El ADB y Vanuatu firman una subvención para un proyecto de 5,3 millones de dólares

Asian Development Bank

El Banco Asiático de Desarrollo (ADB) y el Gobierno de Vanuatu han firmado los acuerdos de subvención de un proyecto apoyado por el ADB que tiene como objetivo atender las necesidades de los grupos pobres y vulnerables de este país afectados por la pandemia del COVID-19, al tiempo que se refuerza su capacidad de resistencia para soportar otros choques externos en el futuro.

El Ministro de Finanzas y Gestión Económica de Vanuatu, Johnny Koanapo Rasou, y la Directora General Adjunta del ADB para el Pacífico, Emma Veve, han firmado los acuerdos de subvención en Port Vila, siendo el embajador de Japón en Vanuatu, Hirohisa Chiba, testigo del acto.

«Desde 2020, la economía de Vanuatu, que depende del turismo, se ha visto afectada por las dificultades combinadas del COVID-19 y el ciclón tropical Harold», dijo Veve.

«Este proyecto apoyado por el ADB promueve la autosuficiencia alimentaria y la recuperación económica, con el objetivo de apoyar a las comunidades mediante el fortalecimiento de los servicios sociales esenciales y la protección, mejorando las vidas y los medios de subsistencia para reconstruir y salir más resistentes de los dos desastres.»

«La pandemia del COVID-19 sigue teniendo un impacto devastador en la economía de Vanuatu y, en particular, en los grupos vulnerables», dijo Koanapo. «Estamos agradecidos a nuestros socios en este proyecto, que proporcionará una red de seguridad a los vulnerables y ayudará a financiar actividades de desarrollo fundamentales para la recuperación y el crecimiento sostenible a largo plazo».

El ministro de Vanuatu agregó que «este proyecto es único para Vanuatu, ya que capacita a los vulnerables a través del conocimiento. Vanuatu podría utilizar la experiencia de este proyecto para desarrollar otros proyectos nacionales que aborden los mismos objetivos.»

El proyecto tiene dos componentes principales que apoyan la agenda transformadora de género: la seguridad alimentaria y el apoyo a la generación de ingresos que se ofrece a los hogares pobres y vulnerables encabezados por mujeres, y la aplicación de respuestas multidisciplinares a la violencia de género. El proyecto se dirigirá a las zonas urbanas y periurbanas de Port Vila y Luganville.

El ADB y Samoa avanzan en el proyecto del puerto de Apia

Se promoverá la seguridad alimentaria y la asistencia nutricional y el apoyo a la generación de ingresos a través de la horticultura vertical de baja tecnología, la formación en el procesamiento de alimentos, las subvenciones para semillas y el asesoramiento empresarial a al menos 250 hogares pobres y vulnerables (unos 1.200 miembros del hogar) encabezados por mujeres,

También beneficiará a la comunidad en general a través de eventos de sensibilización en Luganville y Port Vila sobre la horticultura vertical, el procesamiento de alimentos y el uso de la campaña Vanuatu Made para desarrollar y vender productos.

La prevención de la violencia de género intentará llegar al menos a 15.000 jóvenes a través de campañas de prevención en línea que sensibilizarán a los adolescentes y a sus padres o cuidadores sobre la necesidad de prevenir la violencia de género.

Otras actividades para hacer frente a la violencia de género promoverán la necesidad de entablar relaciones sanas y seguras, garantizar la salud sexual y reproductiva, y fomentar la confianza y el liderazgo en la prevención de la violencia de género. Los principales beneficiarios de estas actividades serán al menos 1.000 chicos y chicas adolescentes.