La respuesta de Corea del Sur ante las bajas tasas de natalidad

natalidad

El presidente surcoreano, Yoon Suk Yeol, creará un nuevo puesto de jefe secretario presidencial para ayudar a afrontar la baja tasa de natalidad del país.

Durante una reunión semanal con sus jefes secretarios, Yoon instó a los preparativos para establecer una nueva oficina para un jefe secretario presidencial para los asuntos de la baja tasa de natalidad, según su portavoz, Kim Soo-kyung.

La orden se produce unos días después de que el gobierno informara, en un discurso a la nación, que creará un nuevo ministerio para supervisar los asuntos de la baja tasa de natalidad y hará que su jefe funja también como vice primer ministro para asuntos sociales.

La tasa global de fecundidad (TGF), el número medio de hijos que se espera que conciba una mujer durante su vida, alcanzó un mínimo histórico, de 0,72, en 2023.

Esta cifra está muy por debajo de los 2,1 nacimientos por mujer necesarios para mantener una población estable, sin inmigración.

Corea del Sur registra el mes de abril más cálido en medio siglo

Desafíos demográficos y cambios sociales

La baja tasa de natalidad en Corea del Sur es un problema demográfico importante que ha generado preocupación en el país durante varias décadas. Se ha convertido en un tema prioritario para los líderes políticos y la sociedad en general debido a sus implicaciones a largo plazo para la economía, el sistema de bienestar social y la estructura demográfica del país.

Como resultado del rápido desarrollo económico y la urbanización, ha habido una transición significativa en los estilos de vida de las personas. Muchos jóvenes están optando por postergar el matrimonio y la maternidad/paternidad para centrarse en sus carreras y aspiraciones personales.

Por otro lado, los altos costos de la educación, el cuidado infantil y la vivienda son factores que disuaden a muchas parejas. En una sociedad donde la competencia académica es intensa y la presión por el éxito es alta, criar hijos puede resultar financieramente desafiante.

Aunque se han implementado algunas políticas para abordar la baja tasa de natalidad, como subsidios por nacimiento y licencia parental remunerada, muchos consideran que estas medidas no son suficientes. La falta de políticas de apoyo integral para las familias, como servicios de cuidado infantil asequibles y flexibles, también puede desalentar a las parejas de tener hijos.

Otro factor que influye es que muchas mujeres están optando por una mayor independencia y autonomía en lugar de seguir roles tradicionales de género. Anteriormente, el país estaba fuertemente arraigado en roles de género tradicionales, donde se esperaba que las mujeres se dedicaran principalmente al cuidado del hogar y la crianza de los hijos, mientras que los hombres eran vistos como los proveedores principales. En Corea del Sur, el matrimonio y la maternidad se perciben cada vez más como opciones que pueden restringir la libertad y las oportunidades de las mujeres. La presión social para casarse y tener hijos todavía existe en cierta medida en la sociedad surcoreana, pero cada vez más mujeres están desafiando estas expectativas y optando por seguir sus propios deseos y aspiraciones.

+ posts

Buscá en Reporte Asia