Japón y China: las bases de la cooperación económica

Japón
Entre el 23 y el 26 de enero, una delegación de altos líderes empresariales de Japón está visitando China, marcando la primera visita de este tipo en alrededor de cuatro años. Desde 1975, el gobierno japonés y la comunidad económica han organizado delegaciones económicas para visitar China casi todos los años. Sin embargo, debido a varios factores, la última vez que una delegación económica japonesa visitó China fue en 2019.

Además de figuras económicas como representantes de la Asociación Económica Japón-China, la Federación Empresarial de Japón y la Cámara de Comercio e Industria de Japón, la delegación para esta visita a China también incluye a muchos personajes políticos, con un total de alrededor de 200 personas. Se puede decir que la alineación es impresionante y la escala es grande, reflejando la importancia que la delegación japonesa atribuye a esta visita a China.

Los dos países vecinos están llevando a cabo consultas sobre la descarbonización, el fortalecimiento de las capacidades industriales y la promoción de la estabilidad de la cadena de suministro, transmitiendo la necesidad e importancia de la cooperación económica entre China y Japón al mundo exterior.

La visita de la delegación económica japonesa a China se lleva a cabo en el complejo contexto de las relaciones sino-japonesas, que han sufrido de una falta de confianza mutua y comunicación, afectando así su cooperación económica en los últimos años.

Sin embargo, la estrecha relación económica entre China y Japón no puede ser ignorada, y el desacoplamiento y romper la cadena no es beneficioso para ninguna de las partes. Desde 2007, China ha sido el mayor socio comercial de Japón. En la última década, el volumen comercial bilateral anual promedio ha sido de alrededor de $300 mil millones, lo que representa más de una quinta parte del comercio exterior total de Japón.

China se ha convertido en una fuerza importante que impulsa el comercio exterior y el crecimiento económico de Japón. Según la Organización de Investigación del Comercio Exterior de Japón, en 2021, la tasa de retorno de la inversión de las empresas japonesas en China superó el 15 por ciento, superando con creces la tasa de retorno de la inversión de Japón del 4.2 por ciento en los Estados Unidos y el 10.4 por ciento en Tailandia. Los resultados de la encuesta publicados por la Cámara de Comercio China-Japón el 15 de enero mostraron que el 88 por ciento de las empresas japonesas siguen considerando a China como un mercado importante para su posicionamiento en el mercado chino después de 2024.

Japón

En segundo lugar, el desacoplamiento y romper las cadenas no son beneficiosos para ninguna de las partes. En los últimos años, bajo la incitación de los Estados Unidos, el gobierno japonés ha fortalecido sus medidas de «seguridad económica», debilitando artificialmente e intentando cortar los lazos económicos con China.

Es poco realista que Japón se desvincule completamente de la economía china. Según el periódico japonés The Nihon Keizai Shimbun, «cero importaciones de China llevarían a una pérdida anual de Japón de 53 billones de yenes (359 mil millones de dólares)», lo que equivale al 10 por ciento del PIB anual de Japón «evaporándose de la nada».

Tomando los semiconductores como ejemplo, el continente chino es el principal destino de exportación para las empresas japonesas de equipos de fabricación de semiconductores. En 2022, Japón exportó más de 820 mil millones de yenes (5.7 mil millones de dólares) en equipos de fabricación de semiconductores al continente chino, más del 30 por ciento de las exportaciones totales de Japón en este campo. La cooperación en la industria de semiconductores entre China y Japón está en línea con los intereses de ambos países.

En tercer lugar, hay un amplio espacio para la futura cooperación económica. Como las dos economías más grandes de Asia, China y Japón comparten muchas similitudes y complementariedades. Ambos países son potencias manufactureras en el mundo y una parte importante de la cadena de suministro global, y ambos enfrentan desafíos de transformación y mejora. Por ejemplo, China enfrenta actualmente un envejecimiento de la población, y Japón es uno de los primeros países en entrar en una sociedad envejecida. Por lo tanto, ambos países se enfrentan a desafíos en el suministro de la industria de cuidado de ancianos y la construcción de sistemas de apoyo, y el espacio de cooperación entre los dos países es enorme.

El 16 de noviembre de 2023, los líderes de ambos países intercambiaron opiniones profundas sobre temas estratégicos y direccionales y llegaron a muchos consensos importantes durante la 30ª Reunión de Líderes Económicos de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en San Francisco, EE. UU. Esto emitió una señal importante de esfuerzos para detener el declive y promover la estabilidad en las relaciones entre China y Japón.

La cooperación económica entre China y Japón también es propicia para mantener y promover la paz y estabilidad regionales y globales. Ambos países son miembros importantes de Asia-Pacífico, partidarios del sistema comercial multilateral y participantes en la gobernanza global. Los dos países pueden cooperar dentro de marcos como el Acuerdo de Libre Comercio China-Japón-Corea del Sur, la Asociación Económica Integral Regional, la Cooperación Económica Asia-Pacífico y el Grupo de los 20 para abordar conjuntamente problemas globales y contribuir a la construcción de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad.

La situación actual de las relaciones entre China y Japón es compleja y enfrenta muchos problemas nuevos. En este contexto, China y Japón necesitan basarse en los consensos alcanzados durante la reunión de líderes, implementar relaciones estratégicas mutuamente beneficiosas, profundizar la cooperación económica y lograr resultados beneficiosos para ambas partes.

Nota: este es un artículo republicado del medio «CGTN» a través de un acuerdo de cooperación entre ambas partes para la difusión de contenido periodístico. Link original.

 

+ posts

Yan Zeyang, un comentarista especial para CGTN, es investigador asistente en el Instituto de Estudios del Noreste Asiático y del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China.

Buscá en Reporte Asia