Desafíos de la industria en Indonesia, oportunidades para América Latina

Indonesia industria
Pengajaringan, Indonesia Fuente: Pexels

La industria en Indonesia está atravesando por una serie de etapas en su desarrollo con vistas a contribuir significativamente con la Visión 2045 propuesta por la clase dirigente del país, para ser una de las diez primeras economías para dicho año, y una potencia industrial, llevando a la nación del archipiélago a poder superar la barrera de un país de ingresos medios. Por ello, en los últimos años, aún en los tiempos de la pandemia del coronavirus, hay algunas temáticas en dicho país que merecen su atención

La industrialización de las materias primas

El presidente de Indonesia, Joko Widodo (comúnmente conocido como “Jokowi”) ha venido enfatizando en sus discursos que Indonesia debe dejar de exportar materias primas, tanto del sector minero como de la agricultura. En el primer caso, destaca la prohibición de la exportación de níquel desde 2020 para que pueda ser fundida y procesada como un producto con mayor valor agregado. En el caso de la agricultura, se ha hablado de una futura restricción y/o prohibición de la exportación del aceite de palma.

Parte de las materias primas que se quieren procesar del sector minero, por ejemplo, irían a industrias estratégicas en el futuro como vehículos eléctricos y baterías.

Baterías en Indonesia, una cuestión de Estado

La sustitución de las importaciones

Así como Indonesia busca industrializar sus materias primas para que exista mayor valor agregado, mayor mano de obra empleada en el país, entre otros efectos, el país asiático también busca sustituir las importaciones, hasta un 35% para el año 2022. Es una medida que parece ambiciosa, que se desgrana por sectores: por ejemplo, las industrias químicas, farmacéuticas y textiles han logrado una sustitución de importaciones hasta un 21%, en tanto que agroindustria en un 19%. El sector de la salud será destacable, siendo que una de las ambiciones de Indonesia será convertirse en un hub regional de producción de vacunas.

La digitalización

Mucho se ha discutido hasta el momento sobre cómo la pandemia ha acelerado el uso de aparatos digitales, en todos sus formatos posibles, tanto para uso personal como industrial, por mencionar algunos de ellos. Donde la flexibilidad y la rapidez para innovar y producir, así como también para consumir, son cuestiones que el sector industrial de Indonesia está teniendo especial consideración.

Tal es así, que en la política Making Indonesia 4.0, el gobierno ha iniciado el desarrollo del Centro de Industria Digital de Indonesia 4.0 (conocido como PIDI 4.0), donde la economía digital debe contribuir al aumento del valor agregado y la capacidad de participación del país y sus empresas en la cadena de valor global.

La transformación digital, justamente, será uno de los principales enfoques de Indonesia en su carácter de Presidente del G20, que ha comenzado en Diciembre de 2021.

La sustentabilidad y el uso de las energías renovables

En línea con los objetivos del gobierno indonesio de alcanzar el 23% de la energía renovable como contribuyente en la matriz energética en 2025, junto a las preocupaciones existentes por la huella de carbono, el impacto del cambio climático en las sociedades y el aparato productivo del país, el sector industrial se encuentra ante la necesidad de incorporar todas aquellas medidas productivas y no productivas que tengan un carácter sustentable con el medio que los rodea.

¿Puede Indonesia volver a ser líder en materia de pesca?

En Kalimantan del Norte, el establecimiento de un futuro Polígono Industrial “Verde”, donde la energía procederá de fuentes renovables -agua-, es un ejemplo del compromiso del sector privado por la sustentabilidad.

La industria halal

Dado que la industria halal es un fenómeno global que tiene una dinámica creciente en los negocios internacionales, Indonesia está decidida a convertirse en un hub de la economía islámica y, por ende, de la industria también. Junto a Malasia, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, Indonesia es una de las principales economías islámicas.

Indonesia busca establecer un ecosistema halal. Para ello, el establecimiento de Polígonos Industriales Halal, Centros de Empoderamiento de la Industria Halal, entre otros lugares de infraestructura halal, los actores del sector industrial podrán desarrollar sus productos para atender las necesidades crecientes del mercado interno y externo. En sí, el mercado interno es significativo: aproximadamente 230 millones de habitantes (un 87% del total de la población) en Indonesia son musulmanes.

Indonesia y América Latina

Por lo mencionado anteriormente, una primera reflexión que sale a la luz es que los países de América Latina tienen que entender la significancia de Indonesia como economía y mercado no sólo en el Sudeste Asiático, sino a nivel mundial. Algunos países han comprendido la magnitud, acercándose a Indonesia a través de acuerdos de libre comercio o semejantes, o apostando a realizar inversiones en el archipiélago.

Indonesia ha mostrado interés en comenzar las negociones con MERCOSUR para un acuerdo comercial en este año, así como en América Central y el Caribe hay perspectivas para formatos similares, aunque de alcance parcial.

Si bien uno podría inferir que Indonesia se volverá más restrictiva para los negocios internacionales por el mero hecho de sustituir las importaciones en aquellos sectores donde pueda tener déficits comerciales notables, al mismo tiempo y tras un estudio detallado de las prioridades y necesidades estratégicas del país en el mediano y largo plazo, se podrá comprender que las oportunidades son más que la ausencia de ellas.

Será cuestión, entonces, de presenciar cómo los países de América Latina podrían cooperar y hacer negocios con este país asiático teniendo en cuenta sus necesidades de mayor industrialización, de participar aún más en las cadenas regionales y globales de valor, de contar con una industria que contribuya asimismo a una “economía verde” o sustentable, economía que, al mismo tiempo, está llamada a tener una cada vez mayor participación en el universo halal de productos y servicios, sean tangibles o no.

Acerca del autor

Director en PT DREAM DESTINATION SOLUTION, consultora de negocios internacionales en Indonesia , Miembro del Observatorio de Comercio Internacional (OCI) en la Universidad Nacional de Luján (UNLu), Argentina. Actualmente, se encuentra viviendo en Indonesia, y su principal objetivo es ayudar a contribuir en el entendimiento entre los países del Sudeste Asiático y de América Latina.