El ministro de Defensa insta a castigar severamente las provocaciones fronterizas norcoreanas

El ministro de Defensa surcoreano, Shin Won-sik, ha instado a castigar «severamente» cualquier provocación norcoreana al sur de las fronteras marítima y terrestre, en medio de las tensiones causadas por las continuas pruebas de armas y la retórica cada vez más beligerante de Corea del Norte.

Shin llevó a cabo el llamado durante su visita el Comando de Operaciones Terrestres, en Yongin, al sur de Seúl, dos días después de que el Norte disparara varios misiles de crucero frente a su costa oriental, lo que supuso el quinto lanzamiento de tal tipo este año.

El presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, supervisó la prueba del nuevo misil «tierra-mar» e instó a usar la fuerza contra los buques surcoreanos que violen sus aguas, mientras afirmaba que la Línea Limítrofe del Norte (LLN), la frontera marítima de facto intercoreana, es una línea «fantasma» sin ningún fundamento legal.

El ministro surcoreano afirmó, mientras inspeccionaba el comando encargado de supervisar las operaciones en la primera línea, que el Norte está creando deliberadamente una atmósfera de guerra, al objeto de fortalecer la solidaridad interna y sembrar división dentro de Corea del Sur.

Según el ministerio, Shin ordenó que se castigue «severa e inmediatamente, hasta el fin» y que se destruya «completamente» la fuerza que realice provocaciones y sus fuerzas de apoyo, si el enemigo lleva a cabo una provocación al sur de la Línea de Demarcación Militar (LDM).

Los expertos han planteado preocupaciones sobre el Norte, que podría llevar a cabo provocaciones localizadas, alrededor de las fronteras marítima y terrestre, antes de las elecciones generales de Corea del Sur en abril, y las elecciones presidenciales de EE. UU., en noviembre.

 

 

+ posts

Buscá en Reporte Asia