Japón levantan la prohibición de explotación de la central nuclear de TEPCO en la prefectura de Niigata

El organismo de control nuclear de Japón dijo que ha levantado su prohibición de facto de la operación de la planta Kashiwazaki-Kariwa de Tokyo Electric Power Company Holdings Inc. en la prefectura de Niigata, más de dos años después de que se emitiera una orden para la mejora de las medidas antiterroristas.

Según informó Kyodo News, la Autoridad de Regulación Nuclear confirmó que se habían mejorado las medidas tras inspeccionar el complejo de siete reactores situado en la costa del Mar de Japón y escuchar al presidente de TEPCO, Tomoaki Kobayakawa, pero sigue siendo incierto si la central nuclear reanudará su funcionamiento, ya que la empresa, propensa a los problemas, aún debe obtener el consentimiento local.

«Escucharemos las opiniones de los residentes y tomaremos nuestra decisión», declaró el gobernador de Niigata, Hideyo Hanazumi.

En abril de 2021, la ANR prohibió el transporte o la carga del combustible del reactor almacenado en la central debido a la insuficiencia de las medidas antiterroristas, ordenando a la empresa eléctrica que tomara medidas correctivas.

«Queremos que (TEPCO) tome esto como punto de partida y pediremos una mejora continua», tal y como se estipula en un informe sobre inspecciones, declaró el presidente de la ANR, Shinsuke Yamanaka.

El reinicio del complejo, una de las mayores centrales nucleares del mundo por producción, forma parte integral del plan de reestructuración de TEPCO para restablecer sus operaciones tras el desastre nuclear de Fukushima, desencadenado por un fuerte terremoto y un tsunami en marzo de 2011.

La crisis de la central de Fukushima Daiichi, el peor accidente nuclear desde la catástrofe de Chernóbil de 1986, provocó el desguace del complejo, así como de la central de Fukushima Daini de TEPCO.

Se descubrió que la central de Kashiwazaki-Kariwa era vulnerable a la entrada no autorizada en múltiples ubicaciones debido a sistemas defectuosos de detección de intrusos y copias de seguridad, con fallos de seguridad descubiertos desde enero de 2021, según la NRA.

Los fallos de seguridad salieron a la luz a pesar de que los reactores números 6 y 7 del complejo habían cumplido las normas de seguridad más estrictas de la ANR, impuestas tras el desastre nuclear de 2011.

La autoridad confirmó que se habían mejorado las medidas para evitar la fuga de materiales radiactivos mediante 4.268 horas adicionales de inspecciones, según los reguladores.

+ posts

Buscá en Reporte Asia