Malasia condena el ataque aéreo israelí que causó la muerte de trabajadores humanitarios de la WCK en Gaza

Malasia condena el ataque aéreo selectivo de Israel en el que murieron siete trabajadores humanitarios de la organización benéfica World Central Kitchen (WCK) en Gaza.

«Hacemos llegar nuestro más sentido pésame a las familias y seres queridos de los fallecidos, así como a las naciones que lloran la pérdida de sus ciudadanos en este ataque sin sentido contra organizaciones e individuos dedicados a proporcionar ayuda humanitaria a la población asediada de Gaza», declaró el miércoles el Ministerio de Asuntos Exteriores de Malasia, conocido popularmente como Wisma Putra.

El comunicado afirma que es desalentador saber que las operaciones del WCK se han suspendido temporalmente como consecuencia de ello.

«La suspensión de sus operaciones obstaculizará los esfuerzos de ayuda inmediata, exacerbando los retos a los que ya se enfrentan quienes luchan contra la hambruna y las enfermedades generalizadas», rezaba el comunicado.

Comienzo de las operaciones de lanzamiento aéreo de ayuda humanitaria de la RSAF para Gaza

Entre las víctimas había tres ciudadanos británicos, un polaco, un australiano, un palestino y un ciudadano con doble nacionalidad estadounidense y canadiense.

La declaración también expresa su profunda preocupación por los recientes ataques deliberados contra el edificio del consulado iraní en Damasco (Siria).

Wisma Putra afirmó que el régimen israelí debe adherirse a la Resolución 2728 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y que el conflicto de Gaza debe terminar.

La suspensión de sus operaciones obstaculizará los esfuerzos de ayuda inmediata, exacerbando los retos a los que ya se enfrentan quienes luchan contra la hambruna

El pueblo palestino merece el apoyo y la ayuda incondicionales de la comunidad internacional, y nos incumbe luchar colectivamente por una resolución pacífica y sostenible de la actual crisis de Gaza», afirma la declaración.

«El firme apoyo y solidaridad de Malasia con el pueblo palestino sigue siendo inquebrantable y abarca su derecho fundamental a la autodeterminación.

«Malasia defiende firmemente el establecimiento de un Estado palestino independiente y soberano, respetando las fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén Oriental reconocida como su capital y aceptado como miembro de pleno derecho de las Naciones Unidas», añadió Wisma Putra.

+ posts

Buscá en Reporte Asia