¿Cómo es posible restablecer la confianza si hay que economizar con la verdad?

CONFIANZA

Al igual que los inversores de todo el mundo estudian con impaciencia la declaración de evaluación económica de la Reserva Federal de EE.UU. en busca de pistas sobre el tipo de interés de los fondos tras sus reuniones, los analistas chinos se acercan a la lectura de la conferencia central anual de trabajo económico de China con un celo religioso, buscando cambios en la redacción y el tono para hacerse una idea de las prioridades económicas para el año siguiente.

Tras la reunión de los máximos dirigentes chinos a principios de esta semana para fijar la agenda, los analistas chinos han intentado dar sentido a la nueva frase xian li hou po (先立后破), que se traduce literalmente como «establecer lo nuevo antes de abolir lo viejo». Los dirigentes chinos han introducido recientemente esta frase en el principio rector para establecer la agenda de políticas y reformas del próximo año, que también incluye wen zhong qiu jin (稳中求进), o «buscar el progreso manteniendo la estabilidad», y yi jin cu wen (以进促稳), o «perseguir la estabilidad a través del crecimiento».

Algunos analistas se sienten alentados por la introducción de la nueva palabra de moda, tomándola como otra pista de que Pekín dará más peso al crecimiento para el próximo año, mientras intenta encontrar un mejor equilibrio entre sus objetivos duales de seguridad nacional y desarrollo.

Pero mucha gente parece incapaz de saber qué significa realmente esa frase. ¿Qué es lo «nuevo» que quieren establecer y qué es lo «viejo» que quieren abolir? Ni siquiera los redactores de Xinhua responsables de la traducción al inglés de la frase y familiarizados con el pensamiento de los dirigentes parecen estar seguros.

En la lectura en inglés de la reunión del Politburó del Partido Comunista del 8 de diciembre, Xinhua tradujo la frase como «priorizar el desarrollo antes de abordar los problemas». Pero la versión inglesa de la declaración de la conferencia de trabajo incluía la traducción «establecer lo nuevo antes de abolir lo viejo».

De hecho, el gobierno central mencionó la frase por primera vez en una reunión del Politburó en julio de 2021, cuando les preocupaba que la campaña de descarbonización de China hubiera provocado una grave escasez de energía. Tras esa reunión, China ha ralentizado la campaña relajando el ritmo de cierre de las minas de carbón y la transición a las energías renovables. En la conferencia anual de trabajo de 2021, los líderes siguieron destacando esa frase en su lectura, presumiblemente en el mismo contexto.

Algunos analistas podrían especular con que el hecho de que se volviera a destacar la palabra de moda indica una nueva forma de pensar sobre cómo hacer frente al desplome del mercado inmobiliario, la creciente deuda de los gobiernos locales y los problemáticos bancos comerciales de las ciudades pequeñas y medianas, tres de los muchos retos que Pekín debe abordar para recuperar el vigor económico.

Algunos analistas se sienten alentados por la introducción de la nueva palabra de moda, tomándola como otra pista de que Pekín dará más peso al crecimiento para el próximo año, mientras intenta encontrar un mejor equilibrio entre sus objetivos duales de seguridad nacional y desarrollo

En particular, existe la sensación de que la palabra de moda podría indicar un cambio de política hacia el mercado inmobiliario, en el que varios promotores importantes han incumplido sus pagos en medio de la caída de los precios. Esto ha frenado los esfuerzos de China por impulsar la recuperación económica en 2024.

«Establecer lo nuevo antes de abolir lo viejo» no es la única frase que ha dejado a la gente confusa; una frase aún más desconcertante se incluyó en la declaración de la conferencia de trabajo. En el párrafo dedicado a reforzar la coherencia de la orientación macroeconómica, la declaración dice que hay que esforzarse por «incluir las políticas no económicas en la evaluación de la coherencia de la política macroeconómica para garantizar que las políticas formen sinergia».

¿Qué son las «políticas no económicas»? ¿Se refiere a las políticas administrativas que han obstaculizado el crecimiento del sector privado y de los inversores extranjeros, como las multas inexplicables, las redadas y otras acciones contra empresas privadas y extranjeras que han hecho cada vez más arriesgado hacer negocios en China?

Hong Kong debe poner fin a las vergonzosas casas jaula y presionar a Pekín para que levante las prohibiciones arbitrarias de salida

The Paper, periódico digital publicado por el gobierno municipal de Shanghai, afirmó en un editorial el miércoles que la frase se refería aparentemente al hecho de que el crecimiento del sector no estatal se ha visto obstaculizado por acciones reguladoras y administrativas en materia de protección del medio ambiente, lucha contra incendios, educación, trabajo, seguridad y recursos naturales. Muchas de esas medidas son «políticas no económicas», que afectan negativamente al sentir del sector privado.

Si es así, cabe preguntarse por qué los dirigentes chinos no lo han explicado claramente, sobre todo cuando la confianza empresarial es tan baja. Aunque los dirigentes chinos se dieron palmaditas en la espalda por haber «logrado una recuperación económica», también reconocieron que tenían un problema de confianza.

Algunos analistas podrían especular con que el hecho de que se volviera a destacar la palabra de moda indica una nueva forma de pensar sobre cómo hacer frente al desplome del mercado inmobiliario, la creciente deuda de los gobiernos locales y los problemáticos bancos comerciales de las ciudades pequeñas y medianas, tres de los muchos retos que Pekín debe abordar para recuperar el vigor económico

«Instar a una mayor confianza» se ha convertido en otra palabra de moda. ¿Cómo pretende China conseguirlo? Evidentemente, hay que esforzarse más por «reforzar la propaganda económica y la orientación de la opinión pública, y promover una narrativa positiva sobre las brillantes perspectivas de la economía china».

Esto da la impresión de que no hay nada grave en la economía, sino que la maquinaria propagandística del país ha hecho un mal trabajo. Los medios de comunicación estatales chinos ya están saturados de informes y comentarios elogiosos sobre las brillantes perspectivas de la economía.

La nueva directiva parece dirigirse a los comentaristas y analistas en línea que redactan informes de investigación para clientes de corredurías, consultorías y grupos de reflexión. Muchos expertos en línea ya han visto suspendidas sus cuentas en las redes sociales por sus comentarios francos y honestos, y se ha advertido a los analistas de que deben ser cuidadosos en la elección de sus palabras cuando escriban sobre la economía china.

Un gestor de fondos de Hong Kong me dijo que cuando los vendedores de los corredores chinos vienen a reunirse con él, primero hacen presentaciones en PowerPoint sobre las brillantes perspectivas de la economía china. Después de la presentación, pasan a compartir lo que realmente piensan.

¿Cómo es posible restablecer la confianza si hay que ser económico con la verdad? No es de extrañar que las bolsas de Hong Kong y del continente cayeran el miércoles, primer día de negociación tras la publicación de la declaración de la conferencia de trabajo.

Artículo republicado del medio Thought of the Day on China en el marco de un acuerdo entre ambas partes para compartir contenido. Link al artículo original:https://wangxiangwei.substack.com/p/my-latest-column-how-is-it-possible

+ posts

Ex editor en jefe del South China Morning Post (SCMP). Tiene una maestría en periodismo y una licenciatura en inglés. Durante 20 años se desempeñó en el China Daily y fue corresponsal de la BBC China. Ahora reside en Beijing como asesor editorial del SCMP.

Buscá en Reporte Asia