Paralización en las calles: la huelga de conductores de autobuses en Seúl

autobuses

Los conductores de autobuses sindicalizados de Seúl han iniciado una huelga general para exigir un aumento salarial, paralizando el funcionamiento de casi el 98 por ciento de los autobuses que circulan por la capital.

En las negociaciones salariales de última hora, llevadas a cabo desde el miércoles hasta primera hora de este jueves, el Sindicato de Conductores de Autobuses de Seúl y los representantes de la patronal no llegaron a un acuerdo sobre la demanda del sindicato, de un aumento del 12,7 por ciento en el salario por hora.

La huelga en acción: impacto yr respuesta en la ciudad

El sindicato, que cuenta con unos 18.000 miembros en 65 empresas, respondió siguiendo adelante con su huelga prevista, que afectó a 7.210 autobuses urbanos, que representan el 97,6 por ciento de los servicios de autobuses de la capital.

Se esperaba que la huelga general, la primera desde 2012, causara molestias masivas a los pasajeros en la hora punta de la mañana. El Gobierno municipal, en respuesta, aumentó las operaciones del metro para las horas punta de la mañana y la tarde, mientras que los 25 distritos de la ciudad proporcionaron servicios de transporte gratuitos de emergencia.

El sindicato de autobuses ha estado exigiendo un aumento del 12,7 por ciento en el salario por hora, alegando la fuga de su mano de obra a las regiones cercanas, pero la patronal lo desestimó por «excesivo», sobre todo teniendo en consideración la tasa de inflación de los cinco últimos años. Las dos partes tienen previsto seguir negociando para llegar a un acuerdo, incluso después del inicio de la huelga.

 

+ posts

Buscá en Reporte Asia