemporánea de China, Occidente y la humanidad en su conjunto. Deberíamos entender GCSF colocándolo en la larga historia de los seres humanos. Sabemos que el sistema del mundo antiguo es multicéntrico y diverso, pero la conexión entre diferentes subsistemas internacionales y civilizaciones era inestable. Lo que significa para nuestro análisis es que GCSF puede verse como una restauración del mundo descentralizado en la era interconectada. El hecho de que tanto las tradiciones como la historia oriental y occidental sean la base de GCSF revela su intención de dar forma a valores comunes, que son indispensables para un mundo interconectado, pacífico y seguro.

En segundo lugar, GCSF es también una propuesta para el mundo contemporáneo, que pretende dar forma a la prosperidad común y un sistema internacional inclusivo.

GCSF responde quizás a la pregunta actual más crucial para China: con fuertes capacidades nacionales, ¿qué quiere a medida que actúa cada vez más vigorosamente en la arena internacional? Ruan Zongze argumentó que el GCSF se ha convertido en el valor central de la diplomacia de los principales países con peculiaridades chinas y el objetivo internacional (Sueño Mundial) del rejuvenecimiento de la nación china (Sueño Chino). GCSF deja en claro, como se describe en el discurso de Xi en la ONU en 2014, 2015 y 2017, cuáles son sus objetivos en cinco aspectos, a saber, los cinco pilares de GCSF: (1) Políticamente, construir una asociación igualitaria y confiable, en la que se requiere un nuevo enfoque de las relaciones de Estado a Estado, diálogos y comprensión mutua. (2) En materia de seguridad, propugna una visión de seguridad que sea justa sobre la base de la consulta mutua y persiga una seguridad común, integral, cooperativa y sostenible. (3) Para la economía, es construir un mundo de prosperidad común a través de una cooperación beneficiosa para todos. Aboga por un desarrollo interdependiente sin asimetría. (4) En cultura, busca aumentar los intercambios entre civilizaciones para promover la armonía, la inclusión y el respeto por las diferencias. (5) Ecológicamente, implica que la comunidad internacional debe hacer que el mundo sea limpio y hermoso mediante la búsqueda de un desarrollo verde y bajo en carbono.

Tal búsqueda es una interpretación de las principales políticas internas de China en conceptos que puedan ser aceptadas por la comunidad internacional. En el informe al XVIII Congreso Nacional del PCCh se establece “el Plan Integrado de las Cinco Esferas”. Durante el mandato de Xi Jinping, se etiqueta como la principal estrategia para construir el socialismo con características chinas. De hecho, las cinco esferas son idénticas a los cinco pilares de GCSF. Cada aspecto de ellos puede encontrar su contrapartida en las políticas internas de China. Esto refleja la visión de China sobre la gobernanza, una integración de la gobernanza nacional, la gobernanza regional y la gobernanza global. A medida que GCSF trata de establecer una red descentralizada, exige una gobernanza nacional coordinada de los países, que está relacionada con la dimensión lógica, que veremos a continuación.

En tercer lugar, GCSF es una propuesta de futuro: construir un mundo verde y sostenible, buscando un consenso dinámico global en los cambios tecnológicos que se avecinan.

La tendencia más obvia del mundo es que ha comenzado la Revolución Industrial 4.0, ya que la inteligencia artificial (IA), los grandes datos, el Internet de las cosas, etc., están remodelando la sociedad humana y a los propios humanos. Como se mencionó anteriormente, se argumenta que el mundo en el futuro será descentralizado, y lo que GCSF busca es solo una red de socios descentralizada. Para captar la tendencia de los tiempos, GCSF se orienta a los hechos en el futuro, porque si quiere importar en el mundo, debe captar las tendencias del momento y ser capaz de brindar soluciones a los problemas que puedan ocurrir en el futuro.

Un factor que se discute a menudo es el concepto tianxia (todo bajo el cielo) de China, que es una visión o estructura inclusiva del mundo profundamente arraigada en la filosofía china

Podemos ver esta inclinación en la gobernanza en áreas emergentes tales como alta mar, espacio exterior, cibernética y áreas polares. GCSF significa que no deben guiarse por la «regla de la selva» como los campos tradicionales. El desarrollo común es crucial para la estabilidad del mundo en el futuro. Por ejemplo, ahora la inteligencia artificial se está desarrollando rápidamente, pero el hecho es que alrededor de 840 millones de personas ni siquiera tienen acceso a la electricidad. Es posible que se marginen aún más con el desarrollo de la IA. El extremismo podría intensificarse a medida que las brechas sean mayores. Intenta evitar la tragedia en el futuro y buscar una especie de justicia mundial. Nuevamente, tales esfuerzos también se pueden encontrar en la política interna de eliminación de la pobreza de China.

El énfasis aquí es la palabra «común», que se discutirá más adelante en este artículo. GCSF es una forma de resolver los desafíos comunes mediante los valores comunes de diferentes culturas. En consecuencia, crea nuevos valores para la humanidad. Xi mencionó, en el debate general del 70º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, que “el mayor ideal es crear un mundo verdaderamente compartido por todos. La paz, el desarrollo, la equidad, la justicia, la democracia y la libertad son valores comunes de toda la humanidad y los nobles objetivos de las Naciones Unidas”.

Así, naturalmente, GCSF presta atención al tema más importante, el desarrollo sostenible, no solo en la economía, sino también en la cultura, el medio ambiente, etc. Promueve el orden mundial definido por la civilización y una visión holística de los seres humanos, que es diferente de la nación de mente estrecha y la perspectiva de la ideología. Para ello es necesario un nuevo tipo de relaciones internacionales y un modelo de desarrollo “verde”. En el contexto del discurso político de China, «verde» contiene una mayor búsqueda que la palabra «ecológico» en el contexto político de Europa. Es por eso que incluso vemos que en China las finanzas y el estilo de vida pueden ser “verdes”.

图片

Dimensión espacial

Esta dimensión trata de cómo debe construirse el GCSF. “Espacio” aquí debe usarse en su significado más amplio: no solo el rango de las áreas tradicionales, sino también las emergentes tangibles e intangibles, como aguas profundas, espacio exterior, cibernético, etc. Como podemos ver, geográficamente, el acceso principal de GCSF son las regiones vecinas de China, ya que comparten estrechos vínculos culturales, históricos y geográficos con ella. Además, se extiende a todos los países en desarrollo, con especial atención a los países del Sur. Una comunidad de futuro compartido para la humanidad es el objetivo final. Al mismo tiempo, va más allá de los campos tradicionales de gobernanza y juega un papel en la elaboración de reglas en los nuevos campos.

Primero, la construcción de GCSF es un proceso gradual de inclusión y apertura. Una vez más, comenzamos con el análisis de la base misma de la misma. Según el sociólogo Fei Xiaotong, tradicionalmente los chinos rurales ven el mundo a través de “un modelo ondulado”, en el que ven el mundo desde ellos mismos, luego desde las personas cerradas y gradualmente extendiéndose a las personas más. Esta teoría es inspiradora para nuestro análisis de los elementos geológicos de GCSF. Hay 14 países que limitan con China, lo que significa que un orden regional estable es crucial para ello. Xi dijo que «China siempre busca la amistad y la asociación con sus vecinos, y busca traer amistad, seguridad y prosperidad común a su vecindad».

Es cierto porque solo en un entorno regional estable puede China sobrevivir y prosperar. El primer paso de GCSF fue la comunidad de futuro compartido entre China y los países vecinos como Pakistán, Laos, Camboya y organizaciones como la Organización de Cooperación de Shanghái (SCO) y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), en las que BRI es un elemento crucial. manera de fortalecer la cooperación regional de China con estos vecinos.

Entonces, es más probable que los países en desarrollo, es decir, los países del Sur, le den la bienvenida. China afirma que los países en desarrollo se encuentran naturalmente en una comunidad de destino compartido y son los principales participantes del GCSF. China declara oficialmente que tiene las “cuatro confianzas” (si ge zi xin), respectivamente en su camino, instituciones, teorías y cultura. Por GCSF, espera generar tal confianza en otros países en desarrollo, por lo tanto, juntos pueden trabajar por un nuevo orden mundial. La clave del GCSF es que “todos los países deben dar forma conjunta al futuro del mundo, participar en la redacción de normas internacionales, gestionar juntos los asuntos mundiales y garantizar que los resultados del desarrollo sean compartidos por todos”. Indica que los países en desarrollo son los mejores socios para que China establezca un nuevo patrón en el mundo. Por lo tanto, China trabajará en estrecha colaboración con ellos al principio.

Iniciativa Global de Seguridad e Iniciativa Global de Desarrollo

Convertirla en una comunidad global de todos los pueblos es la etapa final. Actualmente, los problemas del mundo se originan en parte por el declive del orden mundial, y la incertidumbre permanece después de la elección del presidente estadounidense de 2020. Si el modelo actual no funciona bien, entonces se requieren nuevos valores para arreglarlo. GCSF pretende proponer un nuevo modelo y hacerlo más inclusivo, pero no cambiarlo. En el estudio grupal número 27 del politburó del PCCh, Xi dijo que “Más desafíos en el mundo exigen una reforma más rápida del sistema de gobernanza global”. Para Xi, un sistema de gobernanza global justo debe basarse en intereses comunes, resolver disputas a través de la cooperación y enfocarse en el desarrollo conjunto.

Para captar la tendencia de los tiempos, GCSF se orienta a los hechos en el futuro

En segundo lugar, GCSF cubre áreas de áreas tradicionales y emergentes. A pesar del espacio geográfico tradicional, GCSF también incluye la gobernanza en los campos emergentes. Por iniciativa, GCSF se enfoca en los campos de puntos críticos, donde las reglas ya se escribieron pero los conflictos persistieron. Por tanto, un nuevo modelo de cooperación responde a las expectativas de los países desfavorecidos. Entonces, es probable que los nuevos campos como el ciberespacio, el espacio exterior y la gobernanza polar sean el lugar para poner en práctica el GCSF, ya que existe un vacío de normas y reglas y se necesita un consenso de cooperación e inclusión para escapar de la injusticia que se ve en las áreas tradicionales.

Además, se espera que se expanda y cubra el mundo virtual, como una cibercomunidad de futuro compartido. Es probable que la transición a un mundo virtual o semivirtual sea la más importante del siglo. La naturaleza de las nuevas tecnologías hace que el espacio virtual sea esencialmente diferente al espacio tradicional. Por ejemplo, Block-chain conduce a un sistema descentralizado, pero la gobernanza global se basó en gran medida en la hegemonía en la experiencia pasada. Por lo tanto, la comunidad internacional tiene que revisar su propia acción de código y busca una nueva forma de cooperación y GCSF, como dice China, puede ser la solución. Es por eso que GCSF también cubre áreas más abstractas como la tecnología y las humanidades. Para estas áreas, China aboga por que los principios que guíen los nuevos campos sean la paz, la soberanía, el beneficio mutuo y la gobernanza común, en lugar de juegos de suma cero.

Dimensión lógica

La lógica de GCSF es reducir gradualmente las brechas cognitivas de los intereses y valores nacionales y construir una identidad común. Hay tres etapas para construirlo.

图片

Primero, construir un futuro independiente. Durante décadas, los países están profundamente arraigados en el sistema internacional guiado por los EE. UU. Si China busca cambiar el rumbo, es evidente que los alienta a reducir su dependencia de los EE. UU., es decir, a “ser independientes”.

Para hacer esto, China aboga por una asociación de seguridad confiable, que es diferente del sistema de alianzas bilaterales, donde los países asiáticos dependen de EE. UU. para la seguridad pero de China para la economía. GCSF encarna el deseo de China de que todos los países reduzcan la dependencia de EE. UU. y Occidente.

Cuando Xi dijo que «el núcleo del GCSF es que el futuro de un país debe ser decidido por su gente, todos deben proponer reglas internacionales, los asuntos internacionales deben gestionarse juntos y los frutos del desarrollo deben ser compartidos por todos los países», dijo. está indicando una salida del sistema de alianzas. De manera similar, BRI promueve el desarrollo independiente, que es diferente del concepto de transferencia de soberanía de la UE.

En segundo lugar, construir un futuro conectado. Independencia no significa aislamiento. El futuro independiente de los países debe estar conectado por una red de socios. La seguridad y la economía coordinadas solo se pueden lograr cuando se respetan los esfuerzos de los países por desarrollarse, pero también se requiere interconectividad. Aquí, el papel de BRI es crucial. El núcleo de BRI es facilitar la construcción de infraestructura y la interconectividad, mejorar la complementariedad y la sinergia entre las políticas y estrategias de diferentes países, dependiendo de la cooperación práctica, coordinando el desarrollo en diferentes regiones y campos y logrando la prosperidad juntos. Es fomentar vínculos de asociación intercontinental por proyectos y cierta institución como AIIB. Para China, este proceso también es visto como la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales.

Tercero, construir un futuro compartido y enfatizar puntos en común mientras se reservan las diferencias. Aunque el mundo es diverso, hay recuerdos, situaciones y búsquedas comunes de ellos; por lo tanto, se puede buscar una identidad y un futuro comunes. Como dijo Fei Xiaotong: “Apreciamos nuestra propia cultura, pero también las demás. Cuando todas las culturas puedan ser apreciadas por todos, se logrará la Gran Armonía”. El concepto de GCSF contiene las ideas de redes conjuntas, simpatía por todos, valores comunes, responsabilidades colectivas y beneficio mutuo. En consecuencia, BRI enfatiza la asistencia mutua y la igualdad y defiende la búsqueda común en las diferencias, la inclusión y los diálogos. Se diferencia del exclusivo sistema de alianzas de Estados Unidos en que China considera muy importante la apertura, la inclusión, la armonía y la coexistencia.

China afirma que los países en desarrollo se encuentran naturalmente en una comunidad de destino compartido y son los principales participantes del GCSF

Durante el proceso, se deben establecer tres valores comunes. Es decir, son objetivos comunes, responsabilidades comunes y, finalmente, una identidad común. Los objetivos comunes son reducir el argumento sobre la globalización. Ahora, la incertidumbre del mundo radica en gran medida en el hecho de que la globalización está en problemas. La solución de GCSF es crear objetivos comunes para que los países los persigan juntos. Las responsabilidades comunes son resolver el conflicto de intereses de los países para lograr el desarrollo conjunto y la paz. La identidad común tiene como objetivo reducir las diferencias entre los valores. El objetivo final de GCSF es similar al mundo kantiano, donde los países son amigos. Pero no se logra por asimilación, sino por permanecer en las diferencias. Este es también un objetivo del pensamiento tianxia de China, ya que la inclusión busca la armonía, no la homogeneización. GCSF intenta encontrar los valores comunes y evitar la confrontación de ideologías y el llamado choque de civilizaciones.

La lógica del GCSF descrita aquí implica que la política exterior de China ha evolucionado hacia una nueva fase. Desde la fundación de la República Popular China, ha propuesto varias políticas exteriores históricas. Los primeros son los Cinco Principios de la Coexistencia Pacífica y la teoría de los “Tres Mundos”. Luego, cuando China se involucró gradualmente en el sistema internacional, propuso un ascenso pacífico y la perspectiva de un mundo armonioso. GCSF está en línea con estas políticas en esencia, pero expresó diferentes aspiraciones debido a su contexto cambiante. La coexistencia pacífica es más una descripción estática de las relaciones internacionales, mientras que GCSF indica una interacción activa en la coexistencia. El ascenso pacífico es una especie de autoexpresión y un mundo armonioso comenzó a esbozar la perspectiva global de China. Ahora GCSF es una descripción completa del orden global y la naturaleza de las relaciones internacionales imaginadas por China. Va más allá de un mundo armonioso ya que incluye varios actores, las organizaciones no gubernamentales, las organizaciones internacionales, las empresas transnacionales, etc.

图片

BRI y GCSF

En las siguientes partes, adoptamos nuestro modelo para examinar el proceso de construcción de GCSF por BRI, con el foco en Europa. Las razones por las que lo seleccionamos radican en el hecho de que el BRI es el más importante para demostrar el núcleo de GCSF y Europa es un socio crucial para que China construya GCSF, ya que ahora está conectado directamente con China a través de BRI, que es oficialmente parte. de GCSF, y los esfuerzos más importantes para construir este último. Se acepta que la cooperación China-Europa es apoyada por BRI. Argumentamos que en este proceso, las tres dimensiones de GCSF son esclarecedoras. En concreto, la dimensión temporal se refiere a la base y las ideas rectoras de la cooperación BRI, la dimensión espacial y la lógica se pueden entender en el procedimiento de promoción de la iniciativa. En esta sección, primero reexaminamos el BRI desde la perspectiva de GCSF, luego analizamos el caso de la cooperación China-Europa bajo su marco en la siguiente parte.

BRI, el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y la Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI, es un producto de la historia. Geográficamente, BRI está profundamente arraigado en la historia de Eurasia. Antes del Descubrimiento Geográfico, el centro del mundo era Eurasia y la Ruta de la Seda es la principal ruta comercial, mientras que Europa estaba en el margen terrestre. Sin embargo, cuando se desarrolló el comercio marítimo, el océano se convirtió en el centro de comercio por lo que el transporte marítimo era más barato y las cadenas de valor se establecen a lo largo de las costas. Por lo tanto, es razonable que los países sin litoral anhelen la reactivación de la Ruta de la Seda para reducir la brecha de desarrollo entre ellos y las regiones costeras. Pero los países marítimos también pueden aceptarlo, ya que BRI va más allá de la tradicional Ruta de la Seda y el Océano Destacado.

Para ambas partes, los planes de BRI siguen los cinco pilares de GCSF. En el discurso abierto en el primer Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, Xi Jinping dijo: “En términos de realidad, nos encontramos en un mundo lleno de desafíos. El déficit de paz, desarrollo y gobernabilidad plantea un desafío abrumador para la humanidad”. Para resolver los tres déficits, mencionó la civilización de la Ruta de la Seda de 2000 años de historia, que “encarna el espíritu de paz y cooperación, apertura e inclusión, aprendizaje mutuo y beneficio mutuo”, por lo que China llama a construir la Franja y la Camino hacia un camino para la paz, la prosperidad, la apertura, la innovación y un camino que conecte diferentes civilizaciones.

GCSF encarna el deseo de China de que todos los países reduzcan la dependencia de EE. UU. y Occidente

Lo que debe tenerse en cuenta es que el BRI está estrechamente relacionado con la aspiración de rejuvenecimiento de China. No es solo el rejuvenecimiento de China, sino el de la Ruta de la Seda y las civilizaciones fluviales y del interior, que no es expansiva y completa como la civilización marítima. En resumen, el nuevo orden defendido por BRI debe interpretarse en el contexto de la civilización. En consecuencia, la geopolítica global y la globalización se reformarán.

Pero BRI no es una estrategia geopolítica. La ubicación geográfica no solo puede determinar la esfera política, sino también facilitar la cooperación. La geografía, la economía regional y las empresas tradicionales son la clave de la geoeconomía. BRI está impulsado principalmente por la conectividad entre el mar y la tierra, es decir, «un marco de conectividad general que consta de seis corredores, seis rutas de conectividad y múltiples países y puertos». Como muestra nuestro análisis, BRI comienza desde los países vecinos de China. El hecho de que el primer uso del término Cinturón Económico de la Ruta de la Seda fuera en Kazajistán y que Xi propusiera la Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI en Indonesia, dos países vecinos de China, es la evidencia que revela su prioridad en la BRI. Como resultado, los proyectos más fructíferos también están en estos países, como el Corredor Económico China-Pakistán.

Además de los países vecinos, BRI se centra en los países en desarrollo. Para estos países, China propuso “un enfoque correcto de la justicia y los intereses” para reducir sus preocupaciones y buscar una comunidad de intereses y responsabilidades compartidas. Lo que debe tenerse en cuenta es que cuando se invierte en infraestructura en estos países, China no solo quiere recuperar la inversión, sino que también hace hincapié en la preservación de la cultura. Por ejemplo, la Línea Rosa del Metro de La Meca, una ruta de peregrinación para los musulmanes, no se construyó simplemente por consideraciones económicas o políticas, sino religiosas y psicológicas. Como la primera línea rosa en árabe saudí, está ubicada en La Meca, la tierra santa del mundo islámico, para reducir la presión del tráfico en la ruta de peregrinación. Un ejemplo similar son los Corredores Culturales para Budistas China-Nepal-India.

Fortune Global 500: Los ingresos de los gigantes chinos superan a los de los estadounidenses

Oficialmente, guiada por los principios de consulta, contribución y beneficios compartidos, construir BRI es la práctica de China para construir una comunidad compartida con los países a lo largo de BRI. Para que otros países confíen en él, China ha proporcionado más bienes públicos, especialmente en campos emergentes como Internet. Esto se puede lograr mediante una nueva versión de BRI o en el marco de una alianza de infraestructura global o una agencia de desarrollo internacional. BRI es alentar a los países a seguir su propio camino de desarrollo y promover la industrialización de los países. Busca que los países sean más independientes en la economía y la política. Solo con la infraestructura y la inversión suficientes, puede ser posible la prosperidad de los países en desarrollo y el ascenso de las potencias emergentes. Para participar en el programa, los países establecieron sus propias estrategias de desarrollo, como la Iniciativa «Bright Path» de Kazajstán.

A partir de los países vecinos, BRI se extendió gradualmente a países europeos como Italia y Grecia. Además, BRI promueve la cooperación en finanzas, seguridad, recursos hídricos, etc. Cubre más áreas geográficas y áreas de gobernanza en el proceso de construcción.

Más importante aún, la interconectividad es el enfoque de China para construir una comunidad de futuro compartido con los países vecinos. Como dijo Xi, si la Franja y la Ruta se comparan con las dos alas de una Asia en alza, entonces la conectividad es como sus arterias y venas. Por los proyectos de BRI, las “víctimas” de la geopolítica, los países en los cinturones de fractura de las placas, se han convertido en los beneficiados de la interconectividad de Eurasia, como los Países de Europa Central y Oriental (PECO) como Serbia y Polonia. , que ahora son el nudo de la Ruta Express Tierra-Mar China-Europa y el país líder de la cooperación «17+1» entre China y los PECO y se unió al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB). Uzbekistán, un país sin salida al mar, es ahora un punto de enlace en el Corredor China-Asia Central-Asia Occidental. Cuando China trata de promover un valor, debe hacer que otros se beneficien de él.

BRI, el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y la Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI, es un producto de la historia

El objetivo final de BRI es lograr el desarrollo sostenible y la armonía entre civilizaciones y sistemas políticos, lo cual es indispensable para la estrategia de rejuvenecimiento de China y la construcción de GCSF. Como nación secular, China no tiene preferencia por una determinada religión, por lo tanto, lo que más desea es la coexistencia de ellas, ya que hará que la región sea estable. BRI está tratando de unir tres civilizaciones mundiales: la civilización china, la civilización islámica, la civilización cristiana, a través de ferrocarriles, carreteras, líneas aéreas, barcos, túneles, cables y redes.

En resumen, desde la perspectiva del tiempo, BRI se basa en la Ruta de la Seda en la historia y busca revivir los espíritus de la misma. Actualmente, tiene como objetivo promover la cooperación de la región en economía, seguridad, desarrollo sostenible e intercambios entre pueblos. Intenta afrontar los retos del futuro poniendo como prioridad la interconectividad, que es una visión del mundo descentralizada y adecuada al mundo futuro.

Espacialmente, parte de los países vecinos como Pakistán y Kazajstán. Luego se extendió hacia el oeste y llegó a Europa y África. Se establecen proyectos más prácticos en los países vecinos y en vías de desarrollo, y se establecen nuevos campos de gobernanza a medida que avanza la cooperación en áreas tradicionales, que siguen la secuencia espacial de nuestro modelo.

Lógicamente, China coopera con las estrategias de desarrollo independiente con diferentes países, como la Eurasia Alliance de Rusia en el marco de BRI. Luego conecta estas estrategias y las coordina. Finalmente, persigue la armonía entre diferentes tipos de civilizaciones.

Europa en el contexto de BRI y GCSF

Si admitimos que BRI es la mejor exhibición de GCSF, el caso de BRI ayudará a ilustrar su esencia y formas. Aunque no se firman ciertos acuerdos generales entre China y la UE en nombre de GCSF, Europa es crucial en BRI. La cooperación entre Europa y China bajo el nombre de proyecto BRI es abundante y, por lo tanto, es un ejemplo adecuado para mostrar el proceso. Su distancia y diferencias culturales hacen de la relación China-Europa una plataforma donde se encuentra la principal fractura de GCSF.

Para empezar, su cooperación tiene sus raíces en la historia. Históricamente, China y Europa estuvieron conectadas por la Ruta de la Seda, solo se bloquearon debido al ascenso de Osman Turquía. Cuando los europeos no pudieron comerciar con China, se vieron obligados a ir al mar y comenzó el período colonial. Como resultado, China y Europa se desvincularon. BRI vuelve a conectar Eurasia y revive la historia. Además, hace que la cooperación entre China y Europa sea continental.

China y Europa están reconectadas por BRI ahora. Europa es la terminal de la antigua Ruta de la Seda y ahora un socio crucial para BRI. En el espacio, los seis corredores económicos de BRI convergen en Europa. Proyectos como el ferrocarril China-Europa mejorarán la movilidad y la conexión de Eurasia, lo que ayudará a Europa a ejercer más influencia en la región del Pacífico y mejorará en gran medida su comercio internacional.

Perú y China fortalecen sus relaciones bilaterales

A más largo plazo, ayuda a promover la regionalización y la integración de la UE. Aunque BRI no se puede comparar con la UE en la integración ahora, se han realizado cambios significativos. Está siendo cada vez más regulado y el concepto de “esbelto, limpio, verde” y los principios dorados de “consulta, contribución y beneficios compartidos” son ampliamente aceptados en todo el mundo y promueven un nuevo concepto de gobernanza global. También ayuda a difundir las ideas de Europa y hacerlo práctico. Los altos estándares de la UE no funcionan en algunas áreas en desarrollo, donde China ayuda a crear condiciones para su implementación para que la UE pueda desempeñar mejor su papel como poder normativo. La propuesta de China de “cinco conexiones” amplía el alcance de los “cuatro flujos principales”.

La cooperación entre China y BRI también sigue la secuencia de las dimensiones espaciales en el modelo. La región cerrada, los países de Europa del Este, es el frente. BRI mejora la cooperación 17+1 entre China y los PECO, lo que puede demostrarse en la Agenda de Mediano Plazo para la Cooperación entre China y los países de Europa Central y Oriental. Anteriormente, la cooperación 17+1 es subregional, pero BRI la ayuda a convertirse en transregional al promover su interconexión por tierra, aire, mar e Internet. Ahora incluso el norte de África y Oriente Medio pueden vincularse a dicha conexión. Los frutos de tal tipo de interconexión son sistemáticos y múltiples. Por ejemplo, los beneficios del ferrocarril Hungría-Serbia van más allá del beneficio económico a corto plazo para estos dos países. Es parte de la línea exprés tierra-mar desde El Pireo a través de la península de los Balcanes hasta el área central de Europa.

Por otro lado, tiene la capacidad de interconectar países europeos y reducir sus brechas internas de desarrollo. Por ejemplo, ahora muchos productos de la UE se transportan desde Rotterdam y Amberes a países del Este. Ahora, con los proyectos portuarios de BRI en Grecia e Italia, las direcciones del comercio pueden ser más equilibradas. Los proyectos como el ferrocarril de Luxemburgo a Zhengzhou han ampliado el ámbito de influencia de Europa. La interconexión de las cuatro formas de transporte y comunicación (terrestre, aérea, marítima e Internet) es esencialmente diferente del modo actual. Mejora la integración regional a la interconexión global, lo que beneficiará a más áreas dentro y fuera de Europa.

desde la perspectiva del tiempo, BRI se basa en la Ruta de la Seda en la historia y busca revivir los espíritus de la misma

El modo tradicional de globalización está dirigido por un triángulo en el que Estados Unidos es el motor, China es el mercado de aplicaciones y ofertas y Europa crea las normas. Sin embargo, la estructura está dañada ahora. Después de la cumbre del G7, el canciller de Alemania dijo que “los tiempos en los que [Alemania] podía depender completamente de otros han terminado en parte… Nosotros, los europeos, realmente tenemos que tomar nuestro destino en nuestras propias manos”. Para Europa, China ofrece una nueva oportunidad. Europa ocupa una posición destacada en la cadena industrial, la cadena de valor y la cadena de suministro de la globalización. A medida que BRI está empujando el centro del mundo de regreso a Eurasia, Europa nuevamente encuentra la posibilidad de desempeñar un papel en el centro del mundo, lo cual es facilitado por Eurasia Bridge y los 35 Eurasia Express.

BRI también crea nuevas posibilidades para la globalización. 23 países de la UE, incluidos trece países de los 17+1 miembros de la cumbre, han firmado varios memorandos con China para mejorar la cooperación, como la cooperación Siemens-CRRC y el memorando de inversión financiera entre los Países Bajos y China. Significa que la mayoría de los países de la UE han participado en BRI, lo que generará una mayor cooperación en diferentes áreas entre ellos.

El resultado esperado de tal cooperación es un sentido de identidad común. Bruno Maçães, secretario de Estado para Europa de Portugal, dijo en un artículo del Financial Times que “la separación artificial de Europa y Asia no puede sostenerse en el mundo interconectado de hoy… Solo hay una manera de que Europa escape de su trampa geopolítica: también debe abrazar su vocación euroasiática”.

Refleja la bienvenida de las élites europeas al BRI y también la posibilidad de construir una comunidad de destino compartido para China y Europa.

Aquí podemos encontrar que China y Europa basan GCSF en su historia y tradiciones comunes. Luego hacen progresos en la economía, especialmente en la construcción de infraestructura. Los países de Europa del Este, que están más cerca de China y los países en desarrollo en la economía, son los principales socios de China para hacer una declaración oficial para construir juntos GCSF.

Además, China coopera con ellos por separado al principio, en formas como la cooperación de terceros. Gradualmente, estos proyectos se conectan mediante plataformas en niveles superiores. Finalmente, se puede lograr un mayor nivel de integración en Europa y se pueden crear relaciones más estrechas.

Discusión y conclusión

Una serie de políticas exteriores bajo la presidencia de Xi Jinping han marcado que China va a abandonar su enfoque de más de cien años de simplemente aprender de Occidente. Ahora China exhibe su propia visión del mundo y su visión de la historia basada en su propia cultura. Está tratando de combinar tres cosas en una estructura completa: las tradiciones chinas, las tradiciones occidentales y las tradiciones marxistas. Además, trata de resolver una paradoja: si China siempre enfatiza que no interfiere en los asuntos demoníacos de otras naciones, ¿cómo puede afirmar que debe asumir más responsabilidades internacionales? Aquí, vemos el papel de GCSF. Está reconstruyendo el Partido Comunista Chino de la revolución a la construcción, del internacionalismo al globalismo. Aunque ahora no podemos predecir el resultado de tal intento, su existencia implica que debemos examinar la política exterior de China desde una perspectiva más amplia que nunca.

En este artículo, proponemos un modelo dinámico de tiempo, espacio y lógica para analizar el concepto de GCSF de manera integral. Argumentamos que GCSF vincula la historia y las tradiciones occidentales y chinas, así como toda la historia de los seres humanos. Es práctico en la realidad y está orientado hacia el futuro. Comienza desde las áreas vecinas de China y se extiende a los países en desarrollo en primer lugar, porque comparten una historia y una visión del mundo similares a las de China. Una comunidad de futuro compartido para la humanidad es la última etapa de todo el proceso. Además, sigue la lógica de independizarlos, conectarlos y hacerlos coexistir. Para ilustrarlo, el modelo estudia los ejemplos de BRI y Europa. GCSF es el objetivo final de BRI. Tiene la intención de crear una nueva identidad común de «nosotros» y una nueva civilización mundial de Gran Armonía.

Acerca del autor

Es profesor Jean Monnet Chair, director del Instituto de Asuntos Internacionales, director del Centro de Estudios de la Unión Europea y vicepresidente de la Academia de Pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con Características Chinas para una Nueva Era de la Universidad de Renmin, China.