Una nueva investigación plantea nuevas dudas sobre los planes de interconexión fluvial de la India

INTERCONEXIÓN FLUVIAL INDIA

En octubre de este año, el departamento forestal indio dio el visto bueno definitivo a un proyecto para trasvasar agua del río Ken, a su paso por el estado de Madhya Pradesh, al cercano río Betwa.

La interconexión Ken-Betwa, que supondría embalsar el Ken y construir un canal hasta el Betwa, sería la primera de 30 interconexiones fluviales propuestas que transformarían radicalmente los sistemas fluviales de la India.

La idea original fue concebida en el siglo XIX por Arthur Cotton, general británico e ingeniero de regadíos. Cotton propuso conectar los principales ríos de la India para mejorar la irrigación y la navegación y aprovechar el paradójico fenómeno de las inundaciones en una parte del país y la sequía en otras.

Después de la independencia, a pesar del entusiasmo oficial por los grandes proyectos de infraestructuras, incluidas las presas hidroeléctricas, este planteamiento concreto no obtuvo una tracción significativa. En 1980, el Ministerio de Irrigación (ahora subsumido en el Ministerio de Jal Shakti) preparó un Plan de Perspectiva Nacional (NPP) «para transferir agua de las cuencas con excedentes hídricos a las cuencas con déficit hídrico», pero no hubo más medidas gubernamentales.

Sin embargo, en 2002, APJ Abdul Kalam, entonces Presidente de India, pronunció un discurso en el que mencionó el tema. Aprovechando el discurso, Ranjit Lal, abogado del Tribunal Supremo, presentó un litigio de interés público en septiembre de 2002, y el tribunal dictó sentencia poco después pidiendo que se acelerara el proyecto.

Trazado del canal propuesto para unir los ríos Ken y Betwa (Mapa: The Third Pole)

Decisiones basadas en datos secretos

En 2012, el Tribunal Supremo retomó el tema y declaró en su sentencia que «estos proyectos son de interés nacional, como opinan unánimemente todos los expertos, la mayoría de los Gobiernos estatales y, en particular, el Gobierno central». Pero los expertos en medio ambiente que fueron consultados sobre el proyecto como miembros de un comité de expertos creado en el marco de las sentencias del Tribunal Supremo han planteado regularmente sus preocupaciones.

Himanshu Thakkar, coordinador de la South Asia Network on Dams, Rivers and People, una red de activistas que trabajan en el sector del agua, fue miembro del comité de expertos del Ministerio de Recursos Hídricos sobre la interconexión de ríos entre 2009 y 2011. Contó a The Third Pole que, aunque la mayoría de los miembros del comité eran personas nombradas por el Gobierno que estaban de acuerdo con el proyecto, expertos independientes como él, Rajendra Singh, pionero de la gestión del agua, y Vijay Paranjape, conservacionista de cuencas hidrográficas, discrepaban a menudo.

Uno de los principales problemas para Thakkar era el uso de datos hidrológicos secretos. «Cuando solicité los datos como miembro del comité de expertos, me dijeron que el Ken formaba parte de la cuenca del Ganges, una cuenca internacional, y [puesto que] las cifras hidrológicas de las cuencas internacionales son secreto de Estado, no pueden ponerse a disposición [ni siquiera de los miembros del comité]», afirmó.

«Los datos hidrológicos de la cuenca del Ken y la cuenca del Betwa no son de dominio público ni se han sometido nunca a un examen público independiente. De hecho, los datos pluviométricos de los distritos que atraviesan el Ken y el Betwa, en los cuatro años anteriores (2023, 2022, 2021, 2020), no son sensiblemente diferentes. Entonces, ¿por qué se ha catalogado la cuenca del Ken como excedentaria en agua?».

En 2012, el Tribunal Supremo retomó el tema y declaró en su sentencia que «estos proyectos son de interés nacional, como opinan unánimemente todos los expertos, la mayoría de los Gobiernos estatales y, en particular, el Gobierno central»

Bhopal Singh, director general de la Agencia Nacional de Desarrollo del Agua (NWDA), encargada del proyecto de enlace fluvial, rebate esta afirmación. Dijo a The Third Pole: «el proyecto se basó en detallados estudios hidrológicos y de simulación que tenían debidamente en cuenta [las] necesidades río arriba y río abajo, los caudales medioambientales, etc., en la cuenca del Ken».

«Los estudios hidrológicos fueron realizados por el Instituto Nacional de Hidrología (NIH) de Roorkee y examinados y revisados por la Comisión Central del Agua», añadió Singh. En el sitio web de la NWDA figura un informe detallado del proyecto basado en un estudio del NIH realizado en 2003-04, pero no se incluye el estudio propiamente dicho. Singh declaró a The Third Pole que «no se puede compartir toda la modelización».

La nueva ciencia puede dar la vuelta a los viejos modelos

Otra cuestión urgente es que la ciencia ha avanzado mucho desde la época de Cotton, y el impacto de la interconexión de los ríos puede ser mucho más complicado de lo que se apreciaba en el siglo XIX.

Subimal Ghosh, catedrático del Departamento de Ingeniería Civil del Instituto Indio de Tecnología de Bombay y coordinador del Programa Interdisciplinario de Estudios Climáticos, explicó que tradicionalmente no se ha tenido en cuenta el agua atmosférica a la hora de considerar los ciclos del agua.

Un estudio reciente del que Ghosh es coautor ha descubierto que las cuencas fluviales adyacentes no existen aisladas, y que trasladar agua de una a otra puede tener un impacto adicional debido al agua atmosférica. El estudio se basa en el hecho de que hacia el final del monzón de verano indio, cuando el suelo está saturado y la evapotranspiración (el suministro de humedad de la tierra a la atmósfera) es bastante alta, las precipitaciones recicladas contribuyen a cerca del 25% de las precipitaciones del monzón. Si el agua de una cuenca se utilizara para regar otra, la combinación del aumento de la evapotranspiración y el viento podría reducir la lluvia monzónica tardía en un 12% en algunas regiones áridas del país, y aumentar las precipitaciones hasta un 10% en otras partes.

«Ahora sabemos con certeza que la alteración del ciclo terrestre del agua puede repercutir en los procesos atmosféricos», afirmó Ghosh. Sostuvo que hay «una necesidad urgente de incluir una evaluación rigurosa, guiada por modelos, de las consecuencias hidrometeorológicas» de proyectos como la interconexión de ríos.

En respuesta, Singh, de la NWDA, dijo que no podían comentar un estudio hipotético. «Teniendo en cuenta la escala de los ciclos meteorológicos e hidrológicos del país, estos trasvases de agua entre cuencas a zonas con escasez de agua son de escasa importancia… En cuanto al enlace Ken-Betwa, la mayor parte del agua de crecida aprovechada se utilizará en la propia cuenca del Ken y otra parte se utilizará para satisfacer las necesidades de agua de otras regiones, incluida la recarga de los depósitos existentes en la región de Bundelkhand», añadió.

25 de agosto de 2005: El entonces primer ministro Manmohan Singh (centro) entrega al ministro jefe de Uttar Pradesh, Mulayam Singh Yadav (izquierda), un Memorándum de Entendimiento para la elaboración de un Informe Detallado del Proyecto de Enlace Ken-Betwa. (Imagen: Ajit Kumar / Alamy)

La ilusión del excedente de agua

Un problema más profundo, según Thakkar, puede ser que las cuencas fluviales clasificadas como excedentarias en agua sólo se consideren como tales porque están menos desarrolladas. Señaló que los distritos de la cuenca alta del Ken carecen en gran medida de agricultura de uso intensivo de agua, y con pocas presas construidas para su almacenamiento. Por el contrario, el bajo Betwa atraviesa distritos agrícolas donde se cultivan grandes cantidades de agua, con un buen número de presas. El superávit, según él, es sólo una ilusión creada por los distintos niveles de utilización del agua en las diferentes geografías.

«Ahora se pretende construir presas en la región alta de Betwa, lo que creará un déficit en las presas existentes de la cuenca baja de Betwa», dijo Thakkar. «Se propone subsanar ese déficit con agua de la cuenca del Ken».

En respuesta, Singh dijo que el enlace Ken-Betwa no sólo tiene que ver con el trasvase de agua entre cuencas -la premisa central del entrelazamiento de ríos desde la época de Cotton hasta las decisiones del Tribunal Supremo-, sino también con la conservación del agua de las inundaciones. La mayor parte de las precipitaciones se producen en pocos días durante el monzón, y «apenas hay caudales en el Ken durante el periodo no monzónico», explica Singh. «La región tampoco es muy rica en aguas subterráneas debido al terreno de roca dura y aluvión marginal. Esperamos que este proyecto estabilice la disponibilidad de agua y mejore la gestión del agua en la región, sobre todo durante los años de sequía.»

Principales repercusiones de la interconexión fluvial

La visión de Singh de la utilización total del agua plantea sus propios problemas, según Depinder Kapur, director del programa de agua del Centro de Ciencia y Medio Ambiente de Delhi. «Cuantas más aguas fluviales utilicemos para la agricultura y el riego y el consumo urbano, menos quedarán para entrar en el mar, especialmente en la India peninsular, donde los ríos no se alimentan de las aguas del Himalaya», dijo Kapur.

Según un estudio de 2018, si los 30 proyectos de interconexión fluvial propuestos en el país se ejecutan en su totalidad, la descarga anual media de las cuencas afectadas se reducirá en un 73%. Aunque el estudio se centraba en las repercusiones para los humedales y estuarios, que se verían privados de fuentes clave de agua, también habría importantes ramificaciones para el océano.

Una disminución significativa del flujo de agua dulce fluvial hacia el mar alteraría la capa superior de agua del golfo de Bengala, formada por agua de baja salinidad y densidad que contribuye a mantener una temperatura superficial del mar superior a 28 grados centígrados. Esta elevada temperatura superficial crea a su vez zonas de baja presión e intensifica la actividad monzónica, explicó Mihir Shah, distinguido profesor de la Universidad Shiv Nadar y expresidente de un nuevo comité de redacción de la Política Nacional del Agua creado por el Ministerio de Jal Shakti en 2019.

La polémica presa del Mekong en Laos se enfrenta a obstáculos económicos y normativos

«Las precipitaciones en gran parte del subcontinente [indio] están efectivamente controladas por esta capa de agua de baja salinidad. Una interrupción en esta capa debido a la represa masiva propuesta por los enlaces fluviales … podría tener graves consecuencias a largo plazo para el clima y las precipitaciones en el subcontinente, poniendo en peligro los medios de subsistencia de una vasta población.»

Un problema más profundo, según Thakkar, puede ser que las cuencas fluviales clasificadas como excedentarias en agua sólo se consideren como tales porque están menos desarrolladas

Los ríos transportan algo más que agua, y los sedimentos también quedarían retenidos por las nuevas presas construidas para la interconexión fluvial. Esta es una preocupación crítica para los deltas de las cuencas del GangesBrahmaputra, Mahanadi, Godavari, Krishna y Kaveri, hogar de más de 160 millones de personas que se verían profundamente afectadas por el aumento del nivel del mar debido al cambio climático. Según un nuevo estudio sobre el delta del Ganges-Brahmaputra, los aproximadamente mil millones de toneladas de sedimentos que los ríos transportan actualmente cada año aumentarían entre un 34% y un 60% en el siglo XXI debido al aumento de las precipitaciones monzónicas. Más sedimentos en el delta ayudarían a compensar la subida del nivel del mar y a sostenerlo de forma natural.

Pero, como señalaba el estudio de 2018, si se construyen todas las presas implicadas en los proyectos de interconexión fluvial propuestos, esta carga de sedimentos se reduciría en un 87%.

Singh, de la NWDA, respondió diciendo que la captura de sedimentos por los embalses y su impacto en los deltas «siempre se exageran sin un estudio científico adecuado». Aunque sugirió que tales impactos serían «nominales», declaró a The Third Pole que la NWDA «ya había iniciado estudios del sistema de los proyectos de enlace propuestos para estudiar el probable impacto del cambio climático en la hidrología y la disponibilidad de agua, los patrones de demanda y las interacciones de las aguas superficiales y subterráneas».

De cara al futuro, dado que el Partido Bharatiya Janata ha vuelto al poder en Madhya Pradesh en las elecciones de noviembre de 2023 y que la interconexión fluvial figura en el programa electoral del partido para las elecciones generales de 2019, parece probable que se dé prioridad a las obras del enlace Ken-Betwa como prueba de que el plan avanza.

Nota: El artículo fue publicado originalmente en inglés en The Third Pole. La reproducción del mismo en español se realiza con la debida autorización. Link al artículo original:https://www.thethirdpole.net/en/nature/new-research-raises-fresh-doubts-about-indias-river-linking-plans/

+ posts

Es una periodista afincada en la India que escribe sobre salud, medio ambiente, sociedad e industria.

Buscá en Reporte Asia