Declaración conjunta de ministros de asuntos exteriores sobre la situación en Myanmar

junta Myanmar

En el tercer aniversario del golpe militar en Myanmar, representantes de Corea del Sur, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Noruega, Suiza, Reino Unido, Estados Unidos y la Unión Europea han unido sus voces en una declaración conjunta para abordar la crisis humanitaria que persiste bajo el régimen militar en el país.

El golpe militar del 1 de febrero de 2021 sumió a Myanmar en una espiral de violencia y represión, con un aumento preocupante de la violencia contra civiles y la detención injusta de miles de personas. Los informes de violaciones de derechos humanos, incluidos ataques aéreos y discriminación sistemática contra grupos religiosos y étnicos, son motivo de profunda preocupación.

En este contexto, la comunidad internacional condena enérgicamente las atrocidades y violaciones de derechos humanos perpetradas por el régimen militar y hace un llamado urgente para que pongan fin a la violencia, liberen a los presos políticos y permitan el acceso pleno de la ayuda humanitaria.

Se destaca el respaldo a los esfuerzos de la ASEAN para resolver la crisis, incluida la aplicación del Consenso de Cinco Puntos, y se insta al régimen militar a comprometerse con un diálogo inclusivo y a respetar los principios democráticos.

La ASEAN respalda el corredor humanitario tailandés para los refugiados de Myanmar

Además, se reitera el apoyo a la plena aplicación de la resolución 2669 (2022) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y se hace un llamamiento a las Naciones Unidas para intensificar sus esfuerzos en Myanmar, incluido el nombramiento de un Enviado Especial.

Se insta a la comunidad internacional a apoyar los esfuerzos para presionar al ejército de Myanmar, cesar el suministro de armas y material, y abordar las necesidades humanitarias urgentes tanto dentro del país como entre los refugiados.

A tres años del golpe militar, Corea del Sur reafirma su compromiso de contribuir a una resolución pacífica de la crisis de Myanmar en estrecha colaboración con la comunidad internacional.

Esta declaración subraya el firme compromiso de la comunidad internacional para promover la paz, la democracia y los derechos humanos en Myanmar, y destaca la importancia de un enfoque colectivo para abordar esta crisis en curso.

+ posts

Buscá en Reporte Asia