Te contamos sobre la ceremonia del té en Japón o «Chanoyu»

La ceremonia del té tiene un lugar preponderante en la historia y la cultura japonesa.

¡Hola amigos! Hoy vamos a hablar de la «Ceremonia del Té o «Chanoyu». Esta famosa ceremonia consiste en  preparar  el té matcha en una infusión bien espesa y ligeramente amarga. Vale aclarar que las hojas de té están tan molidas que se toman junto con la infusión y se suelen acompañar con un dulce wagashi que se come para cortar un poco su amargor.

Hasta mediados del siglo XVI en Japón se practicaba la Ceremonia del Té según las tradiciones chinas, tan bien vistas por Japón desde el período Heian (794 a 1185). Está ceremonia practicada por la nobleza era compleja y saturada de ceremonial y protocolo, llena de fina porcelana y lujos. No fue sino hasta el año 1544 cuando aparecería en escena un joven maestro de té llamado Sen No Rikyu, quien se convertiría en el más grande maestro de todos los tiempos en esta disciplina. Su gran aporte vino de la mano del Zen, al introducir el espíritu «Wabi Sabi» en sus preparaciones.

Té
Té matcha utilizado en la ceremonia del té de Japón.

¿Qué es el «Wabi Sabi»?

Se trata de una visión tradicional japonesa de la belleza en la que se valora algo simple, imperfecto y transitorio, como la vida misma, donde se buscaba purificar el alma en comunión con la naturaleza.

En esta nueva versión de la Ceremonia del Té que desarrolló Sen No Rikyu, se utilizaban utensilios mucho más simples, a saber:

  1. Brasero.
  2. Olla para hervir el agua.
  3. Recipiente contenedor de agua.
  4. Batidor de bambú
  5. Contenedor del té en polvo
  6. Cuchara de bambú para servir el té
  7. Cuenco para beber el té que los hay de muchos tipos
  8. Pañuelo de cáñamo para limpiar el cuenco
  9. Cuchara de bambú para servir el agua
  10. Apoya cuchara

A partir del maestro Sen No Rikyu se eliminó el exceso de protocolo, se empezó a servir el té en habitaciones más pequeñas y austeras; y hasta la vista al jardín se contemplaba como un elemento indispensable en la ceremonia.

Dulce que acompaña la ceremonia del té.

Los Tokonoma

En los salones de té comenzaron a utilizarse los Tokonoma, que son espacios elevados del suelo que suelen estar adornados con algún kakemono, bonsái, reliquia familiar o arreglo de flores y cumplían una función preponderante ya que el invitado es lo primero que ve cuando ingresa y muchas veces se suele cambiar el adorno mientras se desarrolla la ceremonia.

El Tokonoma es un espacio empotrado en el que se exhiben elementos para la apreciación artística.

Esta forma de preparar el té, que tiene como principal objetivo que el invitado se sienta cómodo, tuvo tanta repercusión en la sociedad de la época que llamó la atención del Señor de la Guerra Oda Nobunaga, quien contrató a Sen No Rikyu para que fuera su maestro personal.

El extraño mundo de los «Yokais»: los seres sobrenaturales de Japón (2º parte)

Cuando muere Nobunaga, el maestro pasó a prestar servicios al nuevo gobernante, Toyotomi Hideyoshi. Con Hideyoshi entabló una gran amistad. Cuando el Shogun le encargó que construyera la sala de té ideal, Rikyu edificó un pequeño salón de solo dos tatamis y de una simplicidad absoluta llamada Taian que aún existe como un tesoro nacional de Japón.

Casa de té en Kioto que funciona desde el año 1575.

Sen No Rikyu cultivó el arte de preparar té durante toda su vida. Tal es así que, a los 65 años de edad, preparó la ceremonia de té más grande de la que se tenga registro, con 1000 invitados.

El extraño mundo de los «Yokais»: los seres sobrenaturales de Japón (2º parte)

Un final marcado por el «seppuku»

Con el tiempo, la relación con Hideyoshi empezó a deteriorarse y en el año 1591 y sin saberse muy bien porqué, el gobernante ordenó al maestro cometer seppuku (suicidio ritual), orden que siguió sin inmutarse. No sin antes realizar por última vez, y con la mayor de las dedicaciones, su última ceremonia del té. Esa que sus discípulos se encargaron de que perdure para siempre en el espíritu de Japón.

Tomando el té en la casa samurái Nomura, de la ciudad de Kanazawa.

La tumba del maestro puede visitarse actualmente en el templo Jukoin, de Kioto.

Aquellos interesados en saber más sobre mi viaje a Japón, pueden seguirme en mis redes sociales, listadas abajo. Asimismo, a quienes quieran adquirir el libro “La Ruta del Samurái”, en el que describo mis vivencias en el “País del Sol Naciente”, los invito a hacer click aquí. Además, mi libro ya está disponible en Amazon en formato E-BOOK y tapa blanda en el siguiente link.

¡Nos vemos la semana que viene para seguir recorriendo Japón!

Acerca del autor

Practicante de Artes Marciales Japonesas desde 1982 (Karate, Aikido, Iaido y Kobudo okinawense). Es autor del libro "La Ruta del Samurái". Japón para Budokas". Se destaca como estudioso de la historia y cultura de Japón. Es además columnista de la revista norteamericana Bugeisha (https://bugeisha.net/) y fundador de la empresa Budokan Argentina.