La promesa económica de China: factores clave que garantizan un crecimiento a largo plazo

China

Para los inversionistas que buscan lugares para invertir en este mundo volátil, el mercado chino es un lugar que deben considerar. Mirando hacia el futuro, el crecimiento a largo plazo de la economía china está garantizado.

Aunque la economía china ya es la segunda más grande del mundo, el PIB per cápita de China aún se encuentra en un nivel moderado, lo que significa que hay un gran potencial de crecimiento económico en el futuro.

Según el Banco Mundial, el PIB per cápita de China, medido en dólares estadounidenses constantes en 2015, fue de $11,560.2 en 2022, mientras que el PIB per cápita para el Reino Unido, Estados Unidos, Japón y Corea del Sur fueron de $47,923.5, $62,789.1, $36,202.6 y $33,719.4, respectivamente, en el mismo año.

Si utilizamos el rango de $35,000 a $50,000 para medir el límite de crecimiento del PIB per cápita de China, todavía hay un gran potencial para el crecimiento de la economía china.

Mientras tanto, el gran tamaño de la economía china significa que tiene más posibilidades de utilizar la economía de escala, lo que permite que el PIB per cápita crezca a un nivel que difícilmente puede ser alcanzado por una economía más pequeña.

La economía de escala significa que cuanto más grande es una economía o un mercado, más puede beneficiarse de la especialización y del menor costo de producción marginal, lo que impulsa el nivel de desarrollo económico. Esta es la principal razón detrás de un PIB per cápita más alto en Estados Unidos en comparación con países como el Reino Unido y Alemania. Y esa es una de las razones por las que se garantiza el crecimiento a largo plazo de la economía china en el futuro.

Ahora centrémonos en el análisis de la economía china en sectores detallados para descubrir más factores.

Según el Centro de Investigación de Políticas Económicas, «China es la única superpotencia manufacturera del mundo». Respaldada por el sistema industrial completo, el nivel de productividad de la industria manufacturera de China sigue mejorando. La construcción de fábricas en China goza de bajos costos de producción y alta eficiencia de producción, atrayendo diversos tipos de capitales para invertir. Esto asegura la ventaja de la industria manufacturera china en términos de capacidad de producción y producción.

Además, según el Grupo ARC, «China ha sido el mayor fabricante mundial de equipos pesados y maquinaria de construcción por volumen durante muchos años». Por ejemplo, la producción y venta de automóviles superaron los 30 millones de unidades, respectivamente, por primera vez, ocupando el primer lugar en el mundo durante 15 años consecutivos. Se espera que estos números alcancen los 31 millones de unidades en 2024, y la producción y venta de vehículos de energía nueva alcanzarán aproximadamente 11.5 millones de unidades, un aumento del 20 por ciento.

El último avance en el sistema industrial de China es la construcción de su propio avión comercial, el C919, que ahora ofrece a la industria de la aviación mundial una alternativa al duopolio Boeing-Airbus. La seguridad y calidad de las plantas nucleares de China también han ganado una reputación mundial, y el país lidera el mundo en el número de unidades de energía nuclear en construcción.

China

Este sistema industrial grande, eficiente y completo proporciona un fuerte respaldo a la economía china. A diferencia del desarrollo de economías más pequeñas que dependen del turismo y el comercio internacional, el crecimiento de una economía supergrande como la de China debe construirse sobre una sólida base industrial, que ofrece abundantes empleos, beneficios y oportunidades comerciales para su población.

La prominencia de China en la arena industrial global se atribuye a su economía de mercado altamente eficiente. Respaldadas por infraestructuras de clase mundial y un entorno competitivo de mercado libre, las empresas compiten entre sí, fomentando así el desarrollo de un sistema industrial sofisticado.

Además de su industria, China también posee un mercado de consumo en crecimiento y próspero, alimentado por 1.4 mil millones de consumidores. El mercado es ahora uno de los más grandes del mundo y se encuentra al lado de los mercados de consumo de Europa Occidental y América del Norte.

Dado que el consumo en China representa una proporción menor de la economía general en comparación con las economías maduras, el crecimiento del consumo brindará más apoyo a la economía china en el futuro. Según la Oficina Nacional de Estadísticas, el consumo en China alcanzó los 4.7 billones de yuanes chinos (alrededor de $654 mil millones) en 2023, un 7.2 por ciento más que el año anterior, mientras que la tasa de crecimiento del PIB del mismo año fue del 5.2 por ciento. La economía de consumo ha aportado dos puntos porcentuales adicionales al crecimiento económico de China.

Mientras tanto, las compras en línea han contribuido al crecimiento económico de China. Según el Ministerio de Comercio, el comercio electrónico de China aumentó un 11 por ciento en 2023, un 3.8 por ciento más que el crecimiento general de la economía de consumo y un 5.8 por ciento más que la tasa de crecimiento del PIB. Como una forma más eficiente de consumo, el comercio electrónico aportará un crecimiento de mayor calidad a la economía china en el futuro.

Con su mercado fuerte y grande, un sistema industrial completo y bien desarrollado, así como un mercado de consumidores grande y vibrante, el crecimiento a largo plazo de la economía china es una certeza. Para los inversionistas y el capital que puedan aprovechar con éxito esta oportunidad, su retorno de inversión a largo plazo será tremendo.

Nota: este es un artículo republicado del medio «CGTN» a través de un acuerdo de cooperación entre ambas partes para la difusión de contenido periodístico. Link original.

+ posts

Chen Jiahe, un comentarista especializado en asuntos actuales para CGTN, es el director de inversiones en Novem Arcae Technologies.

Buscá en Reporte Asia