Condenan a muerte a magnate de bienes raíces en Vietnam por caso de fraude financiero

magnate Vietnam

En un caso sin precedentes en Vietnam, Truong My Lan, magnate de bienes raíces de 67 años y presidenta de la firma Van Thinh Phat, ha sido condenada a muerte por un tribunal en la ciudad de Ho Chi Minh. Este juicio se ha destacado como uno de los más significativos en la historia del país debido a su escala y gravedad, siendo catalogado como uno de los mayores fraudes financieros a nivel mundial.

Lan fue declarada culpable de fraude por un valor de 12.500 millones de dólares, aproximadamente el 3% del Producto Interno Bruto (PIB) de Vietnam en 2022. La acusación se centró en su papel en el Saigon Joint Stock Commercial Bank (SCB), donde, entre 2012 y 2022, controló ilegalmente el banco y autorizó 2500 préstamos que causaron pérdidas de 27 millones de dólares.

El veredicto de la corte subrayó que Lan encabezaba una trama criminal organizada y sofisticada, lo que llevó al SCB a una situación de control estatal especial, erosionando la confianza del público en las instituciones gubernamentales. A pesar de algunos atenuantes, como ser su primer delito y su historial en obras benéficas, el tribunal justificó la dura condena debido a la gravedad del caso.

Lan, junto con su sobrina Truong Hue Van, directora general de Van Thinh Phat, formó parte de los 86 acusados en este caso. Van fue condenada a 17 años de prisión por su complicidad en las actividades fraudulentas.

El auge del comercio exterior brasileño en el siglo XXI: perspectivas desde Asia

La historia de Lan en el mundo empresarial se remonta a 1992, cuando ella y su familia fundaron Van Thinh Phat, que se convirtió en una de las firmas de bienes raíces más prominentes de Vietnam. Sin embargo, el éxito de su empresa se vio empañado por las acusaciones de manipulación ilegal del sistema financiero y bancario del país.

El impacto de este juicio ha generado preocupaciones sobre la integridad de otros negocios y bancos en Vietnam, afectando las perspectivas económicas del país y generando inquietudes entre los inversores extranjeros. La magnitud del fraude plantea interrogantes sobre posibles prácticas similares en otras instituciones financieras, en un momento en que Vietnam busca atraer inversiones extranjeras y diversificar sus cadenas de suministro.

A pesar de negar los cargos y culpar a sus subordinados, Lan expresó su desesperación durante la declaración final ante la corte, mencionando incluso pensamientos suicidas debido a su involucramiento en un sector bancario del cual admitió tener poco conocimiento.

El caso de Truong My Lan ha dejado una profunda impresión en Vietnam, destacando la urgencia y la severidad con la que el país está abordando la corrupción y el fraude financiero en sus instituciones clave.

+ posts

Buscá en Reporte Asia