Reporte Asia visita Japón: el Santuario de Itsukushima

Santuario de Itsukushima

En el marco del programa «Japan Up Close», Marcos González Gava en representación de Reporte Asia tuvo la oportunidad de visitar el Santuario de Itsukushima, un espacio que irradia paz y armonía.

El Santuario de Itsukushima: un espejismo flotante en el Mar de Seto

En la pintoresca isla de Miyajima, en la prefectura de Hiroshima, se encuentra uno de los sitios más emblemáticos y fotografiados de Japón: el Santuario de Itsukushima. Conocido por su torii flotante, este santuario sintoísta ofrece una visión mística que parece emerger directamente del mar, especialmente durante la marea alta.

Este lugar, que fusiona la espiritualidad con la naturaleza de manera excepcional, ha sido designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y su historia, cultura y belleza natural atraen a visitantes de todo el mundo.

Historia y espiritualidad ancladas en el agua

El Santuario de Itsukushima data del siglo VI, aunque su estructura actual fue construida en el siglo XII por Taira no Kiyomori, un poderoso clan de la época. Dedicado a las tres hijas de Susano-o no Mikoto, deidad del mar y las tormentas, el santuario es una muestra más de la profunda conexión entre la religión sintoísta y la adoración por la naturaleza.

Santuario de Itsukushima

La construcción del santuario sobre pilotes en el agua simboliza la pureza sintoísta, una creencia en la que el agua es un elemento purificador. Este diseño único también sirve para proteger la isla de la construcción humana, manteniendo su sacralidad, ya que la isla se considera un Dios en sí misma.

Un recorrido por el Santuario

Al acercarse a Itsukushima en ferry, el torii gigante de color bermellón se revela majestuosamente, marcando la entrada al santuario. Durante la marea baja, los visitantes pueden caminar hasta el torii, mientras que en la marea alta, este parece flotar sobre las aguas, creando un paisaje que impresiona.

Santuario de Itsukushima

El complejo del santuario incluye varios edificios conectados por pasarelas, destacando el salón principal (Honden), el salón de ofrendas (Haiden), y el teatro Noh, donde se realizan representaciones tradicionales. La arquitectura, que armoniza con el entorno natural, ofrece una experiencia inmersiva única, donde la espiritualidad y la belleza paisajística se entrelazan.

Sin embargo, Itsukushima no es solo famosa por su santuario. La isla ofrece senderos para caminatas, tiendas de souvenirs y restaurantes donde se puede degustar el famoso ostras de Miyajima. El monte Misen, accesible a pie o por teleférico, ofrece vistas panorámicas impresionantes de la isla y sus alrededores.

Festivales y eventos

El santuario es el centro de numerosos festivales sintoístas, destacando el Kangensai, el festival de música más antiguo de Japón, que se celebra en verano. Durante este evento, embarcaciones decoradas navegan entre el torii y el santuario, acompañadas de música tradicional, en una celebración que une a la comunidad y a los visitantes en un espectáculo cultural y espiritual.

+ posts

Buscá en Reporte Asia