Las beneficiosas propiedades del kimchi y cómo prepararlo

kimchi

El kimchi es un plato tradicional coreano y es considerado uno de los alimentos más icónicos de la cocina de Corea del Sur.

Se trata de verduras fermentadas, generalmente col china o repollo, sazonadas con una mezcla de ingredientes que pueden incluir chile en polvo, ajo, jengibre, cebollas verdes y sal, entre otros. El kimchi puede variar en sabor y picantez según la región y la receta específica.

La historia de este plato se remonta a siglos atrás, donde se utilizaba como una forma de preservar verduras durante los largos y fríos inviernos en Corea. Con el paso del tiempo, el kimchi se ha convertido en un elemento fundamental en la dieta y la cultura coreana, siendo consumido en casi todas las comidas y considerado un símbolo de identidad nacional.

El kimchi no solo es apreciado por su sabor único y picante, sino también por sus beneficios para la salud. La fermentación de la comida produce bacterias beneficiosas que pueden ayudar a mejorar la salud intestinal y fortalecer el sistema inmunológico.

Hwang Sun-hong es elegido director técnico interino de la selección nacional de fútbol de Corea del Sur

Cómo preparar un delicioso kimchi en casa

Ingredientes:

  • 1 col china grande (aproximadamente 1.5 kg. En caso de no coseguir este ingrediente, puede ser reemplazado por la col verde o en su defecto, por nabo, rábano o zanahoria cortados en tiras finas)
  • 1 taza de sal gruesa
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de chile en polvo (gochugaru)
  • 1/4 taza de pasta de camarones fermentados (opcional)
  • 1/4 taza de azúcar
  • 6 dientes de ajo, picados
  • 1 trozo de jengibre fresco (aproximadamente 5 cm), pelado y picado
  • 4 cebollas verdes, cortadas en trozos de 5 cm
  • 2 zanahorias, cortadas en tiras finas (opcional)
  • 1 rábano daikon, cortado en tiras finas (opcional)

Corta la col china en trozos grandes y colócala en un recipiente grande. Espolvorea la sal sobre las hojas de col y masajea suavemente para que se impregnen bien. Cubre la col con agua y deja reposar durante 1-2 horas para que se ablande.

Mientras tanto, prepara la pasta de chile. En un tazón grande, mezcla el chile en polvo, la pasta de camarones (si la estás usando), el azúcar, el ajo picado y el jengibre picado. Mezcla bien para formar una pasta gruesa.

Pasado el tiempo de remojo, enjuaga bien la col china para quitar el exceso de sal. Exprime suavemente para eliminar el exceso de agua.

Agrega las cebollas verdes, zanahorias y rábano daikon (si estás usando) a la pasta de chile y mezcla bien.

Ahora, toma cada hoja de col china y úntala generosamente con la pasta de chile, asegurándote de cubrir todas las hojas. Repite este proceso con todas las hojas de col.

Coloca el kimchi en frascos limpios y esterilizados, presionando suavemente para eliminar el aire atrapado. Deja un poco de espacio en la parte superior del frasco para que el kimchi pueda expandirse durante la fermentación.

Tapa los frascos y déjalos fermentar a temperatura ambiente durante 1-2 días. Luego, refrigera el kimchi para detener el proceso de fermentación.

El kimchi estará listo para comer después de unos días de fermentación, pero cuanto más tiempo lo dejes fermentar en el refrigerador, más sabroso se volverá. Por otro lado, recuerda que la versatilidad del kimchi permite experimentar con diferentes tipos de vegetales según tu preferencia y disponibilidad.

+ posts

Buscá en Reporte Asia