La historia responde por qué el PCCh tiene éxito en China

Mao China
Mao Tse-Tung, una figura de peso en la historia de China y del Partido Comunista de ese país.

China celebró el martes pasado la Cumbre del Partido Comunista de China y de los Partidos Políticos Mundiales, con el objetivo de fortalecer el entendimiento y el aprendizaje mutuos, a fin de promover el desarrollo nacional e internacional para el bienestar de las personas en todo el mundo.

El Partido Comunista de China (PCCh) ha recorrido un viaje de 100 años, logrando muchos logros notables en el camino, ganándose el lugar que le corresponde en el esquema global. Para comprender plenamente el papel del PCCh en el desarrollo social y político de China, hay que evaluarlo desde una perspectiva histórica más amplia.

Conocer la verdad a partir de los hechos

En la primera mitad del siglo XX, China experimentó con diferentes ideologías y sistemas políticos y sociales, pero: ¿por qué finalmente eligió el marxismo y el sistema socialista?

Después de que el Movimiento de la Nueva Cultura, que comenzó en 1915, extendiera el marxismo en China, cada vez más chinos se sintieron atraídos hacia el socialismo. El socialismo está de acuerdo con el concepto tradicional chino de que todas las personas bajo el cielo son una sola familia y sobre la igualdad entre ricos y pobres. De modo que la propuesta del PCCh de construir una sociedad moderadamente próspera en todos los aspectos obtuvo un apoyo público abrumador, sobre todo porque el pueblo chino deseaba desesperadamente erradicar la pobreza extrema.

El marxismo también está de acuerdo con la cultura secular china de buscar la verdad a partir de los hechos.

La dirección del Partido se adhiere al principio de servicio incondicional al pueblo, que está íntimamente ligado al tradicional ideal humanista que afirma: «el pueblo es más importante que un monarca». Como tal, la filosofía de gobierno del PCCh está en consonancia con los valores tradicionales chinos.

Un Partido con el foco puesto en la sociedad

Además, el PCCh ha llevado adelante la cultura china de políticas centradas en las personas. Por ejemplo, Jiao Yulu, un funcionario, sacrificó su vida en 1964 mientras intentaba aliviar la pobreza y se convirtió en un modelo a seguir para otros miembros del Partido.

¿Por qué Chiang Kai-shek, el líder del entonces gobernante Kuomintang y en la cima de su popularidad después de la victoria del país en la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa (1931-45), fue derrotado por el Ejército Popular de Liberación liderado por el PCCh en cuatro años?

El autor explica que existe una relación muy fuerte entre la idiosincracia china tradicional y el PCCh.

La política del PCCh de buscar la felicidad para todos y lograr ese rejuvenecimiento de la nación china lo ayudó también a unir y movilizar al pueblo chino. Y el EPL (Ejército Popular de Liberación) es un ejército del pueblo y para el pueblo. Entonces, durante la Guerra de Liberación (1946-49), el pueblo chino apoyó plenamente al EPL en su lucha contra el Kuomintang.

Por ejemplo, millones de personas apoyaron la línea del frente del PCCh durante la crucial Campaña de Huaihai y utilizaron carretillas para suministrar municiones y alimentos al EPL y retirar a los heridos del frente de batalla. Fue el poder del pueblo el que derrotó al Kuomintang.

La asimilación de nuevas ideas hizo al concepto más fuerte

La cultura china es abierta e inclusiva, enriquecida por el budismo, el confucianismo y el taoísmo. El PCCh también aprendió de otras culturas cómo desarrollar el marxismo y adaptarlo a las condiciones nacionales de China, creando un nuevo camino de emancipación humana y desarrollo económico. El PCCh se ha destacado en el papel tanto de partido revolucionario como de partido gobernante. Durante la lucha contra la pandemia de COVID-19, el PCCh también ha demostrado que puede ocuparse eficazmente de los asuntos internos al mismo tiempo que proporciona bienes públicos a otros países para ayudarlos a abordar sus problemas.

China se ha transformado de un país agrícola a una sociedad industrial. Ha construido un sistema industrial completo y se ha convertido en la industria manufacturera más grande del mundo y en un importante país digital.

Ha erradicado la pobreza absoluta, cumpliendo uno de los objetivos más importantes de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, 10 años antes de lo previsto.

El PCCh se asemeja al pueblo chino

El Renacimiento y la Era de los Descubrimientos ayudaron a Occidente a expandir su alcance y retratar los pensamientos occidentales como modernidad. Y la globalización neoliberal hizo que Estados Unidos y sus ideas fueran populares en todo el mundo, pero en sí misma también llevó las semillas del populismo, en el que muchas partes de Occidente están sumidos en la actualidad.

Por el contrario, la cultura tradicional china aboga por la armonía y la convivencia. En consecuencia, los principios del PCCh apuntan a buscar beneficios para todos y ejercer el poder en interés del pueblo. Hoy, los lazos entre el PCCh y el pueblo chino son más fuertes que nunca.

La Globalización ha fortalecido la visión internacional del PCCh

Además, para comprender mejor al PCCh, hay que ir más allá de los conceptos antiguos y occidentales de un partido político.

El PCCh combinó la cultura tradicional china, la cultura revolucionaria y la cultura moderna para presentar propuestas que incluyen la construcción de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad, aumentar el respeto mutuo, impulsar las interacciones entre las culturas tradicionales de diferentes países y fortalecer el sistema internacional moderno centrado en la ONU. Además, la búsqueda de un terreno común en los valores de los seres humanos ayudará a eliminar la confrontación entre los valores occidentales y chinos y promoverá el entendimiento sobre el PCCh.

Shenzhen en China
La ciudad de Shenzhen es un ejemplo de pujanza internacional y gobernanza del PCCh.

Por lo tanto, el diálogo China-EE. UU y China-Unión Europea debe centrarse en la gobernanza nacional y la mejora de la gobernanza global. Y al explorar la filosofía de la gobernanza del PCCh en temas como el cambio climático, la salud pública y la digitalización, la comunidad internacional se dará cuenta que el PCCh funciona en beneficio de todas las personas.

 

Nota: El artículo fue publicado originalmente en inglés en el portal China Daily. La reproducción del mismo en español se realiza con autorización directa del autor. Link al artículo original: https://enapp.chinadaily.com.cn/a/202107/09/AP60e79684a310f03332fa406c.html

Acerca del autor

Es profesor Jean Monnet Chair, director del Instituto de Asuntos Internacionales, director del Centro de Estudios de la Unión Europea y vicepresidente de la Academia de Pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con Características Chinas para una Nueva Era de la Universidad de Renmin, China.