La Asamblea General de la ONU adopta una resolución sobre promoción del diálogo y cooperación entre religiones y culturas

resolución

La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó por consenso el 18 de diciembre de 2023 la resolución patrocinada por Filipinas y Pakistán sobre la «Promoción del diálogo, la comprensión y la cooperación entre religiones y culturas en pro de la paz».

La resolución pretende promover el diálogo interreligioso e intercultural con el objetivo de alcanzar la paz y la estabilidad y promover una cultura de paz; y reforzar los mecanismos y acciones para la promoción de un diálogo genuino y constructivo a través de la división cultural y religiosa.

También pide a los Estados miembros y a los líderes políticos y religiosos que promuevan la inclusión y la unidad para combatir el racismo, la xenofobia, la incitación al odio, la violencia y la discriminación.

Filipinas presenta su candidatura al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para 2027-2028

«Con su inestimable apoyo, esperamos que la Asamblea General de las Naciones Unidas refuerce su compromiso permanente de fomentar y mantener una Cultura de Paz, un compromiso que es más esencial ahora que nunca», afirmaron el embajador y representante permanente de Filipinas ante la ONU, Antonio M. Lagdameo, y su homólogo de Pakistán ante la ONU, Munir Akram, en su carta conjunta a todos los Miembros de las Naciones Unidas antes de la adopción de la resolución.

La resolución también subraya el importante papel de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y las inestimables contribuciones de la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas (UNAOC) en la promoción del diálogo interreligioso e intercultural a todos los niveles.

La resolución pretende promover el diálogo interreligioso e intercultural con el objetivo de alcanzar la paz y la estabilidad

Además, la resolución reconoce que el debate público abierto de ideas, así como el diálogo interreligioso e intercultural, a nivel local, nacional e internacional, pueden ser una de las mejores protecciones contra la intolerancia religiosa y pueden desempeñar un papel positivo en el fortalecimiento de la democracia y la lucha contra el odio religioso, y se muestra convencida de que un diálogo continuo sobre estas cuestiones puede ayudar a superar las percepciones erróneas existentes.

Desde 2004, Filipinas y Pakistán han encabezado las negociaciones y la adopción de la resolución en el marco del programa de cultura de paz de la Asamblea General. Este año, Filipinas y Pakistán sometieron a la consideración de la Asamblea General una versión más simplificada de la resolución bienal tras celebrar consultas informales con los Estados Miembros, manteniendo los elementos temáticos de la resolución anterior.

+ posts

Buscá en Reporte Asia