Rishi Sunak, el político británico de origen indio, posible primer ministro del Reino Unido

Sunak
El británico Rishi Sunak se reúne con miembros tories en el hipódromo de Fontwell Park como parte de su campaña para ser líder del Partido Conservador y próximo primer ministro, en Fontwell, Gran Bretaña, el 30 de julio de 2022. Foto: Joe Sene/Pool vía Reuters

Rishi Sunak, político británico de origen indio, se postula para ser primer ministro del Reino Unido, en representación del Partido Conservador. Tras el intento de Kamala Harris de ser la candidata del Partido Demócrata a la presidencia de Estados Unidos, es el más reciente vástago de colonos de origen indio en Occidente que intenta llegar a la cúspide política.

Gran Bretaña fue en su día el amo colonial de la India. Desde el punto de vista indio, el primer ministro británico es el jefe político histórico de un imperio de explotación -y también, recordémoslo, de un imperio de reforma-. Si no fuera por el dominio colonial británico, y por la lucha por la libertad orientada a los derechos contra él, la India no se habría convertido en una república democrática y constitucional en 1947, por mucho que reivindiquemos que las raíces de nuestra democracia se encuentran en nuestras antiguas estructuras, ya sean hindúes o budistas.

Todos los aspectos importantes de nuestra lucha por la libertad y de la vida colonial estaban vinculados al sistema político británico. Sobre todo desde principios del siglo XX, los indios agitadores consideraban al primer ministro británico como el símbolo del dominio colonial, el hombre al que había que vilipendiar o al que había que apelar.

Teniendo en cuenta este contexto histórico, el hecho de que un hombre de origen indio tenga posibilidades reales de convertirse en primer ministro británico demuestra cómo está cambiando el mundo. En un momento en que la India vive una forma de apartheid nacionalista hindú, la Gran Bretaña cristiana se compromete con un candidato a primer ministro que ha declarado que su religión es el hinduismo. Como miembro del parlamento (y más tarde canciller del tesoro) juró con el Bhagavad Gita.

Advierten que no se debe apresurar el acuerdo de libre comercio de Reino Unido con la India

Ahora el mismo hindú Sunak quiere ir al 10 de Downing Street. La esposa de Sunak, Akshata, es hija de multimillonarios hindúes. La riqueza de Sunak es, con razón, un punto de debate público, ya que las clases económicas y sociales han sido durante mucho tiempo características de la política británica. Pero su religión no se considera relevante. Esto apunta sin duda a un nuevo y notable nivel de tolerancia multicultural entre el electorado y la clase política británicos. En este sentido, sospecho que Gran Bretaña es ciertamente más secular y multicultural que Estados Unidos. Si Kamala Harris se hubiera presentado públicamente como hindú, sospecho que no habría llegado a la candidatura demócrata ganadora.

Si no fuera por el dominio colonial británico, y por la lucha por la libertad orientada a los derechos contra él, la India no se habría convertido en una república democrática y constitucional en 1947

El cristianismo anglicano es la religión estatal de Gran Bretaña. La reina Isabel es la cabeza de la Iglesia de Inglaterra. Sin embargo, el deseo de Rishi Sunak de ser primer ministro no se considera anómalo por motivos de religión.

De vuelta a la India, ¿qué piensan el Rashtriya Swayamsevak Sangh y el Bharatiya Janata Party de que este hindú de origen indio sea aceptado como posible primer ministro de Gran Bretaña? Después de todo, han marginado a los musulmanes y cristianos de la India con una descarada agenda de mayoritarismo religioso. No hay ni un solo musulmán en los bancos del Tesoro de ninguna de las dos cámaras del Parlamento, ni tampoco en el gabinete indio. (Con Boris Johnson, Gran Bretaña tenía más musulmanes en su gabinete que India).

Las fuerzas del RSS/BJP se jactan constantemente de que el hinduismo es el «vishwa guru». La literatura del RSS está llena de ataques a la historia de la civilización británica y también a la cristiana, como cruzados y expansionistas coloniales. Afirman que el hinduismo es la religión más tolerante del mundo, a pesar de la jerarquía de castas y las atrocidades contra los dalits. Y en su relato histórico, incluso los musulmanes y cristianos nativos de la India son tratados como enemigos.

Hoy en día, en Gran Bretaña, los hindúes son una pequeña minoría -alrededor del 1,6% de la población- y están formados por emigrantes muy recientes y sus descendientes. Sin embargo, el «minoritarismo» no parece jugar un papel importante en la competencia democrática británica. En la India del RSS/BJP -o incluso del Congreso en tiempos pasados- un musulmán o un cristiano no habría sido aceptado como candidato a primer ministro. Hasta aquí la tolerancia del hinduismo.

La riqueza de Sunak es un punto de debate público

Gran Bretaña se impuso como un imperio colonial cristiano. Sin embargo, esa Gran Bretaña permite ahora que Sunak compita por el puesto principal. Ningún líder de la oposición británica o incluso los propios competidores de su partido para primer ministro han planteado la cuestión de su religión. Su riqueza, sí. Su actitud hacia la clase trabajadora, sí. Y la evasión de impuestos de su esposa, sí. Todas las preguntas son muy buenas en una democracia. (Estas preguntas, por cierto, rara vez se hacen en la India).

Soy agnóstico sobre el resultado de la candidatura de Sunak. Pero sí sé esto: Gran Bretaña, la madre de la democracia parlamentaria, está dando a India una importante lección de tolerancia e igualdad. Pero India, por desgracia, ya no es un país al que se le permita aprender.

Artículo republicado de The Wire en el marco de un acuerdo entre ambas partes para compartir contenido. Link al artículo original:https://thewire.in/politics/rishi-sunak-british-prime-ministerial-candidate-hindu-india

Acerca del autor

Kancha Ilaiah Shepherd es un teórico político, activista social y escritor. Es autor de Why I Am Not a Hindu: A Shudra Critique of Hindutva Philosophy, Culture and Political Economy, y de Post-Hindu India: A Discourse in Dalit-Bahujan Socio-Spiritual and Scientific Revolution.