Los equipos de rescate de Taiwán hallan más víctimas tras el terremoto

terremoto

El viernes se descubrieron dos cadáveres más en Taiwán tras el mortífero terremoto, mientras el gobierno intensificaba las labores de búsqueda y rescate antes de que concluyera el plazo crítico de 72 horas para encontrar supervivientes.

El potente seísmo, de magnitud 7,2 según las autoridades taiwanesas y 7,7 según la agencia meteorológica japonesa, sacudió el miércoles la isla autónoma, dejando unos 1.100 heridos y más de 600 personas varadas en zonas remotas.

Los dos cadáveres encontrados el viernes no se incluirán en la cifra oficial de muertos, que actualmente asciende a 10, hasta que se confirme su identidad, según las autoridades.

Tras la catástrofe, las autoridades se han apresurado a restaurar las carreteras para rescatar a las personas varadas.

El número de heridos por el terremoto de Taiwán asciende a 1.100, con 15 desaparecidos y 10 muertos

En una región montañosa del condado de Hualien, 10 personas seguían en paradero desconocido, mientras que 82 personas, entre ellas algunas con problemas de salud, fueron trasladadas en helicóptero, según las autoridades.

Muchos de los evacuados eran taiwaneses, mientras que otros eran ciudadanos japoneses, estadounidenses, de Hong Kong, Malasia y Singapur, según datos de las autoridades de rescate de Taiwán.

Dos mujeres japonesas, una madre de unos 60 años y su hija de unos 40, fueron rescatadas de un hotel situado en la ladera de una montaña del Parque Nacional de Taroko, en el condado, según informaron a la prensa.

El potente seísmo, de magnitud 7,2 según las autoridades taiwanesas y 7,7 según la agencia meteorológica japonesa, sacudió el miércoles la isla autónoma

Las dos, que no sufrieron heridas, viajaban a Taiwán desde su hogar en Nueva Zelanda.
Las autoridades continuaron repartiendo en helicóptero alimentos y agua, así como otros artículos necesarios para la supervivencia, a los cientos de personas que quedaron varadas en el hotel de Taroko y a los alumnos y profesores de un internado.

La ministra japonesa de Asuntos Exteriores, Yoko Kamikawa, declaró el viernes en Tokio que Japón proporcionará un millón de dólares en ayuda a Taiwán para las labores de socorro y recuperación tras el desastre a través de la Asociación de Intercambio Japón-Taiwán.

En la ciudad de Hualien, los obreros comenzaron la demolición de un edificio residencial que se inclinó precariamente a causa del seísmo. La fiscalía taiwanesa está investigando si la construcción defectuosa fue un factor contribuyente.

+ posts

Buscá en Reporte Asia