Innovaciones en movilidad japonesa para una sociedad más inclusiva

robot

Muchas personas mayores enfrentan desafíos con la movilidad y esto conduce al aislamiento social, lo que afecta al bienestar físico y mental. En Japón se ha comenzado a implementar el uso de los robots autónomos de movilidad para proporcionar una solución.

Estos robots no requieren que los pasajeros los operen como una silla de ruedas, lo que facilita que las personas mayores salgan y interactúen con la comunidad más fácilmente.

Un ejemplo es «RakuRo®», un robot autónomo de velocidad de marcha para un solo pasajero desarrollado por ZMP Inc. de Japón. Este fue desplegado en una instalación de cuidado de ancianos en las áreas de Tsukuda y Tsukishima en Tokio como parte del concepto de «Cinturón Médico».

Lanzado parcialmente en enero de 2022, el robot proporciona un servicio de transporte entre la instalación y tres clínicas ubicadas aproximadamente a 700 metros de distancia. Los pacientes pueden hacer una reserva en su teléfono, eligiendo la hora de recogida y el destino. En el camino de regreso, el robot puede ir por el paseo marítimo cercano, acercando al usuario a la naturaleza, como si diera un paseo.

«Cada ser humano necesita sentir el aire fresco, el sol y el viento para mantener la salud física y mental», comentó Sano Fumiaki, Líder de Negocios de RakuRo, división Robolife de ZMP. «RakuRo ayudará a aumentar su movilidad, de forma segura y cómoda. No solo mejorará su movilidad, sino que también agregará alegría a su ‘paseo’ ya que los robots saludan a los transeúntes, estimulando las comunicaciones».

Un robot completo

Para garantizar un viaje seguro, el robot cuenta con seis cámaras, cinco sensores y un botón de parada de emergencia. Está programado para reaccionar al entorno circundante. Por ejemplo, si un semáforo parpadea antes de ponerse en rojo o si hay objetos como personas o automóviles, el robot se detendrá.

«Fue seguro y pude viajar con tranquilidad», aseguró un usuario. «Solía gustarme la escalada en montaña, pero ahora estoy envejeciendo y ya no puedo hacerlo. Me alegró poder sentir el viento y experimentar cómo era escalar una montaña nuevamente durante el viaje».

La participación de más hogares de cuidado de ancianos, hospitales y clínicas en el Cinturón Médico o proyectos similares ayudará a una población envejecida, conectando clínicas más pequeñas con hospitales grandes, por ejemplo. Otros municipios también podrían considerar ofrecer servicios similares siguiendo el éxito del Cinturón Médico en las áreas de Tsukuda y Tsukishima.

+ posts

Colaboradora en ReporteAsia.

Buscá en Reporte Asia