CICPE 2024 y el potencial del consumidor chino

China

Organizar grandes exposiciones internacionales es un esfuerzo multifacético que puede generar significativos beneficios económicos, culturales, diplomáticos y de desarrollo para una nación, convirtiéndolo en una herramienta importante para promover los intereses nacionales y relacionarse con la comunidad global.

La cuarta Exposición Internacional de Productos de Consumo de China (CICPE), programada del 13 al 18 de abril en Haikou, la capital de la provincia de Hainan, es la primera exposición a nivel nacional de China con el tema de bienes de consumo y la más grande en la región de Asia-Pacífico.

El evento de este año cuenta con una extensa área de exhibición de 128,000 metros cuadrados, superando sus ediciones anteriores y reuniendo productos de consumo de alta calidad tanto nacionales como internacionales, así como compradores y vendedores globales. Irlanda ha sido elegida como el país invitado de honor de esta edición, mientras que Italia, Francia, la República Checa, Japón, Canadá y Suiza han establecido pabellones nacionales.

Como la primera gran exposición internacional de China en 2024, la expo desempeña un papel significativo en promover el comercio transfronterizo en China y aumentar las importaciones de productos de primera calidad. En particular, proporciona una plataforma para que las marcas y empresas internacionales accedan al vasto mercado de consumidores chino. El mercado de consumo de China es uno de los más grandes y de más rápido crecimiento en el mundo, ofreciendo inmensas oportunidades para que las empresas globales expandan su presencia.

Las políticas de inmigración de Hainan y su posición como puerto de libre comercio potencian aún más el impacto de la expo en el comercio transfronterizo. Aprobada por el Consejo de Estado, se introdujo el 9 de febrero una nueva política de entrada sin visa de 30 días para nacionales de 59 países con el objetivo de atraer expositores y visitantes internacionales, facilitando transacciones y alianzas entre empresas globales y partes interesadas chinas.

La expo pone el foco en una amplia gama de productos de consumo de alta calidad, desde electrónica y moda hasta alimentos y bebidas. Las personas chinas que asisten al evento tienen la oportunidad de descubrir y experimentar productos que pueden no estar fácilmente disponibles en los mercados nacionales. Esta exposición puede estimular la demanda de productos importados y aumentar el conocimiento sobre las marcas internacionales.

China

A medida que los compradores chinos buscan cada vez más productos diversificados y de alta calidad, la expo ofrece una ventana importante para que los proveedores internacionales introduzcan y promocionen sus ofertas. Esta afluencia de importaciones puede contribuir a expandir el mercado de consumo de China y satisfacer la creciente demanda de bienes únicos y de alta calidad.

Al mostrar productos innovadores y deseables, la expo puede liberar el potencial de consumo de los chinos. La introducción de una amplia gama de productos internacionales al público chino no solo enriquece sus opciones más allá de las ofertas nacionales, sino que también contribuye al desarrollo de un mercado de consumo más competitivo y dinámico en China.

Al mismo tiempo, la participación en la CICPE permite a las empresas internacionales mostrar sus productos directamente a consumidores y empresas chinas. La interacción directa permite a las compañías extranjeras comprender las preferencias locales y adaptar sus estrategias de marca, empaque y marketing en consecuencia. Este enfoque de localización resuena mejor con los usuarios finales chinos, impulsando el reconocimiento de las marcas extranjeras y allanando el camino para un aumento en las ventas y la cuota de mercado.

Organizar una gran expo también tiene importantes repercusiones en términos de turismo y construcción de imagen. Puede aumentar los viajes entrantes atrayendo a visitantes internacionales mientras mejora el perfil global y el prestigio de una nación, mostrando sus capacidades en la organización de eventos a gran escala y fomentando la buena voluntad entre los países participantes.

Además, el evento puede facilitar la creación de redes de alto nivel entre funcionarios gubernamentales, líderes empresariales, investigadores y emprendedores de diferentes países. Esto puede llevar a la formación de alianzas, acuerdos y alianzas que beneficien las relaciones internacionales y la diplomacia.

La CICPE representa una oportunidad para que las autoridades gubernamentales introduzcan diversas iniciativas y medidas políticas destinadas a facilitar el comercio internacional, promover el gasto del consumidor y mejorar la cooperación económica. Estas iniciativas políticas y mecanismos de apoyo desempeñan un papel crucial en la atracción de empresas extranjeras y en el impulso del éxito general de la expo.

Reducciones o exenciones arancelarias en categorías específicas de productos de consumo importados, despacho aduanero especial, apoyo financiero, subsidios, incentivos para fomentar la participación de empresas extranjeras e iniciativas de acceso al mercado mediante la flexibilización de restricciones a la inversión extranjera son solo algunos ejemplos.

En general, la cuarta CICPE en Haikou impulsa el comercio transfronterizo y sirve como una plataforma crucial para las empresas internacionales que buscan aprovechar el crecimiento del mercado de consumo de China, al tiempo que promueve los objetivos económicos de China de diversificación de importaciones, crecimiento del gasto del consumidor y expansión del comercio internacional.

Nota: este es un artículo republicado del medio «CGTN» a través de un acuerdo de cooperación entre ambas partes para la difusión de contenido periodístico. Link original.

+ posts

Matteo Giovannini es un profesional financiero en el Banco Industrial y Comercial de China y miembro de Diálogo Global de Jóvenes Líderes.

Buscá en Reporte Asia