Una nave espacial japonesa entra en órbita lunar para alunizar el 20 de enero

El explorador lunar japonés entró con éxito en la órbita de la Luna el lunes, según informó Kyodo News, y se espera que la nave aterrice en su superficie el 20 de enero si la misión se desarrolla según lo previsto.

Con el SLIM (Smart Lander for Investigating the Moon), lanzado en septiembre en un cohete H2A, Japón pretende convertirse en el quinto país en aterrizar un explorador en la superficie lunar después de la antigua Unión Soviética, Estados Unidos, China e India, en un contexto de intensificación de la competencia espacial mundial.

Según la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, el objetivo de SLIM es probar la tecnología necesaria para realizar aterrizajes milimétricos en la superficie de cuerpos gravitatorios con una precisión sin precedentes, a menos de 100 metros de los objetivos previstos, a diferencia de los aterrizadores convencionales, que suelen tener una precisión de varios kilómetros.

Se espera que un aterrizaje de precisión exitoso del SLIM suponga la transición de una era de «aterrizar donde podamos» a otra de «aterrizar donde queramos» para futuras misiones lunares, que podrían incluir la búsqueda de agua, lo que requeriría aterrizajes precisos en superficies irregulares como pendientes, según JAXA.

Si el aterrizaje es un éxito, la agencia también espera ayudar a desentrañar los orígenes de la Luna realizando un análisis de la composición de rocas que se cree que forman parte de su manto.

Si SLIM no llega el 20 de enero, la próxima oportunidad de alunizaje sería el 16 de febrero, según JAXA.

El cohete que transporta a SLIM fue lanzado el 7 de septiembre desde el Centro Espacial de Tanegashima, en el suroeste de Japón. Su lanzamiento inicial, previsto para mayo, se retrasó debido al fracaso del despegue del cohete japonés de nueva generación H3 en marzo. Volvió a aplazarse en agosto debido a las condiciones meteorológicas.

 

+ posts

Buscá en Reporte Asia