Coalición por la libertad de los medios de comunicación (MFC) expresa profunda preocupación por la represión de la libertad de prensa en Hong Kong

En una declaración conjunta, los gobiernos parte de la Coalición por la Libertad de los Medios de Comunicación (MFC), entre ellos Alemania, Australia, Austria, Canadá, España, Estados Unidos, Italia y Japón, entre otros, expresaron su profunda preocupación por los persistentes ataques a la libertad de prensa por parte de las autoridades de Hong Kong y China continental.

La declaración destaca que los medios de comunicación locales han experimentado un aumento en la autocensura desde la imposición de la Ley de Seguridad Nacional en junio de 2020.

Los procesamientos de trabajadores de los medios de comunicación bajo la legislación sobre sedición también han ido en aumento, y el uso de estas leyes para reprimir el periodismo se percibe como una amenaza a la autonomía de Hong Kong y a los derechos y libertades garantizados en la Declaración Conjunta Sino-Británica y la Ley Básica.

En particular, se mencionan los prolongados procesamientos de periodistas y editores, como el equipo de Stand News y el fundador de Apple Daily, Jimmy Lai, como acciones que crean un efecto amedrentador en la prensa y los medios de comunicación.

La declaración señala la pérdida de independencia editorial, la prohibición a los periodistas para cubrir ruedas de prensa gubernamentales y la retirada de material de los archivos de la radiotelevisión pública en este contexto.

Los elevados tipos de interés y la ralentización de la economía mundial mantendrán a raya el mercado inmobiliario de Macao

La declaración enfatiza que la libertad de prensa ha sido esencial para el éxito de Hong Kong durante muchos años, y restringir el espacio para la libre expresión debilita controles y equilibrios vitales sobre el poder ejecutivo.

La libre circulación e intercambio de opiniones e información se consideran vitales para la población, los negocios y la reputación internacional de Hong Kong.

Las autoridades de Hong Kong y China son instadas en la declaración a cumplir con sus compromisos internacionales en materia de derechos humanos y obligaciones legales, preservando el alto grado de autonomía de Hong Kong y respetando los derechos y libertades universales.

Los países miembros del MFC reafirman su compromiso con la defensa de la libertad de los medios de comunicación y la libertad de expresión, comprometiéndose a respaldar a aquellos que son objeto de ataques simplemente por ejercer sus derechos humanos.

+ posts

Buscá en Reporte Asia