Bolivia aboga por usar yuan para importar de China ante escasez de dólares

Yuan China

Ante la creciente escasez de dólares en Bolivia, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), una entidad privada, está proponiendo un mayor uso del yuan para las importaciones provenientes de China, país que se ha convertido en los últimos años en el principal socio comercial del país sudamericano.

Las cifras respaldan este planteamiento del IBCE. En 2023, Bolivia importó de China 4.597 productos por un valor de 2.415 millones de dólares, frente a los 2.666 bienes que se importaron en 2005 por 163 millones de dólares. En este período de 18 años, las importaciones desde el gigante asiático crecieron un 1.381%.

«De China traemos, principalmente: vehículos, neumáticos, hornos, motocicletas, insumos, aparatos de comunicación, generadores eléctricos y textiles, cada uno de ellos por encima de los 20 millones de dólares», explica Gary Rodríguez, gerente general del IBCE.

Por otro lado, las exportaciones bolivianas a China también se han incrementado notablemente. En 2005 se vendieron 37 productos por 21 millones de dólares, mientras que en 2023 se alcanzó un récord de 59 productos por 1.170 millones de dólares, lo que representa un crecimiento del 5.592%.

El acuerdo entre ICBC y Bolivia establece una comisión mucho más baja en operaciones con yuanes

Rodríguez detalla que los principales productos de exportación a China son plata, zinc, plomo, carne bovina, estaño, cobre, madera, antimonio, boratos, oro, ajonjolí, quinua, volframio y castaña, superando en la mayoría de los casos el millón de dólares.

«China ha pasado a ser el primer socio comercial para Bolivia. No solo es el primer país del que importamos, sino también el tercero más importante para nuestras exportaciones luego de Brasil e India», afirma el economista.

Para mejorar las relaciones comerciales con el gigante asiático, el Banco Unión SA de Bolivia firmó en febrero un acuerdo con el Banco de Industria y Comercio de China para permitir transacciones directas entre las monedas de ambos países.

«Por eso, pensar en utilizar el yuan no es un ‘cuento chino’, sino una urgente necesidad para evitar que lo importado desde China escasee o suba de precio debido a la falta de dólares», señala Rodríguez.

+ posts

Buscá en Reporte Asia