La shawarma: un clásico de la cocina del Medio Oriente

shawarma

La shawarma es un plato tradicional de Oriente Medio que consiste en carne asada lentamente en un asador vertical y luego cortada en finas rebanadas para servir. Es una de las comidas más populares en la región y se disfruta en muchos países de todo el mundo.

La shawarma tiene sus raíces en la cocina del Levante, una región que incluye países como Líbano, Siria, Palestina y Turquía. Se cree que se originó en la antigua ciudad de Alepo, en Siria, hace siglos. Desde allí, se extendió a otras partes de Oriente Medio y eventualmente llegó a Europa, Asia y América del Norte, donde se ha convertido en un plato muy popular.

Este plato se sirve generalmente en un pan de pita o un pan plano, junto con una variedad de acompañamientos. Estos pueden incluir verduras frescas como lechuga, tomate, pepino y cebolla, así como salsa de tahini, salsa de yogur o salsa de ajo. A menudo, se agrega un toque de limón antes de enrollar el pan de pita alrededor de la carne y los acompañamientos. Algunas personas también lo disfrutan con un lado de papas fritas o ensalada.

Fortaleciendo la cooperación económica entre Corea y el Medio Oriente

En la mesa, la shawarma se sirve comúnmente como una comida informal, ideal para comer con las manos. Se puede servir en un plato o en una bandeja, con acompañamientos y salsas en el lado para que cada comensal se sirva a su gusto.

Es una comida que ha evolucionado con el tiempo y ha adoptado muchas variaciones regionales y personales en todo el mundo. Hoy en día, se puede encontrar en una amplia variedad de restaurantes, desde pequeños puestos callejeros hasta establecimientos de alta cocina, y es una opción popular para aquellos que buscan una comida sabrosa y reconfortante con sabores vibrantes del Medio Oriente.

Cómo preparar esta deliciosa comida en casa

Ingredientes:

Para la marinada:

  • 500 g de carne de cordero, pollo o ternera (puedes usar muslos de pollo deshuesados, pechugas de pollo, carne de cordero o filete de ternera)
  • 4 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 2 cucharadas de yogur natural
  • 2 cucharaditas de comino molido
  • 2 cucharaditas de paprika
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Para servir:

  • Pan de pita o pan plano
  • Verduras frescas (lechuga, tomate, cebolla, pepino, etc.)
  • Salsa de tahini, salsa de yogur o salsa de ajo
  • Limón (opcional)

  1. En un tazón grande, mezcla todos los ingredientes de la marinada: ajo picado, jugo de limón, yogur, comino, paprika, cúrcuma, pimienta negra, sal y aceite de oliva.
  2. Corta la carne en trozos delgados y agrégala a la marinada. Mezcla bien para asegurarte de que la carne esté cubierta uniformemente. Cubre el tazón y refrigera durante al menos 1 hora, o idealmente durante la noche, para que la carne se marine completamente.
  3. Precalienta tu horno a 200°C.
  4. Coloca la carne marinada en una bandeja para hornear y hornea en el horno precalentado durante unos 20-25 minutos, o hasta que esté cocida y dorada.
  5. Mientras la carne se cocina, prepara tus acompañamientos: corta las verduras frescas en rodajas finas y calienta el pan de pita o el pan plano en una sartén o en el horno.
  6. Una vez que la carne esté lista, retírala del horno y déjala reposar unos minutos antes de cortarla en trozos más pequeños.
  7. Para servir, coloca un poco de carne en el centro de cada pan de pita o pan plano, agrega las verduras frescas y la salsa de tu elección. Exprime un poco de limón por encima, si lo deseas.
  8. Enrolla el pan alrededor de la carne y los acompañamientos, asegurándote de que esté bien cerrado.

¡Disfruta de tu deliciosa shawarma casera!

+ posts

Buscá en Reporte Asia