El viaje de la Ópera de Sichuan hacia el reconocimiento mundial

ópera

«Preferiría ser un pedazo roto de jade que una teja de arcilla intacta.» Con esas palabras, Diao Chan, una hermosa joven cortesana y el personaje central de «Feng Yi Ting», una ópera del compositor chino Guo Wenjing y la soprano de la Ópera de Sichuan Shen Tiemei, se presentó en su estreno en Nueva York en el Teatro Gerald W. Lynch en 2012.

«Cuando terminó, solo quería más», decía una reseña en The New York Times, comentando sobre la actuación de Shen. Fue el octavo año que Shen Tiemei llevó la Ópera de Sichuan a escenarios internacionales. La soprano, quien tiene un número creciente de fanáticos en el extranjero, comentó que la cultura no conoce barreras lingüísticas, ya que los estándares del arte son universales.

Bolivia aboga por usar yuan para importar de China ante escasez de dólares

«El arte no conoce fronteras»

Las audiencias occidentales tienen un alto nivel de aprecio por el arte y pueden comprender obras de diferentes culturas, lo que hace que las presentaciones tradicionales chinas sean muy populares, explicó Shen, quien también es vicepresidenta de la Asociación de Teatro de China y directora del Teatro de Ópera de Sichuan en Chongqing.

«Nunca han escuchado cantar así antes, así que lo encuentran muy intrigante». «Las audiencias asumen que hacemos ajustes innovadores específicamente para satisfacer los gustos europeos, pero en realidad no lo hacemos y es una obra muy original», expresó. «Esto también demuestra que el arte no conoce fronteras».

Ampliamente conocida como La Traviata de China, «Li Yaxian» está adaptada de un cuento folclórico de la dinastía Ming sobre el romance trágico entre la cortesana Li Yaxian y el erudito Zheng Yuanhe.

Incluso en China, ha sido considerada durante mucho tiempo como una pieza «clásica» apreciada principalmente por entusiastas dedicados al teatro. Durante giras en Hungría y Rumania, Attila Veres, director del Teatro Nacional de Hungría, sugirió que no se proporcionaran subtítulos para las actuaciones de la Ópera de Sichuan. «Por favor, confíen en nuestra audiencia; definitivamente lo entenderán», dijo.

Inesperadamente, no solo la audiencia europea «lo entendió», sino que también descubrieron que disfrutaban especialmente del arte chino.

La cultura china en la lente occidental: retos y creatividad

«Paisaje Interior», un documental dirigido por el director de cine holandés Frank Scheffer, es otro ejemplo. Girando en torno a «Si Fan», otra pieza de Ópera de Sichuan de Guo y Shen, la película se centra en cómo la cultura tradicional sobrevive en la sociedad contemporánea y cómo las culturas étnicas enfrentan el impacto de la cultura occidental predominante en la era de la globalización actual.

La realización de documentales temáticos chinos desde la perspectiva de una persona occidental es inherentemente desafiante. Cómo esta «otredad» se integra y retrata la cultura china es el mayor desafío para dicho documental. Sin embargo, para los artistas chinos, tal implicación puede inspirar aún más creatividad.

Scheffer destaca en capturar detalles «extraordinariamente cautivadores» y magnificarlos. Por ejemplo, puede sugerir que Shen exagere cierto movimiento o realce estos detalles «cautivadores» con el apoyo del diseño de escenografía y movimientos de cámara.

Esta es la esencia de la cultura china en proceso de globalización: garantizar autenticidad en lugar de alterar el arte para adaptarlo a una posible falta de comprensión de la audiencia, lo que podría poner en riesgo la pérdida de su esencia original, explicó Shen.

+ posts

Buscá en Reporte Asia