India vs. China en América Latina: ¿competidores o en ligas separadas?

China India América Latina
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el de la India, Narendra Modi.

América Latina ha pasado por numerosas etapas de compromiso con actores externos durante su historia independiente. Durante gran parte de los siglos XIX y XX, la región estuvo intrínsecamente vinculada a Europa y Estados Unidos.

Esta ecuación ha cambiado drásticamente en un siglo XXI multipolar: En la actualidad, América Latina ha sido cortejada por numerosos actores externos, desde Pekín y Tokio hasta Nueva Delhi y Teherán. Ninguno, sin embargo, ha dejado más huella que China, que se ha convertido rápidamente en el mayor socio comercial de Sudamérica, en el prestamista más importante de América Latina -más que el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de la CAF juntos – y en uno de los principales inversores extranjeros.

En la actualidad, China y Estados Unidos se disputan la influencia en América Latina. Casi toda Sudamérica (a excepción de Colombia y Ecuador) comercia más con China que con Estados Unidos; solamente México, Centroamérica y el Caribe (a excepción de Cuba) comercian más con Estados Unidos que con China.

En el ámbito político y diplomático, los chinos han conseguido recientemente que cinco países latinoamericanos –Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Nicaragua y Panamá– cambien el reconocimiento diplomático oficial de Taiwán por la República Popular China.

Los tres países latinoamericanos que actualmente se enfrentan a sanciones estadounidenses –Cuba, Nicaragua y Venezuela– han sido recibidos con los brazos abiertos por China, que los ha apoyado con préstamos, apoyo militar e inversiones.

La pandemia del COVID-19 ha aumentado aún más los temores de una contienda prolongada entre Estados Unidos y China, que podría desarrollarse mediante una guerra económica, sanciones y guerras comerciales. Como señala el economista brasileño Otaviano Canuto, «el futuro parece incierto, América Latina se encuentra atrapada entre dos grandes fuerzas globales que amenazan el crecimiento de la región: una potencial caída de los flujos de capital desde Estados Unidos a medida que el estímulo de la pandemia disminuye; y la disminución del crecimiento en China, donde una crisis energética está golpeando justo cuando los agotados mercados inmobiliarios del país comienzan a retroceder».

En la actualidad, China y Estados Unidos se disputan la influencia en América Latina

La crisis de la cadena de suministro tras la pandemia de COVID-19 y la invasión de Ucrania por parte de Rusia han añadido más capas de incertidumbre, con el aumento de los precios de las materias primas, la escasez de suministros y las sanciones internacionales, que han provocado una mayor volatilidad en el comercio mundial.

En estos momentos de incertidumbre, se podría argumentar que América Latina debe cubrir sus apuestas y reducir los riesgos mediante la diversificación de su exposición internacional.

La India puede ofrecer la oportunidad adecuada, en el momento oportuno. En los tres sectores analizados anteriormente -TI, productos farmacéuticos y automóviles- India mantiene una ventaja sobre China en la región latinoamericana.

Taiwán lucha por su supervivencia diplomática en América Latina

India es un gigante mundial de las tecnologías de la información y apenas se enfrenta a la competencia de China en este ámbito. En el sector farmacéutico, las empresas indias han exportado sistemáticamente más productos farmacéuticos acabados a América Latina que China a lo largo del siglo XXI; estas empresas también invierten más en la región latinoamericana que China.

Sin embargo, durante la pandemia de Covid, fue China (y no India) la que suministró la mayoría de las vacunas de la región. De hecho, es posible que China se adelante pronto a las empresas farmacéuticas indias en la región latinoamericana, dado que el PCCh ha dado prioridad al sector biofarmacéutico como «industria clave».

La pandemia del COVID-19 ha aumentado aún más los temores de una contienda prolongada entre Estados Unidos y China

En el espacio de los automóviles, India compite directamente con China en América Latina: India exporta muchos más coches a la región que China, pero ésta suministra más motos y piezas de automóvil. Las empresas indias de automóviles y autopartes también invierten una cantidad casi igual a la de China en la región latinoamericana.

Sin embargo, en la mayoría de las demás facetas, China opera en otra liga. En términos de de inversión global, comercio o préstamos, la presencia de China en América Latina está muy por delante de la de India.

China India LATAM
Fuente: Datos de la diáspora procedentes de fuentes gubernamentales oficiales de América Latina; datos comerciales del ITC, Trade Map; estimaciones propias para la inversión india, y datos de la inversión china de la Red Académica de América Latina y el Caribe sobre China; EXIM Bank of India para los préstamos de la India, y estimación de los préstamos chinos del Diálogo Interamericano; inversión de ALC en la India y China de la Observer Research Foundation, y del Banco Interamericano de Desarrollo; estimaciones propias del autor para los Centros de Estudios Latinoamericanos en la India, y del Dr. Allan Burns, de la Universidad de Florida, para China

Sin embargo, India sigue siendo un socio importante para la región latinoamericana. Mientras que China recibe mucha más atención política y diplomática en la región, la presencia más bien benévola de India ha cosechado mucha buena voluntad en América Latina.

A diferencia de China, India es una democracia, y se enfrenta a retos similares a los de América Latina, como los gobiernos de coalición, una burocracia rígida, la corrupción política y las frecuentes protestas. El crecimiento económico de India también ha llamado la atención de los países latinoamericanos, que han recalibrado a India en sus prioridades de política exterior como un actor clave en Asia.

Esta afinidad y buena voluntad han dado lugar a más visitas políticas de alto nivel entre India y América Latina, a pesar de la ausencia de una política exterior clara que dé prioridad a la otra (como es el caso de China).

durante la pandemia de Covid, fue China (y no India) la que suministró la mayoría de las vacunas de la región

También ha habido más intercambios entre personas, con esfuerzos de colaboración conjunta entre artistas, cineastas, músicos y académicos, que se benefician de las complementariedades entre India y América Latina.

Aunque los negocios y la diplomacia económica seguirá siendo el principal motor de las relaciones entre India y América Latina, sería beneficioso que los gobiernos de ambas partes ofrecieran más incentivos para profundizar en los intercambios entre personas.

 

Nota: el presente artículo es parte del informe LATIN AMERICA’S TRYST WITH THE OTHER ASIAN GIANT, INDIA del Programa de América Latina del Wilson Center. Su traducción y publicación se realiza con autorización directa del autor.

Acerca del autor

Tiene una Maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Stanford. Es Global Fellow en el Woodrow Wilson Center y asesor comercial para India y Oriente Medio de ProColombia, agencia gubernamental de promoción de inversiones y comercio. Se especializa en las relaciones entre India y América Latina, la política y la economía de América Latina y la política exterior de la India.