A dos años de la declaración Estados Unidos y Japón sobre el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares

Armas Nucleares

Los devastadores bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki, que quedaron grabados en la memoria mundial, continúan siendo un recordatorio contundente de la necesidad de mantener un registro de 76 años sin la utilización de armas nucleares.

En este contexto, Japón y Estados Unidos han reafirmado multiples veces su pleno compromiso con el Tratado sobre la No Proliferación de Armas Nucleares (TNP), un tratado que ha sido fundamental para la no proliferación y el desarme nucleares durante 51 años desde su entrada en vigor. Esta iniciativa ha permitido una drástica reducción de los arsenales nucleares y se vislumbra como una base esencial para futuros avances en el desarme nuclear.

El TNP, que entró en vigor el 5 de marzo de 1970, es un tratado internacional cuyo objetivo es prevenir la propagación de armas nucleares y la tecnología relacionada con ellas, fomentar la cooperación en el uso pacífico de la energía nuclear y avanzar hacia la meta de desarme nuclear

Recientemente, se conmemoró el segundo aniversario de una importante declaración conjunta entre Estados Unidos y Japón. En este documento, ambas naciones reafirmaron la vital importancia del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) en la prevención de la proliferación de armas nucleares y en la consecución de su completa eliminación. En este sentido, hicieron un llamado a todos los Estados Partes para contribuir significativamente en la 10ª Conferencia de Examen, fortaleciendo cada uno de los tres pilares del tratado. Además, invitaron a los Estados Partes a revisar el Informe del Presidente del Grupo de Personas Eminentes para el Avance Sustantivo del Desarme Nuclear, establecido por Japón en 2017, y a basarse en su énfasis en el «civilidad en el discurso».

A un año y medio del lanzamiento del «Plan de Acción de Hiroshima» para un mundo sin armas nucleares

Se reconoce la importancia de aplicar los compromisos contenidos en los documentos finales de las Conferencias de Examen anteriores y se hace hincapié en la necesidad urgente de apoyar procesos persistentes, prácticos, proactivos y progresivos de no proliferación y control de armas, especialmente en un entorno internacional tenso como el actual. Además de las negociaciones bilaterales, se insta a iniciar negociaciones sobre un tratado que prohíba la producción de material fisible para armas nucleares, así como a impulsar la entrada en vigor del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

Japón y Estados Unidos han resaltado la importancia de la transparencia en los diálogos sobre control de armamentos y continuamente animan a todos los Estados poseedores de armas nucleares a participar activamente en estos esfuerzos. Asimismo, hacen un llamado a mantener la disminución de los arsenales nucleares mundiales, una tendencia que debe ser mantenida y no revertida.

En la declaración, ambas naciones elogiaron los esfuerzos liderados por cada una en iniciativas clave relacionadas con el desarme nuclear y la no proliferación, y destacaron la importancia de futuras medidas de control de armamento que involucren a un espectro más amplio de países y sistemas de armas.

En cuanto a Corea del Norte e Irán, se insta a ambas naciones a cumplir plenamente con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y a retornar al TNP y a las salvaguardias del OIEA. Además, se apoya el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA) y se insta a Irán a cooperar plena e inmediatamente con el OIEA.

Por último, en la declaración bilateral también se reconoció el papel fundamental de la tecnología nuclear en aplicaciones pacíficas, como la mitigación del cambio climático y la mejora de la atención médica. Japón y Estados Unidos reiteraron su apoyo al acceso equitativo a estas tecnologías y su compromiso de fortalecer los regímenes internacionales de control de exportaciones nucleares.

La declaración conjunta entre Japón y Estados Unidos que ya cumplió dos años reafirma el compromiso compartido con la no proliferación nuclear y el desarme global, y destaca la importancia continua del TNP como instrumento clave en la promoción de la seguridad y la estabilidad internacionales.

+ posts

Buscá en Reporte Asia