India y Estados Unidos: análisis de la vinculación

India

Para India, un ecosistema de políticas orientado hacia el futuro no solo atraería más inversiones, sino que también fomentaría la innovación y la investigación y desarrollo (I+D), fundamentales para su avance tecnológico. La iniciativa India-EE. UU. sobre Tecnologías Críticas y Emergentes (iCET, por sus siglas en inglés) ha finalizado una hoja de ruta para el futuro.

En el acelerado panorama tecnológico global, la relación entre India y Estados Unidos se erige como un eje crucial, destinado a influir no solo en los lazos bilaterales, sino también en el futuro tecnológico más amplio. La aparición de esta asociación como respuesta a cambios geopolíticos, especialmente las crecientes preocupaciones de Estados Unidos sobre China, ha anunciado una nueva era de cooperación estratégica.

Estados Unidos ha surgido como el socio comercial más grande de India, con un comercio bilateral total de bienes y servicios que ha crecido significativamente a USD 192 mil millones en 2022, y se espera que alcance los USD 300 mil millones en los próximos cinco años. Este aumento no es simplemente una función de las dinámicas comerciales, sino un reflejo de los lazos estratégicos más profundos que ambas naciones están forjando. Subraya el potencial para una mayor colaboración, especialmente en el sector tecnológico, que está destinado a convertirse en el pilar de esta relación.

La alianza tecnológica India-Estados Unidos: un imperativo estratégico

La importancia de los lazos tecnológicos entre India y Estados Unidos se destaca con iniciativas recientes como la Iniciativa sobre Tecnologías Críticas y Emergentes (iCET). Lanzada en mayo de 2022 e inaugurada en enero de 2023, iCET representa un esfuerzo concertado para elevar y expandir las asociaciones estratégicas en tecnología y la cooperación industrial en defensa. Bajo esta iniciativa, Estados Unidos busca diversificar sus asociaciones tecnológicas, mientras que India aspira a consolidar su posición como un actor clave a nivel mundial.

En un énfasis adicional sobre la importancia de esta alianza, un resultado estratégico importante de las discusiones bilaterales recientes fue la facilitación de un sólido ecosistema de fabricación de semiconductores en India. Esto incluye iniciativas de empresas estadounidenses para capacitar a un número significativo de ingenieros indios en el campo de los semiconductores y contribuir al crecimiento de la industria de semiconductores de India.

Estudios de caso sectoriales

El sector del comercio electrónico, un área clave de colaboración, ha experimentado avances significativos. Una colaboración como el Diálogo Comercial India-Estados Unidos en marzo de 2023 ayudará a aprovechar las plataformas de comercio electrónico para apoyar a exportadores locales, fabricantes y micro, pequeñas y medianas empresas (MSME) en llegar a posibles compradores internacionales, y también se alineará con la Política de Comercio Exterior 2023. Como referencia destacada, los principales minoristas internacionales han aumentado notablemente su participación en India, reflejando un vínculo económico en crecimiento. Esto incluye un aumento significativo en las importaciones desde India e inversiones multimillonarias en los sectores de comercio electrónico y tecnología financiera del país, contribuyendo a oportunidades laborales mejoradas.

Otro sector es la tecnología espacial, que se ha convertido en un caso impulsor tanto de superioridad tecnológica como de innovación empresarial a nivel mundial. El compromiso de India y Estados Unidos de beneficiarse mutuamente de esta oportunidad se refleja en el reciente Acuerdo Situacional Espacial, para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de las actividades en el espacio exterior y proteger los satélites de amenazas artificiales o naturales. Mientras ambos gobiernos han firmado varios acuerdos de defensa en medio de la creciente incertidumbre geopolítica mundial, el papel de los actores privados en el ecosistema también se ha intensificado. La aprobación de la Política Espacial de India en 2023 impulsó significativamente la industria espacial privada de India, convirtiéndola en una atractiva oportunidad de inversión para inversores, especialmente de Estados Unidos. Se espera que el compromiso se diversifique aún más con el intercambio de talento y tendencias innovadoras.

Manteniendo un enfoque equilibrado: un imperativo político

La Computer & Communications Industry Association (CCIA), que representa a algunas de las principales entidades tecnológicas de Estados Unidos, al apreciar los esfuerzos revitalizados para impulsar el comercio a través de iniciativas bilaterales, señaló en una nota el desequilibrio y la falta de alineación en la relación económica y tecnológica entre Estados Unidos e India. Describiendo la a menudo «proteccionista» postura de India, menciona la mayor tributación de los servicios digitales extranjeros por parte de India, las pautas sobre el intercambio de datos geoespaciales que, según afirma, brindan un trato preferencial a las empresas indias, y las barreras de entrada al mercado para los servicios en la nube extranjeros, entre otras referencias.

Los recientes cambios en las políticas y regulaciones están siendo observados de cerca, especialmente en su enfoque hacia las grandes empresas tecnológicas. Aunque existe una creciente preocupación sobre la influencia y prácticas de las grandes tecnológicas, el desarrollo y enfoque de políticas como la Ley Digital India y la Ley de Competencia Digital reflejan un enfoque cauteloso hacia garantizar la seguridad del usuario y la competencia justa. Estas leyes buscan abordar posibles problemas como el daño al usuario y prácticas anticompetitivas en el sector tecnológico, respectivamente. Si bien estos desarrollos también han provocado discusiones entre inversores estadounidenses y otros interesados sobre la efectividad e implicaciones de dichas políticas, incluida la Política de Comercio Electrónico, pueden representar un paso progresivo. Estas políticas emergentes buscan un enfoque equilibrado en la formulación de políticas, teniendo en cuenta las diversas perspectivas y el impacto en la industria tecnológica y sus consumidores.

Para India, un ecosistema de políticas orientado hacia el futuro no solo atraería más inversiones sino que también fomentaría la innovación y la I+D, esenciales para su avance tecnológico. El marco regulatorio debe ser propicio para los negocios, asegurando facilidades operativas tanto para jugadores nacionales como extranjeros. Este enfoque es crucial en sectores donde la rápida innovación y la adaptabilidad son vitales.

Para Estados Unidos, debe equilibrar su ventaja estratégica con mercados abiertos e innovación. Esto implica colaborar en tecnologías críticas como la inteligencia artificial, promover estándares abiertos, fomentar la movilidad del talento y abordar las preocupaciones sobre la privacidad de los datos. Al centrarse en esfuerzos colaborativos en defensa, tecnología verde y atención médica, Estados Unidos puede desbloquear el potencial completo de esta asociación para la prosperidad de ambas naciones y su impacto global.

El reciente Memorando de Entendimiento ‘Innovation Handshake’, firmado entre ambos países, es un paso positivo en este proceso. Busca conectar los ecosistemas dinámicos de startups de ambos lados, abordar obstáculos regulatorios específicos para la cooperación, compartir información y mejores prácticas para la recaudación de fondos de startups, y promover la innovación y el crecimiento laboral.

Formulando un equilibrio y abrazando una asociación progresista

Equilibrar las preocupaciones de seguridad nacional con la apertura necesaria para el intercambio tecnológico, gestionar aspectos competitivos de la relación y garantizar beneficios equitativos de las empresas conjuntas son algunos de los problemas que requieren una cuidadosa navegación. Sin embargo, estos desafíos también presentan oportunidades: construir un ecosistema tecnológico más resistente, fomentar la innovación alineada con los valores democráticos y crear un modelo de asociación que pueda ser emulado a nivel mundial.

A medida que India y Estados Unidos continúan fortaleciendo su alianza tecnológica, el enfoque debería centrarse en construir una relación que no solo sea transaccional sino también transformadora. La asociación tecnológica entre ambos países, si se nutre con las políticas adecuadas y un espíritu colaborativo, tiene el potencial de ser un pilar fundamental en la configuración de un futuro donde la tecnología no solo impulse el crecimiento económico, sino que también reimagina un mundo más conectado y equitativo.

Nota: este es un artículo republicado del medio «Defence, Research and Studies» a través de un acuerdo de cooperación entre ambas partes para la difusión de contenido periodístico. Link original.

+ posts

Actualmente es Presidente de la Confederation of Education Excellence. Ha sido diplomático indio durante más de tres décadas. Trabajó como Comisario de Comercio en Nueva York y Jefe de Misión Adjunto en Suecia, Rusia y Nigeria. También ha sido embajador de la India en Jordania, Libia y Malta.

Buscá en Reporte Asia