Yoon Suk-Yeol critica la respuesta militar de su propio país a los drones del Norte

Yoon Suk-Yeol Corea

El presidente surcoreano, Yoon Suk-Yeol, dijo que impulsará la creación de una unidad militar especializada en drones, criticando la respuesta militar a una intrusión fronteriza de drones norcoreanos.

Cinco drones norcoreanos cruzaron el lunes a Corea del Sur, lo que llevó a Seúl a enviar aviones de combate y helicópteros de ataque e intentar derribarlos, en la primera intrusión de este tipo desde 2017.

El incidente reavivó las preguntas sobre las defensas aéreas de Corea del Sur en un momento en que está tratando de frenar las amenazas nucleares y de misiles en evolución del Norte.

Los militares realizaron disparos de advertencia y unas 100 rondas desde un helicóptero equipado con una ametralladora, pero no lograron derribar ninguno de los drones mientras sobrevolaban varias ciudades surcoreanas, incluida la capital, Seúl, durante unas cinco horas.

«El incidente puso de manifiesto una falta sustancial de preparación y entrenamiento de nuestros militares durante los últimos años, y confirmó claramente la necesidad de una preparación y entrenamiento más intensos», declaró Yoon en una reunión del gabinete.

Yoon achacó la falta de preparación a la «peligrosa» política norcoreana de su predecesor, que confiaba en las «buenas intenciones» de Pyongyang y en un pacto militar intercoreano de 2018 que prohibía las actividades hostiles en las zonas fronterizas.

«Hemos estado planeando establecer una unidad de drones para vigilar y reconocer las principales instalaciones militares norcoreanas, y ahora aceleraremos el plan tanto como sea posible», añadió, prometiendo impulsar su capacidad de vigilancia y reconocimiento con drones furtivos de última generación.

El ejército dijo que persiguió a uno de los cinco aviones no tripulados sobre el área metropolitana de Seúl, pero no pudo atacarlo agresivamente debido a preocupaciones por la seguridad de los civiles.

El incidente reavivó las preguntas sobre las defensas aéreas de Corea del Sur en un momento en que está tratando de frenar las amenazas nucleares y de misiles en evolución del Norte

«Operamos con medios de detección, seguimiento y disparo, pero había zonas en las que podría haber daños a civiles», declaró un funcionario del Estado Mayor Conjunto (JCS) en una sesión informativa celebrada el martes 27 de diciembre. «Así que hubo dificultades para llevar a cabo las operaciones».

El desbordado sistema sanitario de China se prepara para un pico de infecciones por COVID

El incidente fue la última intrusión en el espacio aéreo de vehículos aéreos no tripulados del aislado Norte, en el que las dos Coreas siguen técnicamente en guerra después de que su guerra de 1950-53 terminara en un armisticio, no en un tratado de paz.

En 2017, un dron norcoreano que se creía que estaba en una misión de espionaje se estrelló y fue encontrado en una montaña cerca de la frontera. En 2014, se descubrió un dron norcoreano en una isla fronteriza surcoreana.
Esos aparatos se consideraron rudimentarios, montados con cámaras.

El JCS dijo que los últimos drones eran pequeños, de unos dos metros (79 pulgadas), pero no estaba claro si son más avanzados técnicamente.

El líder norcoreano Kim Jong Un ha mostrado públicamente su interés por los drones y prometió en una reunión del gobernante Partido de los Trabajadores el año pasado desarrollar nuevos drones de reconocimiento capaces de volar hasta 500 km (311 millas).

Artículo republicado de The Wire en el marco de un acuerdo entre ambas partes para compartir contenido. Link al artículo original:https://thewire.in/world/south-korean-president-slams-his-own-countrys-military-response-to-north-drones

+ posts

Buscá en Reporte Asia