Aumentan las protestas contra los controles de COVID en Guangzhou, Shanghai, Pekín y otras ciudades chinas

Guangzhou
Agentes de policía hacen guardia mientras la gente protesta por las restricciones de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) y celebra una vigilia para conmemorar a las víctimas de un incendio en Urumqi, mientras continúan los brotes de la enfermedad del coronavirus, en Pekín, China, el 27 de noviembre de 2022. REUTERS/Thomas Peter

Los habitantes de Guangzhou, centro manufacturero del sur de China, se enfrentaron el martes por la noche a la policía antidisturbios vestida con trajes blancos, según mostraron los vídeos de las redes sociales, al desbordarse la frustración por las estrictas normas sobre el COVID-19 tras tres años de pandemia.

Los enfrentamientos supusieron una escalada de las protestas en el centro comercial de Shanghái, en la capital, Pekín, y en otras ciudades durante el fin de semana, en la mayor ola de desobediencia civil de China continental desde que el presidente Xi Jinping asumió el poder hace una década.

En un vídeo que circula por Twitter, se ve a decenas de policías antidisturbios vestidos de blanco y con escudos sobre sus cabezas, avanzando en formación sobre lo que parecen ser barreras de contención arrancadas mientras vuelan objetos contra ellos.

Más tarde se ve a la policía escoltando a una fila de personas esposadas hacia un lugar desconocido.

Otro vídeo muestra a personas lanzando objetos duros a la policía, mientras que un tercero muestra cómo un bote de gas lacrimógeno cae en medio de una pequeña multitud en una calle estrecha, y la gente corre entonces en todas direcciones para escapar del humo.

Guangzhou, una ciudad portuaria en expansión situada al norte de Hong Kong, en la provincia de Guangdong, es el hogar de muchos trabajadores rurales migrantes de las fábricas, y las autoridades anunciaron a última hora del martes que permitirían a los contactos cercanos de los casos de COVID estar en cuarentena en sus casas en lugar de obligarlos a ir a refugios improvisados.

La medida rompió con la práctica habitual de la política china de cero COVID.

En Zhengzhou, donde se encuentra una enorme fábrica de Foxconn que fabrica los iPhones de Apple y que ha sido escenario de disturbios entre los trabajadores a causa del COVID, las autoridades anunciaron la reanudación "ordenada" de los negocios, incluidos supermercados, gimnasios y restaurantes.

Sin embargo, también publicaron una larga lista de edificios de alto riesgo que permanecerían cerrados.

Horas antes de esos anuncios, las autoridades sanitarias nacionales dijeron el martes que China respondería a las "preocupaciones urgentes" planteadas por el público y que las normas del COVID debían aplicarse con mayor flexibilidad, según las condiciones específicas de cada región.

las autoridades anunciaron a última hora del martes que permitirían a los contactos cercanos de los casos de COVID estar en cuarentena en sus casas en lugar de obligarlos a ir a refugios improvisados

Pero aunque la flexibilización de las medidas, que se produce mientras China registra récords diarios de casos de COVID, parece ser un intento de apaciguar a la población en general, las autoridades también han empezado a buscar a quienes han participado en las recientes protestas.

"Uno de mis amigos que publicó un vídeo en el que se pedía la dimisión de Xi fue detenido por la policía anoche", dijo a Reuters un residente de Pekín que pidió permanecer en el anonimato.

"Otros amigos que publicaron vídeos similares tuvieron que ir a la comisaría. La mayoría fueron retenidos durante unas horas y se les pidió que firmaran un papel prometiendo que no volverían a hacerlo. Y la mayoría ya ha borrado sus posts".

Fuerzas hostiles

En una declaración que no se refería a las protestas, el máximo órgano del Partido Comunista a cargo de las fuerzas del orden dijo a última hora del martes que China reprimirá decididamente "las actividades de infiltración y sabotaje de las fuerzas hostiles".

La Comisión Central de Asuntos Políticos y Jurídicos dijo también que no se tolerarían "los actos ilegales y delictivos que perturben el orden social".

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha dicho que los derechos y las libertades deben ejercerse dentro del marco de la ley.

El portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo el martes que no se debe dañar físicamente ni intimidar a los manifestantes en China.

Las autoridades chinas comienzan a investigar a las personas que protestan por las restricciones por COVID

Aunque el número de infecciones y muertes es bajo en comparación con los estándares mundiales, el COVID se ha extendido a pesar de que China se ha aislado en gran medida del mundo y ha exigido importantes sacrificios a su población para cumplir con las pruebas frecuentes y el aislamiento prolongado.

Los bloqueos han exacerbado una de las mayores ralentizaciones del crecimiento que ha sufrido China en décadas, perturbando las cadenas de suministro mundiales y agitando los mercados financieros.

La directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, señaló una posible rebaja en las previsiones de crecimiento económico del Fondo para China.

Reuters verificó que los vídeos habían sido grabados en el distrito de Haizhu, en Guangzhou, pero no pudo determinar la secuencia exacta de los hechos ni qué provocó los enfrentamientos.

En las redes sociales se dijo que los enfrentamientos se produjeron el martes por la noche y que fueron causados por una disputa sobre las restricciones de acceso.

Los bloqueos han exacerbado una de las mayores ralentizaciones del crecimiento que ha sufrido China en décadas

El gobierno de Guangzhou, una ciudad muy afectada por la última ola de infecciones, no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Artículo republicado de The Wire en el marco de un acuerdo entre ambas partes para compartir contenido. Link al artículo original:https://thewire.in/world/protests-against-covid-curbs-escalate-in-guangzhou-shanghai-beijing-other-chinese-cities

Acerca del autor

Jefe de la oficina de Shanghai en Reuters cubriendo la tecnología de China.