Potencial de cooperación en materia de defensa entre India y América Latina

India América
Las fuerzas armadas desempeñan un papel importante en varios países, sobre todo como guardianes de la ley y el orden, aunque a veces se las acusa de apuntalar regímenes antidemocráticos. (Reuters)

Potencial de cooperación en materia de defensa entre India y América Latina. La mayoría de los países de América Latina y el Caribe (ALC) disfrutan de condiciones libres de conflictos externos. Los grandes conflictos entre vecinos, incluso hostiles, son recuerdos lejanos.

El Tratado de Tlatelolco firmado por todas las naciones de la región en 1967 prohibió las armas nucleares en la región y también fue ratificado por las potencias nucleares. La mayor parte de la región también votó a favor del Tratado de Comercio de Armas de la ONU de 2013, aunque el crimen organizado sigue haciendo estragos en varios países. Hay muy pocas disputas dentro de la región, y ninguna de ellas amenaza la paz. Por tanto, la política de seguridad se centra más en la protección de los recursos naturales y el control de los movimientos delictivos.

Grandes países como Brasil han desarrollado capacidades de fabricación de aviones, pero en general la región es un importador neto de armas y material de defensa. Las fuerzas armadas desempeñan un papel importante en varios países, sobre todo como guardianes de la ley y el orden, aunque a veces se les acusa de apuntalar regímenes antidemocráticos. La existencia de movimientos de izquierda y guerrilla en algunos países provoca una respuesta militar.

En décadas pasadas, Estados Unidos y algunas otras potencias han ayudado a países como Colombia con equipos de defensa para contrarrestar estas amenazas. Algunos países como Venezuela, Bolivia y Ecuador intentaron distanciarse de EE.UU. y Europa, lo que ha creado una rivalidad incipiente desde el siglo pasado, que ha hecho que Rusia y China intensifiquen su cooperación en materia de seguridad.

Aumentan las importaciones de crudo de Brasil y la India planea comprar más

«Las organizaciones transnacionales del crimen y del narcotráfico son una de las amenazas más importantes a las que se enfrenta actualmente toda la región. Estas organizaciones han evolucionado con el paso del tiempo hasta convertirse en organizaciones extremadamente organizadas y están fuertemente armadas con lo último de lo último. Para combatir esta amenaza, la policía de las unidades específicas de control de drogas de la mayoría de los países latinoamericanos se ha militarizado en gran medida, por lo que requiere un apoyo logístico similar en el contexto de las armas, el equipo táctil, los vehículos blindados y el textil», explicó un alto diplomático de la región que deseaba permanecer en el anonimato.

Y añadió: «Aquí es donde las empresas indias especializadas en equipos y tecnología de seguridad, expertas en ciberseguridad, armas pequeñas, embarcaciones de patrulla, equipos de visión nocturna y chalecos antibalas, encontrarán muchas oportunidades de exportación en la región.»

En décadas pasadas, Estados Unidos y algunas otras potencias han ayudado a países como Colombia con equipos de defensa para contrarrestar estas amenazas

Los movimientos guerrilleros o grupos rebeldes como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELM) suponen una amenaza continua para la paz en Colombia y suelen tener un efecto de contagio en los países vecinos. El resto de los países no están exentos de movimientos guerrilleros, aunque no son tan notorios como las FARC, la mayoría de los países sufren de grupos rebeldes que suponen una amenaza constante para la población y el gobierno y son también responsables de un alto índice de criminalidad en la región.

La inestabilidad política y la volatilidad en Venezuela han provocado un éxodo masivo de venezolanos de la región. Aunque al principio los colombianos acogieron a los refugiados, ahora los países vecinos lo perciben como una amenaza y ha provocado no sólo un aumento de las tensiones sociales en la región, sino también la militarización parcial del Amazonas por parte de Brasil. Venezuela también ha participado activamente en escaramuzas fronterizas con Guyana, y es probable que éstas aumenten a medida que Venezuela siga reclamando los depósitos de crudo recientemente encontrados en las aguas guyanesas.

La región también se enfrenta a una creciente amenaza de ciberseguridad y la tendencia desde 2017 es la de un número creciente de ciberataques y casos de ransomware. Los países de la región tienen dificultades para hacer frente a esta situación debido a sus limitados conocimientos técnicos y buscan socios en el ámbito de la ciberseguridad.

ALC también sufre una de las tasas de criminalidad más altas del mundo y, a medida que aumenta la volatilidad racial, socioeconómica y política, la tasa de criminalidad también aumentará. También existe la posibilidad de que las amenazas a la seguridad no tradicionales, como la rápida deforestación del Amazonas, el hundimiento del Caribe y el aumento general del descontento entre la población, se manifiesten en forma de movimientos masivos de personas, aumento de los índices de delincuencia y nuevos movimientos rebeldes.

La región de ALC no se enfrenta, en gran medida, al tipo de amenaza a la seguridad al que se enfrentan la mayoría de los países. La falta de disputas fronterizas y entre países en la región significa que la mayoría de los países de América Latina y el Caribe no necesitan el tipo de armamento a gran escala que la mayoría de los países pretenden adquirir. El alto índice de delincuencia debido al crimen organizado en la región ha obligado a una intensa militarización de la policía. «La necesidad inmediata en la región es la de armas pequeñas, vehículos táctiles, chalecos antibalas, así como equipos de vigilancia. Estos productos no requieren el tipo de inversión que suelen exigir las armas de mayor tamaño y pueden convertirse en el nicho que India puede capitalizar en este sector», dijo otro diplomático.

Otro problema que se agranda cada día es el de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU, por sus siglas en inglés) que propagan los barcos chinos. Esta amenaza creciente de los buques chinos en las aguas territoriales de los países latinoamericanos y cerca de ellas ha hecho que la mayoría de los países sean conscientes de sus deficiencias en materia de seguridad marítima, por lo que se ha abierto un mercado para los equipos de seguridad marítima, que van desde los radares hasta las pequeñas patrulleras.

La experiencia india en este sector se beneficia de este nicho de mercado y como la relación entre India y América Latina se ha hecho más fuerte y más sólida en los últimos tiempos, es natural que este mercado también sea explorado.

Tecnologías de doble uso

A principios de esta semana, el ministro de Defensa, Rajnath Singh, dio a conocer unas 75 tecnologías para el uso de las Fuerzas Armadas indias, así como para el uso civil. Estas tecnologías incluyen también la ciberseguridad. Algunas de ellas están destinadas a ser exportadas a países amigos.

La región también se enfrenta a una creciente amenaza de ciberseguridad y la tendencia desde 2017 es la de un número creciente de ciberataques y casos de ransomware

En una reciente entrevista con los medios de comunicación, el Secretario Adicional del Ministerio de Defensa, Sanjay Jaju, indicó que entre las tecnologías y productos presentados se encontraban los siguientes: ciberseguridad, análisis del comportamiento humano, sistema de vigilancia inteligente, sistemas de automatización/no tripulados/robóticos; sistemas de vigilancia y reconocimiento (C4ISR) y análisis de datos operativos; mando, control, comunicación, informática e inteligencia; y gestión de la cadena de suministro y logística, y análisis de voz.

Nota: El artículo fue publicado originalmente en inglés en el Financial Express, y la reproducción del mismo en español se realiza con autorización directa del autor. Link al artículo original: https://www.financialexpress.com/defence/potential-for-defense-coordination-between-india-and-latin-america/2595299/

Acerca del autor

Es una periodista senior que trabaja en The Financial Express Publications. En una carrera de casi tres décadas, ha cubierto asuntos diplomáticos y estratégicos, así como los sectores de defensa y aeroespacial. Es experta en América Latina y el Caribe.