En medio de sanciones contra Rusia, los BRICS pueden liderar el cambio hacia pagos en moneda nacional

BRICS

El actual conflicto en Ucrania tiene una decidida vertiente financiera internacional. Rusia, uno de los cinco países «BRICS» (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), se enfrenta a nuevas rondas de sanciones.

Occidente ha congelado los activos del banco central ruso, para impedir que utilice sus reservas de divisas de 630.000 millones de dólares. Aunque ninguna de las demás naciones del BRICS participa en las sanciones económicas contra Rusia, el banco multilateral creado por los países del BRICS, el Nuevo Banco de Desarrollo (NDB, a veces llamado Banco del BRICS), ha anunciado que ha puesto en suspenso nuevas transacciones en Rusia.

Sin ninguna referencia a las sanciones o a Ucrania, el comunicado del NDB decía: «A la luz de las incertidumbres y restricciones que se están produciendo, el NDB ha puesto en espera nuevas transacciones en Rusia». Sin embargo, el NDB enumera proyectos rusos por valor de unos 4.860 millones de dólares, que han sido ejecutados o aprobados, lo que indica que no se verán afectados por la paralización de nuevos negocios.

Las naciones del BRICS constituyen las cinco principales economías del mundo y ejercen una importante influencia en los asuntos internacionales.

En 2012, los BRICS tomaron la trascendental decisión de establecer su propio mecanismo de financiación. Dos años después, se creó el NDB para movilizar recursos para proyectos de infraestructura y desarrollo sostenible en las economías emergentes. También se creó el Acuerdo de Reservas Contingentes (ARC), un marco para la provisión de apoyo mediante instrumentos de liquidez y precaución en respuesta a presiones reales o potenciales de la balanza de pagos a corto plazo.

Las naciones del BRICS constituyen las cinco principales economías del mundo y ejercen una importante influencia en los asuntos internacionales

En una audiencia en el Congreso de EE.UU., Nathan Sheets, Subsecretario del Tesoro para Asuntos Internacionales, reconoció: «Como mayor accionista y único miembro con poder de veto sobre las principales decisiones del FMI, nuestro prolongado retraso en la aprobación de las reformas de la cuota y la gobernanza del FMI de 2010 ha llevado a nuestros socios a cuestionar nuestro compromiso con el sistema multilateral.»

Deficiencias en los mecanismos financieros de los BRICS

Aunque el impacto de su creación no ha sido insignificante, casi 10 años después, las deficiencias de estos mecanismos de pago han empezado a hacerse evidentes.

A nivel macro, el dinamismo de los BRICS se ha visto afectado por varios factores: la postura enconada de India y China ha debilitado el mecanismo; después de Crimea-2014 Rusia se ha visto afectada por sanciones que dificultan el préstamo de dinero a sus empresas de infraestructuras; Brasil se ha ido debilitando tanto económica como políticamente; los más de 30.000 millones de dólares saqueados en escándalos de corrupción han hecho retroceder a Sudáfrica, que ha mostrado su preferencia por acudir al FMI, a pesar de las onerosas condicionalidades de sus préstamos.

Imagen de archivo de los líderes de los BRICS en la cumbre del G20. Foto: Reuters

En cuanto al funcionamiento, el BRICS se encuentra criticado por la falta de transparencia, aunque se fundó con la misión de convertirlo en una estructura bancaria igualitaria, en la que los cinco miembros tuvieran los mismos derechos de voto.

Por su parte, India siempre tuvo un acuerdo comercial de rupias y rublos con Rusia. Sin embargo, se suspendió en 2005 porque Rusia estaba atascada con enormes saldos en rupias. Delhi volvió a cambiar al rublo en 2019 para el pago por adelantado de los sistemas de defensa S-400 para evitar la amenaza de las sanciones estadounidenses.

El banco de los BRICS tiene un capital autorizado de 100.000 millones de dólares. El capital inicial suscrito de 50.000 millones de dólares se reparte a partes iguales entre los miembros fundadores. Pero habrá que incluir otras economías emergentes como México, Turquía, Indonesia y Nigeria para que sea sostenible.

La capacidad del NDB para alcanzar todo su potencial

A pesar de estas deficiencias, las innovaciones financieras de los BRICS siguen siendo muy prometedoras.

En 2020, el NDB recibió la calificación crediticia de emisor a largo plazo AA+ de S&P y Fitch. En marzo, Fitch Ratings revisó la perspectiva de la calificación de incumplimiento de emisor a largo plazo (IDR) del NDB a «negativa» desde «estable» debido a «la presencia y el papel de Rusia como gran accionista». Al mismo tiempo, también confirmó las calificaciones del NDB en «AA+» debido a sus sólidos fundamentos crediticios, incluidos sus amplios colchones de capital.

el BRICS se encuentra criticado por la falta de transparencia, aunque se fundó con la misión de convertirlo en una estructura bancaria igualitaria

El NDB comenzó a ampliar su número de miembros en septiembre de 2021 con la admisión de Bangladesh, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Uruguay. En diciembre de 2021, Egipto fue admitido como nuevo miembro.

La actual crisis en Ucrania y la expansión de las sanciones occidentales dan la posibilidad de que los mecanismos del BRICS rompan por fin la hegemonía de las estructuras de financiación creadas por los países desarrollados.

¿Puede el BRICS aprender de sus errores?

La violencia entre Rusia y Ucrania es una verdadera prueba para la cohesión del banco BRICS. El conflicto se califica de «guerra económica y financiera», y las sanciones contra el banco central de Rusia parecen, si no diseñadas, sí destinadas a colapsar el rublo.

En la moción de la ONU para exigir el fin inmediato de la invasión de Ucrania, entre las 35 naciones que se abstuvieron están India, China y Sudáfrica. Sin embargo, Brasil votó en contra de Rusia. La situación actual es un momento ideal para hacer un balance de las relaciones internacionales de las naciones del BRICS y, en particular, de sus relaciones, a menudo problemáticas, con Occidente.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, viaja a la India

Una y otra vez, los cinco países miembros han acordado concederse mutuamente facilidades de crédito en moneda local. Pero esto no ha sido tan fácil dado que el dólar estadounidense es la moneda base actual en el comercio mundial.

Por su parte, India siempre tuvo un acuerdo comercial de rupias y rublos con Rusia. Sin embargo, se suspendió en 2005 porque Rusia estaba atascada con enormes saldos en rupias. Delhi volvió a cambiar al rublo en 2019 para el pago por adelantado de los sistemas de defensa S-400 para evitar la amenaza de las sanciones estadounidenses.

Dado que la UE y Estados Unidos bloquean el acceso de muchos bancos rusos a SWIFT, la India debe reforzar aún más el acuerdo comercial entre la rupia y el rublo. Dentro de Rusia, las transacciones se realizan a través de su sistema «Solución de Mensajería Financiera Estructurada» (SPFS), desarrollado en lugar de SWIFT en 2015.

Existe la posibilidad de que la India vincule la plataforma del Banco Central de Rusia con un sistema de mensajería financiera nacional. En China, el sistema alternativo de pagos SWIFT en RMB Cross-Border Interbank Payment System (CIPS), gestionado por el Banco Popular de China, ya está en marcha con más de 690 bancos como participantes.

Pero, en general, es el conservadurismo de los bancos centrales de los países BRICS el que tiene que cambiar. A menos que esté dispuesto a avanzar con ideas transformadoras, el NDB nunca podrá progresar hasta alcanzar su verdadero potencial. Esto ha comenzado a manifestarse en la innovación en algunas áreas, como la concesión de préstamos en monedas locales para proteger a los países prestatarios de un dólar más fuerte, que fue una de sus características fundacionales.

Acepta parámetros de cumplimiento de las normas medioambientales y sociales diseñadas por los prestatarios, respetando las propias políticas de sus miembros. Se ha criticado que China tenga una influencia indebida, ya que el banco tiene su sede en Shangai, pero ha instalado su primer centro regional en Sudáfrica, con planes para otro en São Paulo. China ha indicado en varias ocasiones que valora profundamente el mecanismo de los BRICS.

India siempre tuvo un acuerdo comercial de rupias y rublos con Rusia

En 2019, aunque el banco aprobó más de 12.000 millones de dólares en préstamos, desembolsó menos de 1.000 millones. Para ser suficientemente contemplados en la gobernanza financiera internacional, los BRICS necesitan salir de las sombras, no como prestatarios sino como prestamistas. Con la orientación política adecuada, el CRA y el NDB pueden ser impulsados a cumplir sus objetivos originales que van más allá de los BRICS.

La crisis actual es el momento adecuado para que las naciones del BRICS, utilizando la plataforma del NDB, lancen una alternativa al SWIFT, den impulso a las monedas nacionales y amplíen el comercio con los países que se enfrentan a las sanciones occidentales.

Al principio, el mecanismo de pago tendrá que estar vinculado a una tercera moneda internacional para garantizar que los exportadores no salgan perdiendo, dada la reciente fuerte volatilidad del movimiento del rublo. A pesar de los obstáculos, lo que no se puede ignorar es el impulso abrumador entre las economías emergentes de cambiar la situación monetaria de los pagos y préstamos internacionales, desde el hegemónico dólar estadounidense a las monedas locales.

 

Artículo republicado de The Wire en el marco de un acuerdo entre ambas partes para compartir contenido. Link al artículo original:https://thewire.in/world/amid-sanctions-against-russia-brics-can-lead-the-change-towards-national-currency-payments

Acerca del autor

Analista de estudios de Seguridad Internacional, ex consultora de la Secretaría del Consejo de Seguridad Nacional de la India.