Malasia monitorea la situación post-terremoto en Japón

terremoto Japón

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Malasia, representado por su Embajada en Tokio, está monitoreando de cerca la situación tras el devastador terremoto que azotó la costa central y occidental de Japón el 1 de enero de 2024. El terremoto, de magnitud preliminar 7.6, desencadenó alertas de tsunami en las regiones costeras del oeste de Japón.

El gobierno de Malasia ha expresado sus más profundas condolencias y simpatía a las víctimas y familias afectadas por este desastre, extendiendo su solidaridad al pueblo y gobierno japonés.

Hasta el momento, según los informes actuales, no se ha confirmado que ciudadanos malasios hayan sido afectados por el terremoto. El Ministerio insta a los malasios en las áreas impactadas a mantenerse alerta y seguir las instrucciones y actualizaciones de las autoridades locales.

Un terremoto de 7,6 grados sacude Japón y provoca una gran alerta de tsunami e incendios

Wisma Putra, en un comunicado reciente, aseguró que todos los ciudadanos malasios en Japón están seguros tras el terremoto. El Ministerio sigue vigilando la evolución de los acontecimientos y mantiene una comunicación constante para garantizar la seguridad y el bienestar de los malasios en Japón.

El terremoto provocó un tsunami de aproximadamente un metro de altura en algunas partes de la costa occidental a lo largo del Mar de Japón, y se espera que lleguen olas mayores. La Agencia Meteorológica de Japón emitió alertas de tsunami para las prefecturas costeras de Ishikawa, Niigata y Toyama. El portavoz del gobierno japonés, Hayashi Yoshimasa, en una conferencia de prensa de emergencia, informó que se está evaluando el alcance de los daños y se advirtió a los residentes sobre la posibilidad de réplicas.

Hasta el momento, según los informes actuales, no se ha confirmado que ciudadanos malasios hayan sido afectados por el terremoto

Las imágenes de la cadena pública NHK mostraban edificios derrumbados en Ishikawa y los efectos del terremoto se sintieron incluso en Tokio. Además, más de 36.000 hogares en Ishikawa y Toyama quedaron sin electricidad, según Hokuriku Electric Power Company.

Este evento subraya la vulnerabilidad de la región a desastres naturales y la importancia de la preparación y respuesta rápida en situaciones de emergencia.

+ posts

Buscá en Reporte Asia