Lanzamiento de Operación de Siembra de Nubes para combatir la contaminación en Tailandia

Nubes

En un esfuerzo pionero por combatir la creciente preocupación por la contaminación atmosférica en el norte de Tailandia, el Primer Ministro Srettha Thavisin inauguró recientemente la operación «Royal Rainmaking» (Operación de Siembra de Nubes) en Chiang Mai. Esta iniciativa revolucionaria de siembra de nubes, que también incluyó una demostración de la avanzada tecnología aeronáutica, es una medida clave para abordar los desafiantes problemas ambientales que enfrenta la región.

El norte de Tailandia ha estado lidiando con niveles alarmantes de contaminación del aire, exacerbados por las prácticas agrícolas de tala y quema, así como por el smog producido por los vehículos de combustión. La situación actual ha generado una creciente preocupación entre los ciudadanos y las autoridades, impulsando la búsqueda de soluciones innovadoras y sostenibles.

La operación «Royal Rainmaking», un proyecto de siembra de nubes, se presenta como una solución prometedora. Esta técnica implica la dispersión de sustancias en la atmósfera que actúan como núcleos de condensación, facilitando la formación de lluvia. El objetivo es inducir precipitaciones que puedan ayudar a limpiar el aire y proporcionar alivio a las áreas afectadas por la sequía.

El ADB y China firman acuerdos de préstamo por $1.43 mil millones para acción climática

Durante la ceremonia de inauguración, el Primer Ministro Thavisin destacó la importancia de esta tecnología en la lucha contra la contaminación atmosférica. «La operación ‘Royal Rainmaking’ no solo es un paso hacia la modernización de nuestras prácticas agrícolas, sino también una herramienta crucial en nuestra lucha contra la contaminación del aire», dijo. Además, enfatizó el compromiso del gobierno en adoptar enfoques innovadores para la gestión ambiental.

Tras la inauguración de la operación de siembra de nubes, el Primer Ministro visitó una exposición sobre gestión de combustibles. Esta exposición forma parte de un esfuerzo más amplio para educar al público y a los agricultores sobre prácticas de gestión de combustibles más sostenibles y eficientes, lo que podría reducir significativamente la emisión de partículas contaminantes en el aire.

Además, en un gesto de solidaridad y compromiso con la prevención de desastres naturales, el Primer Ministro participó en la creación de cortafuegos junto a voluntarios y residentes locales. Esta actividad forma parte de una iniciativa más amplia para prevenir la propagación de incendios forestales, que son una fuente significativa de contaminación del aire y contribuyen al deterioro de la calidad del aire en la región.

Esta técnica implica la dispersión de sustancias en la atmósfera que actúan como núcleos de condensación, facilitando la formación de lluvia

La iniciativa de siembra de nubes y las actividades relacionadas son parte de un enfoque integral adoptado por el gobierno tailandés para abordar el problema de la contaminación atmosférica. Estas acciones no solo buscan mitigar los efectos inmediatos de la contaminación, sino también fomentar un cambio a largo plazo hacia prácticas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

Se espera que la operación «Royal Rainmaking» y las actividades asociadas tengan un impacto significativo en la mejora de la calidad del aire en Chiang Mai y en la región norte en general. Estas iniciativas representan un paso adelante en el compromiso de Tailandia con la protección ambiental y el desarrollo sostenible, marcando un ejemplo para otras regiones que enfrentan desafíos ambientales similares.

+ posts

Buscá en Reporte Asia