Descubriendo la tradición del Ma’amoul: un dulce tesoro del Medio Oriente

Ma'amoul

El Ma’amoul es un exquisito pastelito originario del Medio Oriente, especialmente popular en países como Siria, Líbano, Palestina, Jordania y otros. También se encuentra en algunos países del norte de África.

Este delicioso dulce es muy apreciado durante festividades religiosas, como Eid al-Fitr (celebración al final del mes de ayuno de Ramadán) y Pascua, así como en otras celebraciones familiares y eventos especiales.

En la mesa, los Ma’amoul se sirven comúnmente como postre o acompañamiento con té o café. Se colocan en bandejas decorativas y se ofrecen a los invitados como un gesto de hospitalidad y celebración.

Al comerlos, se toma una pieza con las manos y se disfruta lentamente, saboreando la mezcla de sabores y texturas que ofrece el dulce relleno y la crujiente masa exterior. La tradición de compartir Ma’amoul refleja la importancia de la hospitalidad y la unión familiar en la cultura árabe.

La historia del Ma’amoul se remonta a siglos atrás, con raíces en las antiguas tradiciones culinarias de la región del Levante. Su elaboración y consumo han perdurado a lo largo del tiempo, transmitiéndose de generación en generación como parte integral de la rica herencia culinaria del Medio Oriente.

Ma'amoul

Cómo preparar Ma’amoul casero

¡Por supuesto! Aquí tienes una receta básica para hacer Ma’amoul:

Ingredientes:

Para la masa:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 taza de sémola fina de trigo
  • 1 taza de mantequilla derretida o aceite de oliva
  • 1/4 taza de azúcar glas
  • 1/4 taza de agua de rosas o agua de azahar
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • 1 taza de dátiles sin hueso
  • 1/2 taza de nueces o almendras picadas finamente
  • Una pizca de canela en polvo (opcional)
  • Agua de rosas o agua de azahar (para humedecer el relleno)

  1. Prepara el relleno: Tritura los dátiles en un procesador de alimentos hasta obtener una pasta suave. Agrega las nueces o almendras picadas y la canela en polvo si lo deseas, y mezcla bien. Añade un poco de agua de rosas o agua de azahar para humedecer la mezcla si es necesario. Reserva.
  2. Prepara la masa: En un tazón grande, mezcla la harina, la sémola, el azúcar glas y la sal. Agrega la mantequilla derretida o el aceite de oliva y el agua de rosas o agua de azahar, y mezcla hasta formar una masa suave y maleable. Si la masa está demasiado seca, agrega un poco más de agua de rosas o agua de azahar, una cucharada a la vez.
  3. Forma los Ma’amoul: Toma una porción de masa del tamaño de una nuez y haz una bola. Haz un agujero en el centro de la bola con el dedo pulgar para formar una cavidad. Rellena la cavidad con una pequeña cantidad de la mezcla de dátiles y nueces, luego cierra la masa alrededor del relleno y forma una bola nuevamente. Repite este proceso con el resto de la masa y el relleno.
  4. Hornea los Ma’amoul: Precalienta el horno a 180°C (350°F). Coloca los Ma’amoul en una bandeja para hornear forrada con papel pergamino y hornea durante 15-20 minutos, o hasta que estén dorados por fuera.
  5. Deja enfriar: Una vez horneados, retira los Ma’amoul del horno y déjalos enfriar completamente antes de servir.

¡Disfruta tus Ma’amoul caseros con una taza de té o café!

+ posts

Buscá en Reporte Asia