La historia de Wu Zetian, mujer emperador de China

Wu Zetian
Wu Zetian, una figura que fortaleció el rol de la mujer en la sociedad china.

En una época dominada por varones, Wu Zetian 武则天 (624–16 de diciembre del 705) es recordada en los anales de China por ser la única mujer que logró alzarse al trono como emperador.

Wu impulsó la equidad de género, apoyó el arte y la literatura, irrumpió con una auténtica reforma agraria y expandió los dominios políticos y culturales de China a territorios como Japón y Corea, entre otras cosas. E incluso su nombre quedó para la historia en una de las dinastías más imponentes de China: la Zhou. Esta dinastía vino a interrumpir a la Dinastía Tang durante unos años.

Pese a estos logros, la historia de Wu Zetian en la historia de China ha vivido tras un halo de oscurantismo que, hasta fechas recientes, ha sabido valorar la importancia que su reinado, de sólo quince años, para el florecimiento de la posterior Dinastía Tang.

Mausoleo Qianling, tumba del emperador Tang Gaozong y la emperatriz Wu Zetian.

Sobre la Dinastía Tang

Fue durante la Dinastía Tang, y bajo el reinado del Emperador Taizong, que Wu se convirtió en concubina.

Wu impulsó la equidad de género, apoyó el arte y la literatura, irrumpió con una auténtica reforma agraria

A la muerte de Taizong, Wu fue internada en el monasterio budista de Ganye, como marcaba la tradición, y más tarde Gaozong, hijo de Taizong y de quien se dice que había tenido relaciones con Wu, fue quien la llamó al palacio para convertirse en la concubina favorita.

Llegada al poder

Casada en el año 655 de n.e con este Emperador Tang, Gaozong, Wu logró alzarse al poder a la muerte de éste, proclamando años más tarde, concretamente en el 690 n.e. la dinastía que inmortalizaría su nombre: la Zhou, como recuerdo de la mítica y antigua dinastía Zhou que dominó el país en el siglo XI a.n.e.

Wang Yaping, la primera mujer china en viajar al espacio

Nacida en el seno de una familia aristocrática de la región de Shanxi, era hija de un aliado de la Dinastía Tang y de una descendiente de la Dinastía Sui, anterior a los Tang. Wu Zetian fue secretaria personal de Taizong, y concubina del emperador antes de convertirse en consorte real.

Su paso por la historia de China está repleto de leyendas que atribuyen su alzamiento al poder a la cruda personalidad de Wu Zetian, acusándola de asesinar a sus predecesoras y a todos aquellos que pudieran arruinar su intención de conseguir su propósito.

La figura de Wu Zetian

Este escenario pudo fraguarse por el hecho de que Wu era mujer, y las mujeres hasta ese entonces, según la tradición confuciana, no podían ostentar cargos políticos, por lo que estas leyendas en torno a su persona pudieran haber sido inventadas por sus enemigos y conservadores de la práctica confuciana.

Wu logró alzarse al poder concretamente en el 690 n.e., proclamando la dinastía que inmortalizaría su nombre: la Zhou

Hay otra rama de historiadores que recuerdan a Wu como una mujer adelantada a su tiempo, que supo estar a la altura de los varones y que logró gobernar un país de gran extensión como era la China de ese momento.

Se dice que el motivo por el cual Wu Zetian se encomendó al budismo durante su reinado fue para evadir el pensamiento confuciano de que las mujeres no podían acceder al poder, ya que en el budismo no se cuestiona este aspecto.

Conocé a Jane Jie Sun, la empresaria china que pelea por la equidad de género

 

La favorita del emperador

Sea como fuere, el hecho es que Wu Zetian se alzó al trono como una de las mujeres más influyentes de la política china, como lo sería luego la futura emperatriz Cixi, quien gozó de un poder sin parangón en la historia del país aunque como regente únicamente, de 1861 a 1908.

También se la relaciona con mujeres como Cleopatra o Catalina la Grande, entre otras leyendas de la historia del mundo, quienes lograron alzarse al poder en contra de los cánones del momento.

Nacida en el seno de una familia aristocrática de la región de Shanxi, era hija de un aliado de la Dinastía Tang y de una descendiente de la Dinastía Sui

A la llegada de Wu al Palacio, la emperatriz era Wang, y la consorte era Xiao.Pero la muerte del hijo de Wu fue el desencadenante para su ascenso al poder. Hay muchas especulaciones sobre la muerte del bebé, algunos piensan que la propia emperatriz pudo asesinar a su hijo para involucrar a la emperatriz Wang, y quedarse ella con el poder.

Sea como fuere, el hecho es que Wang quedó relegada junto con la consorte Xiao, y en su lugar Wu logró convertirse en la favorita del emperador. Y se narra en algunas crónicas que, tanto Xiao como Wang fueron asesinadas por ella cuando adquirió el título de Emperador.

Este personaje de la historia vino a cambiar la realidad del momento, en el periodo de la Dinastía Tang, recordado como el momento de mayor florecimiento de la cultura china, cuando las rutas comerciales se expandieron al oeste en la llamada Ruta de la Seda que unió a los mundos y a sus culturas, abriendo el trasiego de mercancías y entablando nuevas oportunidades comerciales y culturales.

Guardián de piedra de la tumba de Wu Zetian.

Poder y religión

Fue éste también el momento de entrada de las diversas religiones en China, como el Cristianismo, Nestorianismo e Islam, y el apogeo del Budismo al que se encomendaron los dirigentes de los Tang, y que Wu Zetian introdujo con gran fervor. E incluso se llegó a comparar con el Buda Maitreya, siendo inmortalizada como tal en algunas esculturas.

A la muerte de Gaozong, el segundo hijo de Wu fue el que se alzó al poder, con el título de Zhong Zong, mismo que fue reemplazado por su hermano menor al año de su reinado, quien quedaría en la historia recordado con el nombre de Ruizong. Pese a este título, la que realmente estuvo al mando del gobierno siempre fue Wu.

Además de proclamarse son el título de un varón fue más allá, y fundó la Dinastía Zhou, la única creada por una mujer

Es en este momento cuando adopta el sobrenombre de Zhou, algunos dicen que en honor a la legendaria dinastía 照, aunque hay controversia al respecto.

Contra el confucianismo

Otros eruditos creen que Wu adoptó este nombre al inventar un nuevo carácter de la lengua china, Zhou 曌/瞾, compuesto por los caracteres “brillante” y “Cielo”, interpretando que ella era “como la luz que brillaba desde el cielo».

Wu Zetian
Mausoleo del emperador Tang Gaozong y la emperatriz Wu Zetian.

Wu Zetian evadió todas las convenciones del momento, de los dictados del confucianismo y de las doctrinas predominantes que abogaban porque las mujeres debían quedar relegadas al hogar, mucho menos estar en el gobierno. Y se declaró a sí misma como “Sagrado y Divino Emperador”, no como emperatriz, lo que ocasionó más revuelo aún en la sociedad.

la llegada de Wu Zetian, y sus quince años de gobierno, vinieron a fortalecer el papel de la mujer en la historia de China

Además de proclamarse con el título de un varón fue más allá, y fundó la Dinastía Zhou, la única creada por una mujer.

Bajo la Dinastía Zhou, Wu Zetian reinó durante quince años hasta su muerte, quedando en la historia con una doble interpretación: una gobernante despiadada y de gran coraje, y al mismo tiempo, habiendo propiciado la prosperidad a la Dinastía Tang, ampliando sus territorios y expandiendo la influencia cultural de China a países como Corea y Japón.

La mujer en China

Fue la época de los Tang (618-907) un periodo brillante donde la cultura floreció, en comparación a la oscura Edad Media europea. En la China de los Tang, se cuenta que las mujeres gozaban de estatus nunca pensados en Europa. Es por esto que la llegada de Wu Zetian, y sus quince años de gobierno, vinieron a fortalecer el papel de la mujer en la historia de China.

Fue gracias a ella que el tiempo dedicado al duelo del fallecimiento de un hombre se equiparó al de las mujeres, y se escribieron biografías sobre mujeres.

Wu Zetian evadió todas las convenciones del momento, de los dictados del confucianismo y de las doctrinas predominantes

Entre otro de los logros de la emperatriz Wu está el haber considerado de extrema importancia la agricultura como elemento de prosperidad de la nación.

Para ello se encaminó a la compilación de cánones de la antigüedad dedicados a la agricultura, amplió el sistema de riegos y, en cierta forma, impulsó una auténtica reforma agraria en la China pre Tang.

Confucio, padre y maestro del pensamiento chino

Su rol en la Ruta de la seda

Incluso apoyó el comercio de la Ruta de la Seda planteando un año sin impuestos, lo que fue muy valorado por los campesinos y comerciantes. Y destinó un gran incentivo económico para el fortalecimiento de las transacciones en la Ruta de la Seda.

Una muestra de la importancia que la emperatriz tuvo entre los campesinos y comerciantes se encuentra en las Grutas Longmen, en Luoyang, declaradas Patrimonio de la Humanidad, y donde se dedicó un templo a la “Emperatriz Celestial”, Wu Zhao, pagado por ella y donde es representada como Buda Maitreya. Este es un templo que, cuentan, era visitado por los campesinos durante las épocas de inundaciones quienes se encomendaban a ella implorando buenas cosechas, y que actualmente, además, es lugar de una celebración el día de su cumpleaños.

Estela de piedra del mausoleo de Wu Zetian en China.

La política de Wu

Wu legó a la historia de China una forma diferente de incorporar a funcionarios, ya que hizo hincapié en que éstos fuesen educados, versados en letras y dejó de un lado la meritocracia, como se venía haciendo hasta ese momento. Los oficiales del momento debían conocer las Pautas para sujetos imperiales, que ella misma mandó compilar.

Wu, quien nació en el seno de una familia amante de la cultura, siempre estuvo cercana a este tipo de manifestaciones.

Fue éste también el momento de entrada de las diversas religiones en China, como el Cristianismo, Nestorianismo e Islam, y el apogeo del Budismo

Tanto el emperador Gaozong como ella fueron fervientes amantes de la cultura, de la literatura y de las artes, y tanto fue su apoyo a estas manifestaciones que, tras la muerte de Wu, florecieron poetas como Li Bai y Du Fu, que serían recordados en la historia de China como los más sobresalientes de todos los tiempos.

Bajo su mandato, Wu reunió a una serie de letrados con el objetivo de compilar en su nombre una serie de trabajos literarios.

Literatura

Entre ellos se destacan la obra de Liu Xiang (77-6 a.n.e.), catalogador de la Biblioteca imperial, Biografías de mujeres notables, que antecedió en quince siglos a la obra De mulieribus claris, de Giovanni Boccaccio (1313-1375), o las Pautas para sujetos imperiales y Nuevas enseñanzas para miembros oficiales del personal que, como comentamos anteriormente, vino a sustituir al Dao de Jing como reglas que deben seguir los oficiales del gobierno.

Entre otro de los logros de la emperatriz Wu está el haber considerado de extrema importancia la agricultura

Estos literatos trabajaban en el Palacio Imperial, y por estar ubicados en el norte, fueron conocidos con el nombre de Los escolares de la Puerta Norte.

Su rol en la historia

Este personaje innegable de la Historia de China marcó un antes y un después en el papel de las mujeres en la sociedad, y quizás por ello se creó alrededor de su figura todo un amalgama de conspiraciones, asesinatos, envidias, traiciones e injurias que la ubicaron, hasta bien entrada la época moderna de China, como una mujer despiadada que no merecía ser recordada en los anales de la historia, aunque sus logros demuestren todo lo contrario.

Además de proclamarse con el título de un varón fue más allá, y fundó la Dinastía Zhou, la única creada por una mujer

A su muerte, Wu Zetian fue enterrada en un gran mausoleo. Pero, curiosamente, su estela no fue grabada con ninguna leyenda.

Puede que como reclamo por su mal gobierno o, como otros autores defienden, fue dejada en blanco a petición de la propia emperatriz, para que cada quien sacase sus propias conclusiones sobre su reinado.

Acerca del autor

Doctora por la Universidad de Granada, con especialidad en estudios sobre China (pintura, pensamiento y cultura -2007). Es Directora de la Revista Cultural sobre China, “Bambú, Dragones y Tinta” y fue becaria de ICO y AECID en La Universidad de Beijing, China (2003/2005), para Investigación sobre su tesis doctoral acerca de la pintura china y la Paz”. Tiene un doctorado en "Paz, Conflictos y Democracia" por el "Instituto de La Paz y los Conflictos” de la Universidad de Granada, España (2001/2003), y es además licenciada en Historia del Arte por la misma Universidad de Granada, España (2001). integrante del GIDEA (Grupo de Investigación de Estudios Asiáticos) y miembro de la cátedra China desde 2021. Se desempeña como profesional independiente impartiendo formación sobre cultura y protocolo chino, actualmente para la empresa Weilai. Se define como una apasionada de China.