Miguel Alberto Melhem: «el futuro de la vida urbana requiere de sostenibilidad y nuevos materiales»

Miguel Alberto Melhem

Comenta el especialista Miguel Alberto Melhem que en el corazón bullicioso de los centros urbanos, donde predominan abrumadoramente las estructuras clásicas de concreto, surge un concepto revolucionario que combina la vida moderna con la esencia de la naturaleza. 

En este sentido, en compañía de Melhem, quien es experto en temas de arquitectura y desarrollo urbano, trataremos de analizar y detallar el innovador diseño de rascacielos de madera con hogares modulares y agricultura vertical, realizada y llevada adelante por el cofundador de Penda, Chris Precht, y su esposa Fei. 

A grandes rasgos, podemos afirmar que esta idea innovadora, apodada «The Farmhouse», busca reconectar a los habitantes de la ciudad con la agricultura, ofreciendo una forma de vida sostenible y autosuficiente.

Reimaginando espacios urbanos

Indica Miguel Alberto Melhem que el concepto general de The Farmhouse es un paso inteligente y desafiante hacia el desarrollo urbano sostenible. En sintonía, afirma que este tipo de construcciones desafía el paradigma urbano tradicional integrando la agricultura en la vida diaria. 

Como sostuvimos anteriormente, esta idea no se trata solo de construir edificios que cumplan con sus funciones clásicas, sino que se trata de remodelar la vida urbana. 

En este sentido, vemos que el diseño se centra en módulos de vivienda en forma de A prefabricados hechos de madera laminada cruzada, una elección de material que habla mucho sobre sostenibilidad y conciencia ambiental desde el origen de la construcción.

Miguel Alberto Melhem

Vivienda modular: un nuevo enfoque

En el corazón del diseño de Precht se encuentran las unidades de vivienda modulares. De las cuales, Miguel Alberto Melhem comenta que no son solo espacios para vivir; son ecosistemas en sí mismos. 

Vemos que cada módulo está diseñado para soportar la agricultura, permitiendo a los residentes cultivar su propia comida. Este enfoque no solo promueve la sostenibilidad, sino que también fomenta un sentido de comunidad y responsabilidad compartida. 

Detrás de este nuevo sistema constructivo nos encontramos con la idea de que uno podría salir a su balcón para cuidar su jardín, alto sobre las calles de la ciudad. Sin lugar a dudas, un concepto innovador y que cumple con las exigencias requeridas para la protección del ambiente en esta nueva etapa que la humanidad en su conjunto está atravesando.

La Integración de la naturaleza y la tecnología

Cada módulo de vivienda en el diseño de Precht es una maravilla de la tecnología moderna y la integración natural. Estas unidades están equipadas con sistemas para electricidad, aislamiento y estructura, combinados con una capa externa para el suministro de agua y elementos de jardinería. 

Indica Miguel Alberto Melhem que esta mezcla de tecnología y naturaleza está en el corazón del concepto de The Farmhouse, asegurando que los residentes puedan vivir de manera sostenible sin sacrificar las comodidades de la vida moderna.

Por otro lado, especialistas resaltan que en aspecto único del diseño de Precht es el énfasis en la personalización. Los residentes pueden construir sus propios hogares, adaptando los espacios a sus necesidades. 

Esta personalización se extiende a la gama de programas ofrecidos en cada módulo, desde cocinas y salas de estar hasta dormitorios, balcones y jardines. El diseño también considera el aspecto comunitario, con diferentes unidades que contienen varios sistemas, desde equipos solares, gestión de residuos y unidades hidropónicas para el cultivo de alimentos.

Asimismo, es de importancia destacar que más allá de los aspectos físicos, el concepto de The Farmhouse tiene un profundo impacto psicológico. En este sentido, su objetivo es establecer una conexión física y mental con la naturaleza, algo que a menudo se pierde en el ritmo veloz y el bullicio de la vida en la ciudad. 

En base a estudios consultados por la firma durante el diseño y la realización del proyecto, podemos afirmar que la capacidad de cultivar la propia comida y vivir en un espacio que está en sintonía con la naturaleza puede tener un efecto positivo significativo en el bienestar mental de las personas que habitan esos espacios.

Shinjuku Sumitomo Building: Japón y sus maravillas

Respetar el paisaje urbano de una manera más sostenible

El concepto de The Farmhouse no se trata solo de los módulos individuales, sino también de cómo estas estructuras interactúan con el entorno urbano. En la base de estos rascacielos, se prevén programas públicos como mercados y espacios de almacenamiento de alimentos para abrazar el paisaje urbano y el vecindario circundante. 

En este sentido, comenta el especialista Miguel Alberto Melhem que este enfoque crea una integración perfecta del edificio con la ciudad, fomentando un sentido de comunidad y espacio compartido.

De allí que la sostenibilidad es la piedra angular del diseño de Precht. El uso de madera laminada cruzada no solo reduce la huella de carbono, sino que también promueve un enfoque más verde en la construcción. La integración de la agricultura vertical dentro de los espacios residenciales es un testimonio del compromiso con la vida sostenible. 

Este concepto fomenta un estilo de vida en armonía con el medio ambiente, reduciendo la dependencia de fuentes externas de alimentos y minimizando la generación de residuos, cierra Miguel Alberto Melhem.

 

+ posts

Colaboradora en ReporteAsia.

 

Buscá en Reporte Asia