La abundante oferta de litio conduce a una reducción en la producción y una revaluación de los planes de las empresas mineras

oferta litio

En el último año, los precios del litio han experimentado un marcado declive debido a la creciente oferta de este metal esencial para las baterías, superando el ritmo de crecimiento de la demanda. Este fenómeno ha llevado a empresas mineras de litio de todo el mundo a ajustar a la baja sus niveles de producción y desarrollo en los últimos meses.

A pesar de esta tendencia global, en Nevada, proyectos de extracción de litio siguen avanzando hacia la producción, aunque el inicio de la misma, incluso en proyectos más avanzados, está proyectado como mínimo a un par de años en el futuro. Los analistas sugieren que los precios del litio podrían repuntar en los próximos años a medida que la demanda de baterías eléctricas experimente un crecimiento acelerado.

Durante el 2022, el precio del carbonato de litio para entrega en China osciló entre 70.000 y 80.000 dólares por tonelada métrica. Sin embargo, en el transcurso del 2023, el precio del litio experimentó una disminución cercana al 80%, situándose en alrededor de 13.200 dólares por tonelada métrica en enero de 2024. A pesar de esta caída, sigue siendo más del doble del precio registrado durante la caída del litio en 2019-2020, que fue de 6.000 dólares.

Otros minerales para baterías también han visto afectados sus precios debido a la falta de demanda. El níquel y el cobalto han disminuido aproximadamente un 40% desde sus niveles máximos en 2022, mientras que el precio del cobre ha caído alrededor del 10%.

El nuevo proyecto de Ganfeng en Argentina

Según la empresa de inteligencia empresarial CRU, la oferta mundial de litio casi se ha duplicado en los últimos dos años, lo que ha llevado a las empresas mineras a reevaluar sus planes. En Australia, responsable del 40% del suministro mundial de litio, se ha observado este fenómeno de reevaluación, marcando un periodo en el que se han iniciado numerosos proyectos en un corto período.

Varios factores han contribuido al crecimiento relativamente lento de la demanda de litio. Los precios de los vehículos eléctricos no han disminuido tan rápido como se esperaba, y algunos países, como China, Alemania y Francia, han reducido sus subvenciones a la compra de vehículos eléctricos. Además, el aumento de los tipos de interés ha ralentizado las ventas de automóviles en general, lo que ha afectado a las expectativas de crecimiento de la demanda de vehículos eléctricos.

La reducción de los precios del litio podría tener implicaciones en la cadena de suministro y dar lugar a una disminución en los precios de los vehículos eléctricos, posiblemente generando un aumento en la demanda de vehículos eléctricos y litio.

El futuro de los cambios en la oferta y la demanda de litio, así como las consiguientes fluctuaciones de precios, no está claro en los próximos meses y años. Algunos analistas sugieren que China podría ver el retroceso de los precios como una oportunidad para ganar más terreno en el mercado.

Los precios del litio «tenderán en general a la baja durante la segunda mitad» de 2024, según analistas de Fastmarkets, mientras que otros, como Citi, indican que el mercado del litio es sensible a pequeños cambios y que una reacción de la oferta al actual entorno de precios más bajos podría preparar al mercado para un repunte en la segunda mitad de 2024.

+ posts

Buscá en Reporte Asia