El curry: orígenes, variedades y recetas caseras

curry

El curry es un plato muy popular que se encuentra en diversas culturas culinarias de todo el mundo, aunque su origen se atribuye principalmente a la cocina del subcontinente indio.

Originalmente, el término «curry» se refería a una variedad de platos con una salsa especiada, a menudo elaborada con una mezcla de hierbas y especias, que podían variar según la región y los ingredientes disponibles.

Su preparación varía según la receta y la región, pero generalmente implica dorar las especias, cocinar los ingredientes principales en la salsa de curry y luego servirlo con arroz, pan plano (como naan o roti) o incluso fideos.

El curry se ha adaptado y adoptado en muchas partes del mundo, lo que ha llevado a una amplia variedad de estilos y sabores. En la India, cada región tiene su propio estilo distintivo de prepararlo, como el curry rojo de Kerala, el curry verde tailandés o el curry masaman de Malasia. En Japón, el curry japonés es muy popular y suele tener un sabor más suave y dulce en comparación con las versiones indias o tailandesas.

Katsu Curry (curry japonés con pollo)

Cómo preparar curry en casa

Ingredientes:

  • 500g de carne (pollo, cordero, res) o verduras (patatas, zanahorias, guisantes, calabaza)
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cebolla grande, picada
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 1 trozo de jengibre fresco, rallado (aproximadamente 1 cucharada)
  • 2 tomates grandes, picados
  • 2 cucharadas de pasta de curry (puede ser rojo, verde o amarillo, dependiendo de tus preferencias)
  • 1 lata (400ml) de leche de coco
  • 1 taza (240ml) de caldo de pollo o vegetales
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • Opcional: cilantro fresco picado para decorar

Calienta el aceite en una olla grande a fuego medio. Agrega la cebolla picada y cocina hasta que esté transparente, aproximadamente 5 minutos.

Añade el ajo picado y el jengibre rallado a la olla, y cocina por 1-2 minutos más, hasta que estén fragantes.

Agrega la pasta de curry a la olla y cocina, revolviendo constantemente, durante unos 2 minutos para que las especias se activen.

Si estás utilizando carne, añádela a la olla y cocina hasta que esté dorada por todos lados. Si estás utilizando verduras, agrégalas ahora y saltéalas durante unos minutos.

Agrega los tomates picados a la olla y cocina por unos minutos hasta que se ablanden.

Vierte la leche de coco y el caldo de pollo o vegetales en la olla, y mezcla bien. Deja que la mezcla hierva, luego reduce el fuego y deja cocinar a fuego lento durante unos 20-30 minutos, o hasta que la carne esté tierna o las verduras estén cocidas.

Prueba el curry y ajusta la sazón con sal y pimienta según sea necesario.

Sirvelo caliente, acompañado de arroz al vapor o pan plano (como naan o roti). Decora con cilantro fresco picado si lo deseas.

¡Disfruta de tu curry casero! Puedes personalizar esta receta agregando tus ingredientes favoritos, como papas, zanahorias, guisantes o incluso tofu.

+ posts

Buscá en Reporte Asia