El 88% de los más de 9.000 agricultores de Punjab que se suicidaron en 18 años, estaban endeudados

Agricultores
Imagen representativa. Un agricultor en el Punjab. Foto: CIAT/Flickr (CC BY-SA 2.0)

Hasta 9.291 agricultores murieron por suicidio entre 2000 y 2018 en seis distritos de Punjab, India según ha revelado un estudio de la Universidad de Agricultura de Punjab (PAU) publicado en la última edición de Economic and Political Weekly.

Los distritos estudiados fueron Sangrur, Bathinda, Ludhiana, Mansa, Moga y Barnala

Según el estudio, el endeudamiento excesivo – en su mayoría contraído con préstamos de fuentes no institucionales – fue el principal factor impulsor en el 88% de estos casos.

Los agricultores marginales y pequeños fueron las principales víctimas: el 77% de los agricultores que murieron por suicidio poseían menos de dos hectáreas de tierra, según el estudio.

El estudio de campo también reveló que alrededor del 93% de los hogares afectados eran de aquellos en los que se había producido una muerte por suicidio. En el 7% de las familias había dos o más casos de suicidio. El 92% del total de muertes por suicidio fueron de hombres.

Según el estudio, el número de casos de suicidio relacionados con las deudas fue el más alto (515) en 2015. La cosecha de algodón había fracasado ese año.

El algodón es el principal cultivo comercial de los distritos de Bathinda, Mansa y Barnala, y la productividad del algodón americano fue la más baja (197 kg por hectárea) en 2015 de las últimas tres décadas.

El estudio dirigido por Sukhpal Singh, Manjeet Kaur y H.S. Kingra, tres miembros senior de la facultad del Departamento de Economía y Sociología de la PAU, consolidó el número total de muertes cubriendo todos los pueblos de estos seis distritos mediante encuestas puerta a puerta.

Entre los distritos encuestados, Sangrur, que es actualmente el principal centro del actual gobierno del Partido Aam Aadmi, es el que tiene el mayor número de muertes por suicidio, 2.506, seguido de Mansa (2.098), Bathinda (1.956), Barnala (1.126), Moga (880) y Ludhiana (725).

Razón de la fuerte deuda

Los agricultores de la región se han endeudado históricamente. De hecho, ya a principios de la década de 1920, el investigador británico Malcolm Lyall Darling había señalado: «El campesino del Punjab nace endeudado, vive endeudado y muere endeudado».

Para entender cómo el perenne problema de la deuda parece tener consecuencias fatales, el estudio analizó el cambiante panorama agrario del último siglo. Antes de la revolución verde en el estado, predominaba la agricultura de subsistencia. En ella, los insumos agrícolas eran producidos por el agricultor en casa, y la producción agrícola se destinaba al consumo doméstico.

el 77% de los agricultores que murieron por suicidio poseían menos de dos hectáreas de tierra

Pero a partir de mediados de la década de 1960, las estrategias de la revolución verde iniciaron una agricultura comercial en la que tanto los insumos como los productos agrícolas se vincularon al mercado.

Un agricultor recoge la cosecha de trigo en un campo del Punjab. Foto: Reuters

Por lo tanto, era necesario pedir fondos prestados y estos fondos, prestados a tipos de interés exorbitantes, especialmente por agencias privadas, empujaron a los agricultores a una trampa de endeudamiento.

Además, las políticas del neoliberalismo redujeron la rentabilidad de las explotaciones agrícolas mediante el encarecimiento de los insumos agrícolas, la estabilidad de los precios reales de los cultivos y la restricción de las subvenciones agrícolas.

Asimismo, la privatización de los servicios sociales (sanidad, educación y servicios domésticos) también debilitó el presupuesto familiar de las familias campesinas.

Esta situación condujo al campesinado, escaso de capital, a un estrangulamiento económico que se sumó a su desamparo.

El Gobierno de la India estudia gastar 26.000 millones adicionales para luchar contra la inflación

El 75% de los casos de suicidio entre los agricultores menores de 35 años

Alrededor del 75% de los campesinos que murieron por suicidio tenían entre 19 y 35 años, revela el estudio. Alrededor del 45% de los que murieron por suicidio eran analfabetos y el 6% había estudiado hasta el nivel secundario superior.

Según el estudio, las familias de las víctimas del suicidio estaban muy asustadas por su inseguridad social. Un tercio de estas familias perdió a su principal asalariado por suicidio y se quedó sin un camino claro para ganarse la vida. Alrededor del 28% de las familias sufrían depresión, según el estudio.

Alrededor del 13% de las familias tuvieron que vender sus tierras tras la muerte, dejando de lado su único medio de vida. Hasta un 11% de los hijos de las familias tuvieron que interrumpir su educación.

El estudio descubrió que las familias en las que un miembro había muerto por suicidio debido a la carga de la deuda también eran rechazadas socialmente.

Intervención política

Según el estudio, el sistema de pago de indemnizaciones a las familias de las víctimas es tedioso.

En marzo de 2013, el gobierno estatal había formulado una política según la cual la indemnización de 3 lakh, junto con otras ayudas, debía entregarse a las familias de las víctimas en un plazo determinado tras la muerte.

Pero, en muchos casos, estas familias se vieron privadas de esta indemnización por falta de los documentos necesarios, como el informe post-mortem, el historial crediticio, etc.

las políticas del neoliberalismo redujeron la rentabilidad de las explotaciones agrícolas mediante el encarecimiento de los insumos agrícolas

Según el estudio, es esencial ampliar la indemnización a todas las familias de agricultores en las que un miembro ha muerto por suicidio, ya que en su mayoría se encuentran en una situación económica desesperada.

El estudio también subraya que la liquidación de las deudas -la razón misma por la que los agricultores se vieron abocados al suicidio- quedó a menudo desatendida.

El estudio aconseja que se condonen los préstamos institucionales, que suponen alrededor del 43% del total de los préstamos contraídos por las familias víctimas.

Para liquidar los préstamos adelantados por fuentes no institucionales, debería hacerse efectivo un «Plan de Canje de Deuda de los Prestatarios» para convertir la deuda no institucional en deuda institucional, dice el estudio.

Además, el estudio sugería que se redujera el tipo de interés del crédito agrícola y que se regularan y supervisaran las funciones y actividades de las agencias de crédito no institucionales.

El pago de los productos de los agricultores debería hacerse directamente a éstos, y no a los comisionistas, para que los agricultores salgan de la esclavitud de los comisionistas o prestamistas.

En tercer lugar, el estudio señala que debería haber una compensación por las malas cosechas. En cuanto a la solución a largo plazo, hay que mejorar la rentabilidad de las explotaciones reduciendo los riesgos de producción y comercialización.

Para ello, la adquisición de productos agrícolas debe ser eficiente y eficaz. Además, hay que reducir los costes de cultivo proporcionando insumos agrícolas, como semillas, fertilizantes, productos agroquímicos y maquinaria agrícola a precios subvencionados, dice el estudio.

Un agricultor camina por un campo de arroz en el pueblo de Tannaurah, en el Punjab. Foto: Reuters/Ajay Verma

El siguiente problema, según el estudio, está relacionado con la fuerte mecanización de las explotaciones, que ha endeudado aún más al campesinado. Muchos pequeños agricultores pidieron préstamos para comprar tractores. Esta medida resultó ser inviable desde el punto de vista económico.

El estudio aconseja que se condonen los préstamos institucionales, que suponen alrededor del 43% del total de los préstamos contraídos por las familias víctimas

El estudio también pedía que se reforzaran los sectores de la sanidad y la educación públicas, proporcionando servicios gratuitos eficaces y eficientes a la población en general y a las familias con dificultades en particular.

Todas las miradas puestas en el nuevo gobierno

En el período previo a las elecciones de Punjab, el supremo del partido Aam Aadmi, Arvind Kejriwal, había afirmado que si su partido llegaba a formar gobierno en Punjab, pondría fin a las muertes por suicidio entre los agricultores.

En los dos meses transcurridos desde que el AAP llegó al poder, dos docenas de agricultores han muerto por suicidio.

La oposición, incluido el jefe del Congreso de Punjab, Amarinder Singh Raja Warring, ha criticado al gobierno dirigido por Bhagwant Mann por no cumplir su promesa.

El portavoz del AAP de Punjab, Malvinder Singh Kang, declaró a The Wire que el gobierno de Mann se ha comprometido a tomar las medidas adecuadas para que la agricultura sea rentable en Punjab y sacar a los agricultores de los ciclos de endeudamiento.

«El resultado será visible pronto en términos de intervención política y otras medidas», añadió.

En Punjab, alrededor de una cuarta parte de los pequeños agricultores del estado poseen tractores, lo que hace que su agricultura sea inviable debido a los mayores costes fijos y otras razones.

Por lo tanto, es necesario crear centros de servicio de maquinaria agrícola en cada pueblo en régimen de cooperativa. En ellos, los pequeños agricultores deben tener prioridad para el alquiler de maquinaria a medida.

Artículo republicado de The Wire en el marco de un acuerdo entre ambas partes para compartir contenido. Link al artículo original:https://thewire.in/agriculture/farmer-suicides-punjab