La Cámara del Asia en Argentina expresa su expectativa ante el nuevo gobierno

Rallys Pliauzer, director del grupo Bagó y presidente de la Cámara, se mostró optimista por el futuro de las relaciones y el diálogo establecido con las nuevas autoridades.

Hace pocas semanas, la Cámara del Asia realizó su tradicional brindis de fin de año. En esta oportunidad, la oradora externa invitada fue Diana Mondino, ahora designada ministro de Relaciones Exteriores del nuevo gobierno encabezado por Javier Milei. En su discurso se refirió a la actual situación que impide contactos comerciales fluidos entre los países asiáticos y la Argentina, expresando a su vez la intención de que el panorama cambie radicalmente en un futuro próximo. En el marco de estas declaraciones, conversamos con Rallys Pliauzer, presidente de la Cámara, y con Martín Lo Coco, su director, para conocer más sobre la historia de la institución y las expectativas ante las nuevas autoridades del país.

¿Cómo se constituye la Cámara para el Asia?

MLC: La Cámara de Comercio Argentina para Asia y el Pacífico nació en Buenos Aires en 1991 como iniciativa de un grupo de empresas con participación protagónica en el comercio con los diferentes países del Asia Meridional y Oriental. Es una entidad sin fines de lucro ni aportes gubernamentales, que presta servicios a sus asociados de asesoría, contactos e información en materia de comercio exterior entre Argentina y los países asiáticos.

Como somos regionales tenemos subcámaras, a las que llamamos “capítulos” o chapters, y en cada capítulo contamos con personas idóneas en la relación con ese país: muchos ex diplomáticos, ex Embajadores o consejeros comerciales en esos países, y también personas del ambiente de negocios. Los expertos de cada país son los directores de cada capítulo. Si bien se trata de una cámara regional, cada país dispone de un Capítulo Bilateral exclusivo, en cuyo ámbito se analizan y desarrollan los intereses específicos y propios de cada relación. Estos capítulos son Australia, Bangladesh, China, Corea del Sur, Filipinas, India, Indonesia, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Pakistán, Singapur, Tailandia y Vietnam.
También tenemos un sistema único en Argentina, que fue inventado por nosotros, que es armar planes de trabajo con cada empresa asociada. Cada compañía tiene un plan confidencial que llevamos adelante más allá de las actividades comunes a toda Cámara. De hecho, nuestra categoría de membresía más económica (la classic), si bien es la que menos socios tiene, permite utilizar esta Cámara como cualquier otra Cámara binacional.

¿Cuáles son sus funciones y qué servicios presta?

Algunos de los objetivos principales de la Cámara son fomentar el intercambio y la relación comercial bilateral entre el empresariado local y los países de la cuenca Asia‐Pacífico, y superar las diferencias y desconocimientos mutuos, en particular los derivados del idioma, las costumbres y las prácticas comerciales. La Cámara es un ámbito de encuentro, de análisis y de elaboración de propuestas estratégicas para el desarrollo común. Mantiene una estrecha vinculación con las oficinas comerciales de las embajadas de los países de la Región Asia ‐ Pacífico y coordina con ellas diferentes actividades que tienen por finalidad la expansión de los negocios y la facilitación de la actividad del empresariado argentino.

A su vez, la Cámara organiza encuentros y seminarios, dicta cursos, coordina rondas de negocios y reuniones de trabajo, elabora informes estadísticos, brinda asesoramiento y provee información en temas de su especialidad a funcionarios y organismos que representan a países del Asia‐Pacífico en la Argentina. Actúa como anfitrión y recibe a empresarios de la Región Asia ‐ Pacífico que nos visitan, colabora en el armado de sus agendas, genera contactos en los segmentos de interés y coordina encuentros y entrevistas de negocios con contrapartes argentinas interesadas en actuar como socios de negocio o simplemente en concretar importaciones o exportaciones con dicha región.

Asimismo, viajamos todos los años a Asia para participar de distintas cumbres donde firmamos acuerdos con cámaras pares, y somos socios fundadores de la FENLAC, la Federación de Cámaras Latinoamericanas y del Caribe con China. Esto nos da una estructura latinoamericana para proveer a China de productos de toda la región.

¿Qué empresa preside la Cámara en la actualidad?

MLC: La presidencia de la Cámara la tiene actualmente el grupo Bagó, que es la empresa argentina que hizo la mayor inversión argentina en China. Biogénesis Bagó instaló una fábrica de una tecnología y dimensiones inmensas cerca de la ciudad de Xi’an y es, hasta el momento, la inversión argentina en China más importante.

La canciller Diana Mondino posa junto al presidente de la Cámara, Rallys Pliauzer, y representantes de distintas Embajadas de Asia en la Argentina, durante el brindis de fin de año de la institución (Crédito: Cámara del Asia).

¿Cómo ha sido el trabajo de la Cámara en los últimos años?

MLC: La Cámara ha crecido mucho. Es una de las únicas dos cámaras regionales de Argentina donde lo que priman son las cámaras binacionales, pero al ser una cámara regional somos más estratégicos. La mayoría de los empresarios y las empresas que hacen negocios con Asia no lo hacen con un solo país sino con varios, y aquí tenemos 15 países de una región que año a año gana un poco más del market share del comercio exterior internacional. Por lo tanto, no tenemos solamente muchos países, sino que además están en la región más importante y más dinámica del mundo.

¿Cuál es el perfil de los socios de la Cámara?

MLC: Entre los socios de la Cámara se cuentan empresas dedicadas al comercio exterior, bancos y finanzas, transporte aéreo y marítimo, seguros, turismo, educación, energía eléctrica, petróleo y gas, minería, inversiones, producción de alimentos, producción de equipos y maquinarias, distribución, comercialización, servicios jurídicos, y asesoramiento impositivo, entre otros rubros. Periódicamente se realizan reuniones para mantener a los socios informados sobre las novedades de los diferentes aspectos del comercio exterior, donde además participan autoridades y especialistas reconocidos como invitados. Los miembros de la Cámara, según sus respectivas áreas de interés, son invitados a participar de forma exclusiva a encuentros con delegaciones comerciales de diversos países del Asia y actividades, las cuales son mayormente gratuitas para ellos y de carácter exclusivo.

La canciller Diana Mondino brinda unas palabras en el evento de fin de año de la Cámara del Asia (Crédito: Cámara del Asia).

¿Cómo ha sido la comunicación con la canciller Diana Mondino?

RP: El diálogo con la canciller siempre ha sido de cordialidad, curiosidad, claridad muy profesional, pragmática e inteligente. No ha dudado en pedir el apoyo de la Cámara para estudiar temas muy específicos o técnicos para complementar su visión o mirada sobre algún asunto puntual. Es una persona muy respetada, no sólo por sus conocimientos técnicos, estando siempre muy preparada en diversas reuniones, sino que también tiene una actitud amable y de respeto. No me cabe duda que como canciller reúne excelentes condiciones personales y profesionales que hace muchos años no vemos en la Cancillería. Para el 95% de los socios de la Cámara es muy positivo su nombramiento.

¿Cuáles son las expectativas de los socios ante el cambio de gobierno?

RP: Los socios de la Cámara del Asia están esperando un cambio de 180 grados. Quieren reglas simples, impuestos simples, acceso a tipos de cambio razonables y no caprichosos, definidos por Dios sabe quién. La gran preocupación no es tanto el gobierno sino los legisladores, ya que el comercio internacional demanda mucha inversión de tiempo y dinero y el desarrollo de los mercados externos se genera por medio de la confianza, y de años y años de entregar la calidad prometida al precio pactado en el tiempo acordado. Los socios de la cámara necesitan que el Estado los deje trabajar, invertir y exportar. En esto creemos que el Gobierno tiene claro el diagnóstico.

 

Web | + posts

Licenciada en Estudios Orientales (Universidad del Salvador). Especialista en Relaciones Públicas. Cuenta con una diplomatura superior en Educación, Imágenes y Medios (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales). Tiene una Maestría en Industrias Culturales, Política y Gestión (Universidad Nacional de Quilmes). Es profesora de la clase sobre Japón en la materia Procesos Interculturales, de la Maestría de Diversidad Cultural (Universidad Nacional de Tres de Febrero). Imparte cursos de capacitación sobre historia, cultura y protocolo de China, Corea y Japón (Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco).

 

Buscá en Reporte Asia