La Asamblea General de la ONU adopta una resolución liderada por Filipinas sobre servicios de agua, saneamiento, higiene y electricidad

agua

Filipinas, junto con Hungría, lideró la adopción consensuada por la Asamblea General de las Naciones Unidas de la resolución titulada «Servicios sostenibles, seguros y universales de agua, saneamiento, higiene (WASH), residuos y electricidad en los centros sanitarios». Colombia, Egipto, Nepal y Polonia también formaron parte del grupo central de apoyo a la resolución.

La resolución se centra en tres áreas principales en las que es urgente actuar: integrar los servicios de agua, saneamiento e higiene, residuos y electricidad en la planificación, programación, financiación y supervisión de la salud a todos los niveles; supervisar y revisar periódicamente los progresos, y reforzar la rendición de cuentas; y desarrollar y capacitar al personal sanitario para que preste y mantenga los servicios de agua, saneamiento e higiene, residuos y electricidad, y practique una buena higiene.

Al presentar la resolución antes de su adopción, la embajadora Leila Lora-Santos, encargada de negocios de la Misión Permanente de Filipinas ante las Naciones Unidas, señaló que, aunque se han logrado algunos avances desde la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud de 2019 que acordó cumplir con el objetivo de acceso universal a los servicios de agua, saneamiento, gestión de residuos e higiene en los centros de salud para 2030, aún quedan muchas brechas críticas.

20 años de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción: un G20 comprometido con el tema

«Es profundamente preocupante que uno de cada cinco centros sanitarios carezca de agua básica, uno de cada cinco no tenga saneamiento, uno de cada dos carezca de higiene básica de las manos, uno de cada cuatro no segregue los residuos sanitarios y, además, mil millones de personas accedan a los centros sanitarios sin electricidad fiable o sin acceso a la electricidad en absoluto»,
declaró la CDA Lora-Santos.

Destacó además que «el pleno funcionamiento de los servicios de agua, saneamiento e higiene, residuos y electricidad es un aspecto crucial para prevenir las infecciones, reducir la resistencia a los antimicrobianos, poner fin a las muertes maternas y neonatales evitables y responder a los brotes y las emergencias», y expresó la intención del grupo central de garantizar que los debates sobre servicios sostenibles, seguros y universales de agua, saneamiento e higiene, residuos y electricidad se integren en otros debates pertinentes de alto nivel aquí en las Naciones Unidas, en particular sobre la cobertura sanitaria universal, la resistencia a los antimicrobianos y las interrelaciones entre los ODS, entre otros.

Aunque se han logrado algunos avances desde la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud de 2019, aún quedan muchas brechas críticas

La resolución señala a la atención de la Asamblea General una necesidad muy clara y urgente de una mayor colaboración multilateral para reforzar y consolidar los compromisos, el liderazgo y las inversiones de los Estados Miembros.

Fue iniciado y dirigido a lo largo del proceso de negociación por Filipinas y Hungría, copresidentes del Grupo de Amigos en apoyo del agua, el saneamiento y la higiene en los centros sanitarios, con el apoyo y la asistencia de los equipos de la Organización Mundial de la Salud de Nueva York y Ginebra en calidad de Secretaría.

Dicho Grupo de Amigos promueve la aplicación efectiva por parte de los Estados miembros del Llamamiento Mundial a la Acción del Secretario General de las Naciones Unidas para remediar las muy solucionables deficiencias de los servicios de agua, saneamiento e higiene y otros servicios conexos en hospitales, dispensarios y centros de maternidad, dondequiera que se necesiten.

+ posts

Buscá en Reporte Asia