Libertad de expresión en Tailandia: del silencio a los símbolos

Tailandia

En Tailandia, y en todo el mundo, publicar un mensaje o comentario en el ámbito digital genera una serie de fenómenos en línea. Uno de estos fenómenos se conoce coloquialmente como «ทัวร์» o «Tour» en tailandés. El fenómeno Tour implica que los usuarios tailandeses de Internet emprendan un viaje virtual, similar a un recorrido, hacia cualquier publicación, donde participan en críticas, sarcasmo o incluso maldiciones, ejemplificando la naturaleza dinámica del discurso en línea.

Un fenómeno intrigante en Tailandia es la aparición de jerga como sustituto de la profanidad. Por ejemplo, el uso del término «ค.» (F.) en lugar de la profanidad más explícita «ค*ย» (joder), a menudo destinado a mitigar las posibles consecuencias de abordar temas socialmente sensibles o para evadir repercusiones legales como demandas por difamación. En un momento en que los comentarios críticos contra el gobierno, tanto en línea como en persona, pueden ser utilizados como armas contra el público, los internautas tailandeses han recurrido a alternativas lingüísticas únicas para seguir expresándose libremente en línea.

Comprensión del carácter «ค.» y el fenómeno Tour

El carácter «ค.» suele ser publicado como comentario cuando las publicaciones del gobierno o medios de noticias informan sobre políticas gubernamentales irrazonables. En tales casos, los comentarios en estas publicaciones predominantemente presentan el carácter «ค.». En ciertos casos, se utilizan frases más elaboradas como «ค. ความคิดดี» (Fabuloso).

El Dr. Niwes Hemvachiravarakorn, en su comentario para Bangkok Biz News, ha observado y comentado sobre el fenómeno Tour, que involucra a un número sustancial de participantes, incluidos usuarios modernos de medios digitales, y notablemente en plataformas como X (anteriormente Twitter). Estas personas participan en lo que se podría describir como «saquear» publicaciones, viendo activamente imágenes y videos, y comentando sobre ellos.

En un artículo de Matichon, Kla Samudavanija afirmó que el «fenómeno Tour» se retrata como una herramienta o arma utilizada por personas comunes, uniéndose como una fuerza colectiva sin previo arreglo para ganar la influencia y capacidad de escrutar, resistir y criticar a aquellos en posiciones de autoridad gubernamental.

Además, Tour tiene el potencial de disuadir expresiones que infringen los derechos de los demás o que desconsideran valores ampliamente aceptados por la sociedad. Esto incluye contenido ofensivo como chistes vulgares e instancias de racismo, que ocasionalmente se manifiestan en forma de anuncios sin sentido. También puede servir como un control sobre violaciones de derechos y abusos de poder por parte de individuos en posiciones de autoridad, que pueden haber pasado desapercibidos previamente. Estos podrían implicar instancias de castigo severo o prácticas ilegítimas en las escuelas, así como el abuso de funciones oficiales o violaciones del deber por parte de funcionarios gubernamentales. Para las personas sorprendidas en el acto y sometidas al escrutinio de Tour, garantizar un final feliz puede resultar desafiante.

En el contexto del fenómeno Tour, ciertas palabras clave a menudo aparecen en los comentarios, una de las cuales es el carácter ค. Estas palabras clave tienen implicaciones significativas dentro del grupo de comentarios, mejorando aún más la naturaleza colectiva del fenómeno.

El término «ค.» es emblemático de la fluidez e ingenio inherentes al léxico de Internet de Tailandia. Tiene una amplia gama de interpretaciones, que abarcan expresiones como «ความคิดดีมาก» (Fabuloso), «หัวคิดดีมาก» (Idea fabulosa) y, a veces, incluso «คย» (Jd*r/genitales masculinos). Sin embargo, se asocia más comúnmente con un término de jerga que se refiere a los genitales masculinos, cuyo uso a menudo se evita debido a las preocupaciones previamente mencionadas.

El uso de «ค.» como salvaguarda contra repercusiones legales

Esta aprensión se extiende más allá de posibles repercusiones personales para abarcar un temor más amplio a las acciones del gobierno de Tailandia. Este problema implica los ámbitos de los derechos, la libertad de expresión y la libertad para criticar. Ha habido instancias de acciones legales tomadas contra personas que expresaron sus críticas, subrayando el problema subyacente. Weerachatpong (Doe), a pesar de tener una discapacidad de aprendizaje, enfrentó acciones legales de Apiwat Khanthong, el presidente de un comité encargado de defender la reputación del ex primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-o-cha. Los cargos presentados contra Weerachatpong incluyeron «insultar al primer ministro», «causar daño al primer ministro» y la posibilidad de «incitar al insulto y al odio». Posteriormente, fue multado con 2,000 THB (57.2 USD), lo que concluyó el caso.

Estos incidentes arrojan luz sobre la intrincada interacción entre la expresión, la crítica y las posibles consecuencias que enfrentan las personas al expresar sus opiniones, especialmente en casos en los que el gobierno está involucrado.

Los Abogados Tailandeses por los Derechos Humanos (TLHR, por sus siglas en inglés) descubrieron un patrón preocupante. Este incidente marcó la cuarta instancia en la que Apiwat presentaba acusaciones contra personas por criticar las responsabilidades oficiales del primer ministro, acusándolos de difamación. Esta tendencia posiblemente contribuye a la inclinación de los ciudadanos tailandeses a emplear un lenguaje codificado como «ค.» como salvaguarda contra repercusiones legales.

La utilización de «ค.» puede ser percibida como una estrategia para evadir la censura o el riesgo de ser excluido de diversas plataformas. Esta precaución no carece de fundamento, dado que el término «คย» (Jd*r) puede ser categorizado como discurso de odio según las pautas de la plataforma y ciertas normas sociales.

Entonces surge la pregunta: ¿Quién tiene la autoridad para categorizar ciertas palabras como discurso de odio, infringiendo potencialmente el derecho fundamental a la libertad de expresión?

En respuesta a la regulación de la libertad de expresión por parte de las plataformas de redes sociales

Como informa TIME, muchos individuos se han dirigido hacia plataformas que ofrecen un mayor grado de libertad, y Telegram ha surgido como un ejemplo destacado. Dentro de Telegram, han surgido comunidades políticas como espacios donde las personas se congregan para participar en diálogo y compartir sus perspectivas.

Telegram presenta numerosas ventajas, como la facilidad y el anonimato con los que los individuos pueden unirse a grupos. Estos grupos pueden expandirse sin limitaciones de miembros, y Telegram ofrece una variedad de funciones de comunicación, que incluyen chat, adjuntos y videollamadas, asegurando una interacción conveniente y versátil.

Sin embargo, Telegram no está exento de desventajas. Algunos grupos pueden difundir información falsa o fabricada, potencialmente perpetuando la desinformación. También es posible que se comprometan las identidades personales de los individuos o que enfrenten acusaciones de responsabilidad. En ciertos casos, Telegram puede ser utilizado para propagar e incitar a la violencia.

Un ejemplo destacado de un grupo político en Telegram durante la manifestación juvenil de 2021 fue «FreeYOUTH», que logró una impresionante membresía de más de 300,000 en un período notablemente corto.

Sostener la libertad de expresión en línea

En lugar de un enfoque reactivo, el gobierno de Tailandia ha optado por restringir las expresiones en línea del público, lo que ha llevado a la creación de palabras que protegen a las personas de posibles acciones legales. En última instancia, la resolución para preservar la libertad de expresión en línea puede implicar esfuerzos colectivos que desafíen al gobierno, incluida la abolición de leyes restrictivas. El gobierno debe considerar la derogación de leyes que obstaculizan la libertad de expresión, como las secciones 112, 116 y 326 a 333 del código penal, que abarcan diversas leyes penales y el Decreto de Emergencia de 2548 B.E.

El gobierno también debería promover el respeto cultural y la libertad de expresión. Debe fomentar activamente el respeto a la diversidad cultural y la libertad de expresión a través de la educación, la comunicación y campañas de concientización.

Desarrollar un mecanismo neutral de supervisión de contenido también es importante. Debería haber mecanismos de supervisión de contenido en línea neutrales, equilibrados e independientes para revisar y regular el contenido que pueda infringir los derechos y la libertad de las personas.

Por último, la participación de la sociedad civil de Tailandia es crucial. Fomentar la participación de la sociedad civil en la supervisión y abordaje de problemas de libertad en línea. La colaboración entre la sociedad civil, entidades gubernamentales y partes interesadas individuales puede ser un enfoque efectivo.

Nota: este es un artículo republicado de Global Voices por licencia Creative Commons Attribution 3.0. Link al artículo original.

 

 

+ posts

Global Voices (Global Voices) es una comunidad internacional y políglota de escritores, traductores, académicos y activistas de derechos digitales

Buscá en Reporte Asia