Construcción del metro de Bogotá por empresas chinas: denuncias de corrupción, retrasos y otros desafíos

metro Bogotá

Con un avance del 35% en la construcción de la tan esperada primera línea del metro de Bogotá al cierre de 2023, la Alcaldía de la capital colombiana ha presentado un reporte de avance. Sin embargo, la obra no está exenta de preocupaciones y desafíos, principalmente relacionados con el consorcio liderado por la China Harbour Engineering Company (CHEC).

El consorcio, conformado por empresas chinas, ha generado desconfianza debido a cuestionamientos sobre su desempeño en proyectos de gran envergadura en todo el mundo, incluyendo casos de daños ambientales, corrupción y retrasos en la entrega de proyectos. Leland Lazarus, director asociado de seguridad nacional del Instituto Jack D. Gordon de Políticas Públicas de la Universidad Internacional de Florida, destaca que CHEC enfrenta acusaciones similares en diversas partes del mundo, como Uganda y Sri Lanka.

En Uganda, CHEC fue inicialmente contratada para liderar el proyecto del ferrocarril de vía estándar, pero después de siete años sin avances significativos, el país optó por reemplazarla por una corporación turca. En Sri Lanka, la edificación de la nueva ciudad portuaria de Colombo, a cargo de CHEC, fue identificada en 2020 como un caso de elefante blanco.

Además, se ha revelado que CHEC admitió internamente que no cumple con los estándares de seguridad necesarios para el proyecto del metro en Bogotá, y la mano de obra colombiana empleada en las partes más importantes es limitada, con una gran cantidad de trabajadores provenientes de China.

Douglas Farah, analista internacional, señala que países como Bolivia, Costa Rica, Honduras y Jamaica han expresado críticas que abarcan el uso de materiales de baja calidad, contaminación en áreas protegidas, falta de mantenimiento y demoras, todas relacionadas con la mala calidad del trabajo de CHEC.

América Latina se acelera: las exportaciones de motocicletas de la India superarán los 1.000 millones de dólares en 2022

En octubre de 2022, se ratificaron anomalías vinculadas a casos de sobornos en Bolivia, donde CHEC estuvo involucrada en un escándalo de corrupción. La empresa fue sancionada por el Banco Mundial en 2009 debido a prácticas fraudulentas en licitaciones.

La Empresa Metro de Bogotá ya multó con más de 800 millones de pesos al consorcio chino conformado por CHEC y Xi’An Metro en 2023 por incumplir plazos en la entrega de estudios y diseños preliminares.

En cuanto a los problemas medioambientales, Leland Lazarus destaca que algunos proyectos no cuentan con los estudios adecuados para analizar el impacto real en el medio ambiente. Diversos grupos indígenas están reclamando y tratando de demandar a empresas chinas por la deforestación generada por megaproyectos de infraestructura.

Estos contratiempos generan preocupación entre los ciudadanos y expertos, poniendo en tela de juicio la capacidad de CHEC para cumplir con las expectativas y plazos del proyecto del metro de Bogotá, a pesar de los acuerdos diplomáticos firmados entre el presidente colombiano, Gustavo Petro, y China. La interventoría de la Empresa Metro de Bogotá realiza un seguimiento mensual al contrato establecido con el consorcio, mientras que la ciudadanía espera una respuesta del consorcio frente a posibles incumplimientos o hechos de corrupción.

+ posts

Buscá en Reporte Asia