Miguel Alberto Melhem: “Marina Bay Sands es un emprendimiento que decora el horizonte de Singapur”

Miguel Alberto Melhem

Comenta Miguel Alberto Melhem que Marina Bay Sands, un complejo integrado en Singapur, es un testimonio de la innovación arquitectónica que demuestra el potencial económico de uno de los países más pujantes del sudeste asiático. 

En este marco, desde su apertura en 2010, se ha convertido en un símbolo icónico del Singapur moderno, atrayendo a millones de visitantes anualmente.  

Para analizar el contexto de la construcción de esta obra es importante tener en cuenta el marco económico de este país. En este sentido, la economía de Singapur se destaca por su fuerte énfasis en sectores como la industria manufacturera, los servicios financieros, la tecnología, la logística y el turismo. Además, es deber destacar que la estratégica ubicación geográfica de Singapur, su infraestructura avanzada, políticas pro-negocio y su fuerza laboral altamente educada han contribuido significativamente a su éxito económico.

Diseño arquitectónico e inspiración

Diseñado por el renombrado arquitecto Moshe Safdie, Marina Bay Sands es una maravilla de la arquitectura contemporánea. Inspirado en barajas de cartas, el complejo presenta tres torres hoteleras de 55 pisos, conectadas por el Sands SkyPark. 

Este SkyPark ofrece una piscina infinita de 150 metros, proporcionando vistas impresionantes del horizonte de Singapur. 

Miguel Alberto Melhem

Indica el especialista Miguel Alberto Melhem que la singularidad del diseño radica en su mezcla armoniosa de funcionalidad y atractivo estético, simbolizando el surgimiento de Singapur como una ciudad abierta al mundo.

Sin embargo, la construcción de Marina Bay Sands no estuvo exenta de desafíos. Inicialmente programado para abrir en 2009, el proyecto enfrentó retrasos debido a costos crecientes y escasez de mano de obra, exacerbados por la crisis financiera global. 

Estos desafíos necesitaron soluciones innovadoras, como la apertura por fases del complejo y la gestión financiera estratégica. La exitosa finalización del complejo, a pesar de estos obstáculos, es un testimonio de la resiliencia y el ingenio de su equipo de construcción.

Impacto económico y cultural

Remarca el especialista Miguel Alberto Melhem que Marina Bay Sands ha tenido un profundo impacto en la economía y el sector turístico de Singapur. En este sentido, las proyecciones indican que contribuyó en un  0.8% al PIB del país para 2015, creando miles de empleos. 

Así también, el complejo se ha convertido en una importante atracción turística, atrayendo visitantes no solo por su casino y facilidades de entretenimiento, sino también por su grandiosidad arquitectónica. De allí que Miguel Alberto Melhem destaca que su presencia refuerza la imagen de Singapur como un destino líder para el turismo de lujo y conferencias de negocios. 

Miguel Alberto Melhem

Además, es importante agregar que este complejo tiene una repercusión cultural a nivel global. En este sentido, Marina Bay Sands obtuvo gran renombre mundial a partir de su aparición en películas como «Crazy Rich Asians» y videojuegos como «Call of Duty: Black Ops 3». 

Estas apariciones no solo han cimentado su estatus como un ícono arquitectónico, sino que también han mostrado la modernidad de Singapur y su atractivo como ciudad global en los ámbitos del entretenimiento y los medios.

Instalaciones y funcionalidad

Afirma el especialista Miguel Alberto Melhem que el complejo ofrece una gran cantidad de instalaciones, atendiendo tanto a visitantes de ocio como de negocios.

El hotel en sí alberga 2,561 habitaciones, proporcionando alojamientos lujosos. El casino, uno de los casinos atrio más grandes del mundo, ofrece una amplia gama de opciones de juego. 

The Shoppes at Marina Bay Sands es un espacio de compras con más de 300 tiendas y opciones de comedor frente al agua. 

Además, el Museo de Arte y Ciencia, otra maravilla arquitectónica con forma de loto, alberga varias exposiciones y eventos notables. 

Finalmente, el SkyPark, con su piscina infinita y plataforma de observación, ofrece una vista inigualable de la ciudad.

El arquitecto detrás de la obra

Como nombramos al inicio el arquitecto que estuvo a cargo del diseño de esta maravillosa obra fue, Moshe Safdie, un renombrado arquitecto canadiense-israelí cuya visión creativa ha dejado una marca significativa en el mundo de la arquitectura contemporánea. 

Agrega Miguel Alberto Melhem que este arquitecto es conocido por su enfoque humanista y sus diseños audaces y visionarios, distinguiéndose por fusionar la funcionalidad con la estética, creando estructuras emblemáticas que resaltan la interacción entre el entorno construido y el contexto social en el que se erigen. 

Melhem

Además de Marina Bay Sands, Safdie ha dejado su huella en numerosas obras notables alrededor del mundo. Su primera gran obra, «Habitat 67» en Montreal, diseñada como parte de la Expo 67, fue un conjunto residencial revolucionario compuesto por bloques apilados, desafiando las convenciones de la vivienda modular.

Otros proyectos destacados incluyen el Museo de los Pueblos de Judea en Israel, el Centro de Convenciones de Montreal, el Museo de la Vida y la Ciencia en Carolina del Norte, y la Biblioteca Pública de Salt Lake City, entre otros. 

Cada una de estas estructuras refleja la habilidad de Safdie para combinar la funcionalidad con la belleza estética, integrando la arquitectura con su entorno de manera armoniosa y deslumbrante, cierra Melhem.

+ posts

Colaboradora en ReporteAsia.

 

Buscá en Reporte Asia